Amor en defensa propia

Amor en defensa propia

Sinopsis

Rubén y Adriana acaban de conocerse, por azares del destino, en la barra de un bar. Ambos huyen de las ruinas de una vida anterior llena de engaños. Ella, pintora, tiene un hijo al que no ve, y él, futbolista retirado, es un estafador de poca monta. Dos cuarentones que le piden una enésima oportunidad a la vida, pero que se enfrentarán al peso de un pasado que no les deja apenas espacio para respirar. Una casualidad que siembra la esperanza en sus vidas. Rubén (Gustavo Garzón) y Adriana (Ana Fernández), dos cuarentones solitarios, acaban de conocerse casualmente en la barra de un bar cualquiera, ambos huyen de un pasado lleno de mentiras y palos de ciego. Ambos quieren volver a empezar, entre mentiras piadosas, tratando de darse una nueva oportunidad. Él es un ex-futbolista incapaz de poner orden en su vida aprovechándose de la ingenuidad de in puñado de incautos, y ella es una pintora que apenas se relaciona con su hijo. Entre los dos suman tres divorcios. A ambos les costará deshacerse de los escombros de sus viejas vidas para empezar a construir algo juntos con un mínimo de sentido. Rafa Russo, guionista de Lluvia en los zapatos o Aunque tú no lo sepas, debuta en el mundo del largo con la experiencia a las espaldas de una exitosa carrera como cortometrajista. La cinta está protagonizada por Ana Fernández (Solas) y el actor argentino Gustavo Garzón (El buen destino).