El caso Slevin

Sinopsis

A Slevin su novia acaba de abandonarle y su casa está en ruinas, por lo que su vida es de todo menos idílica. Dispuesto a olvidarse de sus problemas y a tomarse un respiro, decide marcharse al apartamento que su amigo Nick tiene en Nueva York. Allí conoce a Lindsey, una vecina del inmueble, por la que siente una enorme atracción. Por su parte, El Jefe y El Rabino, los dos mafiosos más temidos de la ciudad, están enfrentados y por una casualidad del destino, ambos buscan a Nick para saldar sus cuentas. Confundido con su amigo y obligado a cometer un delito, Slevin junto a Lindsey, buscará una salida que le permita escapar con vida de tan grotesca situación. Este film, dirigido por el escocés Paul McGuigan (que repite junto a Josh Hartnett después de "Obsesión"), está producido por la productora Film Engine, una pequeña empresa formada por jóvenes en la que participa el propio Hartnett. Con un reparto de excepción en el que destacan Bruce Willis (El sexto sentido), Morgan Freeman (Million DólarBaby), Sir Ben Kingsley (El triunfo del amor), Lucy Liu (Los Ángeles de Charlie) y Stanley Tucci (La Terminal) además de Josh Hartnett, la película se sumerge en el turbio submundo de las mafias newyorkinas neoyorquinas con un antihéroe poco convencional, aunque eso sí, de gran atractivo y todo un ídolo juvenil.