Tecnología en la frontera: Marruecos y España vigilan la puerta de Europa con cámaras, reconocimiento facial y satélites

En 2019 España actualizó las cámaras de la frontera entre Marruecos y Ceuta.
En 2019 España actualizó las cámaras de la frontera entre Marruecos y Ceuta.
Unsplash

Esta semana se ha alcanzado un récord de entradas irregulares de personas migrantes desde Marruecos a Ceuta. El registro final de entradas es de 8.000 personas, muchas de ellas menores de edad, según cifras del Ministerio del Interior. Se ha confirmado que 4.000 de ellas ya han sido repatriadas.

¿Cómo es esto posible? ¿Qué tipo de control se ejerce sobre las fronteras? Además de la alambrada y de todo el personal policial que se tiene en tierra, no son pocos los medios tecnológicos con los que cuenta Marruecos para frenar la llegada de personas migrantes a España a través de la ciudad autónoma de Ceuta.

A principios de este año, el Gobierno español anunciaba una dotación de más de 10 millones de euros para financiar la compra de material de seguridad para la frontera, en concreto para la adquisición de cámaras térmicas con posicionador y visores de visión nocturna. Y otros casi 14 millones de euros para vehículos 4x4. A esto hay que sumar otra inversión reciente, el pasado mes de septiembre, de unos 50.000 euros para la instalación y formación de equipos de telecomunicaciones náuticas.

Pero esta no ha sido la única apuesta tecnológica para vigilar la frontera: en 2019 el Ministerio del Interior español actualizó el sistema de circuito cerrado de televisión (CCTV) en todo el perímetro fronterizo de Ceuta, sustituyendo 52 cámaras -principalmente de mediados de los 90 y muchas obsoletas- por 14 nuevas más técnicas e implementando una plataforma de control del sistema CCTV más moderna.

Asimismo, una de las medidas estrella anunciada entonces por Interior fue la tecnología de reconocimiento facial, que se ponía en marcha no solo en la frontera de Ceuta con Marruecos, sino también en la del enclave de Melilla. El objetivo declarado de esta era reducir el tiempo necesario para realizar controles fronterizos y aumentar la seguridad en los cruces utilizados por miles de personas a diario.

Todos estos medios terrestres no están solos: en el mismo 2019, el International Center for Migration Policy Development (ICMPD), entidad con sede en Viena, licitó la compra de 15 drones y abundante material forense y tecnológico. Vehículos aéreos no tripulados que se suman a los no pocos sistemas por aire con los que cuenta el país africano.

Desde los cielos se vigila el mar gracias a la tecnología punta que envía Estados Unidos a Marruecos. Se utilizan radares estadounidenses en los aviones y drones marroquíes que permiten una detección más precisa. Además, según informaba el diario El Español a finales de noviembre, la Marina del país cuenta con unidades de Beech Super King Air, una aeronave bimotor equipada con tecnología para misiones de vigilancia, adquisición de objetivos y reconocimiento cuya misión es la de controlar desde el aire los movimientos cerca de las costas.

Un poco más arriba, ya en la órbita terrestre, Marruecos cuenta, al menos, con dos satélites militares que pueden emplearse para la vigilancia del territorio. Ambos aparatos fueros desarrollados por Thales Alenia Space y Airbus Defence and Space. El primero, bautizado como ‘Mohammed VI’, se lanzó en 2017 y el segundo, llamado ‘Mohammed VI-B’, en 2018, los dos a bordo de un cohete Vega.

Finalmente, el mar no se queda libre de atención cuando se trata de controlar fronteras, de hecho, es uno de los puntos que más recursos requiere. Normalmente se suelen utilizar barcos y los ya mencionados aviones de vigilancia costera. En el caso de Marruecos, el componente que más se ha modernizado son los radares que llevan estas naves y que son capaces de detectar embarcaciones y pateras a larga distancia.

Tanto España como Marruecos tienen desplegados patrulleros costeros, algunos de ellos más antiguos, pero otros ya cuentan con las últimas tecnologías actuales.

La lista es posiblemente mucho más larga y, de hecho, para tratar de hacer frente a la actual crisis, el Consejo de Ministros ha aprobado este martes una partida de 30 millones de euros destinada a que Marruecos aumente y modernice los medios humanos y materiales en la frontera.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento