Aeropuerto de Barajas
Imagen de archivo del aeropuerto de Barajas. JORGE PARÍS

Los representantes de los trabajadores de AENA han decidido este jueves vincular las posibles movilizaciones e incluso una convocatoria de huelga a las negociaciones de la próxima semana con representantes del ente público, informaron fuentes de los sindicatos.

Las mismas fuentes indicaron que se ha decidido "posponer" las movilizaciones dado que el "escenario ha cambiado", que ahora "no es el momento oportuno" y que se va a abrir una mesa de diálogo con AENA. Ahora no es el momento oportunoEl pasado sábado el Gobierno decretó el estado de alarma por la huelga salvaje de los controladores que obligó a cerrar el espacio aéreo español.

En esta mesa se espera que el ente explique cómo se va a abordar esa privatización y en qué va a consistir, ya que la convocatoria de las movilizaciones dependerá de esas conversaciones pero, en todo caso, serán después de navidades, según las fuentes.

Fuentes sindicales indicaron  que, durante el tiempo que duren las negociaciones con Fomento se van a mantener movilizaciones internas, asambleas, para tener informados a todos los trabajadores y adoptar en su momento las posturas más adecuadas a la situación.

Según ha informado este jueves Unión Sindical Obrera (USO) en un comunicado, la propuesta del Gobierno de privatizar Aena no sólo empeora el modelo actual de gestión, sino que incumple las premisas "mínimas" que los sindicatos han planteado al gestor aeroportuario.

Asimismo, los sindicatos han explicado que la intensidad de las movilizaciones que se lleven a cabo se decidirá en función del resultado de las negociaciones y han reconocido que, por el momento, no se ha descartado ninguna medida.

En este sentido, la coordinadora hace además un llamamiento a los trabajadores de Aena para que estén en alerta permanente para analizar o secundar todas las movilizaciones que se convoquen en los centros de trabajo.

CC OO, UGT y USO habían anunciado el pasado jueves que estaban en contra de las medidas anunciadas por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de privatizar el 49% de AENA y de dar la explotación en forma de concesión de los aeropuertos de Madrid y Barcelona.

Para los representantes sindicales, la postura del Gobierno no supone otra cosa que "cargarse AENA", porque rompe "la cohesión de la red en España".

Añadieron que el Gobierno quiere "recaudar" al privatizar las "joyas de la corona", como los aeropuertos de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat.