Un hombre de 72 años mata a sus dos nietos con los que se atrincheró toda la noche y luego se suicida en Huétor Tájar (Granada)

El hombre se ha quitado la vida cuando la Guardia Civil ha irrumpido en su vivienda.
El hombre se ha quitado la vida cuando la Guardia Civil ha irrumpido en su vivienda.
El hombre se ha quitado la vida cuando la Guardia Civil ha irrumpido en su vivienda.
El hombre se ha quitado la vida cuando la Guardia Civil ha irrumpido en su vivienda.
Atlas

Un hombre de 72 años ha matado a sus nietos de 10 y 12 años en la madrugada de este lunes y después se ha suicidado en su vivienda de Huétor Tájar (Granada), donde permanecía atrincherado con los menores desde el domingo, en posesión de un arma de fuego.

El abuelo se atrincheró en la vivienda después de una acalorada discusión con su yerno, el padre de los niños, que abandonó la casa al percatarse de que el septuagenario estaba armado. Tras el aviso de los vecinos y las primeras pesquisas y mediaciones de la Guardia Civil y la Policía Local del municipio, se trasladó hasta el lugar la Unidad Especial de Intervención (UEI), que estuvo negociando durante la madrugada con el atrincherado hasta que finalmente irrumpieron en el hogar justamente cuando el hombre se estaba quitando la vida.

Durante la entrada, los agentes especiales identificaron los cuerpos sin vida de los menores en dos habitaciones distintas: uno con heridas de arma de fuego y el otro sin ningún tipo de daños visibles. Fuentes del Ayuntamiento consultadas por 20minutos revelan que un "problema emocional" relacionado con la traumática muerte de su hija -la madre de los niños asesinados- y su mujer en un accidente de tráfico con un coche que él conducía estaría detrás de este trágico suceso.

Tarde del domingo, "situación de conflicto"

Todo comenzó en la tarde del domingo en el domicilio del hombre de 72 años, cuando los vecinos fueron testigos de una discusión del abuelo con su yerno, padre de los niños. La disputa tuvo lugar en presencia de los menores y, en ella, el homicida mostró la escopeta de calibre 12 para la que tenía licencia de caza, lo que obligó al yerno a abandonar el domicilio. Los vecinos escucharon y alertaron a 112 de la situación de tensión y "conflicto" entre ambos familiares y la actitud amenazante del abuelo. De inmediato, Emergencias dio aviso a la Guardia Civil y se trasladaron al lugar varias dotaciones y cuerpos policiales.

Los agentes estuvieron acompañados de un mediador que estuvo en contacto con el abuelo "de manera casi permanente a modo de negociar la solución al conflicto", según declaró el delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández. El representante del Ejecutivo añadió que el hombre realizó dos disparos al aire desde la ventana pasadas las 10 de la noche, aproximadamente cuando llegaron los guardias civiles, para advertir de que estaba armado.

Varias personas congregadas cerca de la vivienda del abuelo.
Varias personas congregadas cerca de la vivienda del abuelo.
Miguel Ángel Molina/EFE

Ante el elevado riesgo para los menores, la Guardia Civil activó un nuevo protocolo y se dirigió desde Madrid la Unidad Especial de Intervención (UEI), junto a otro negociador que tomó el relevo del anterior y que estuvo mediando "pacíficamente" con el abuelo hasta las 5:00 horas. En el transcurso de las labores de mediación, el abuelo trasladó a los agentes que cesaba la conversación porque debía preparar a sus nietos para que acudieran por la mañana a sus centros educativos.

El hallazgo

Los agentes confiaron y se mantuvieron a la espera con vigilancia permanente utilizando "todos los medios tecnológicos al alcance" para visibilizar y escuchar lo que pudiera ocurrir en el interior de la casa. Sin embargo, en vista de que los menores no salían de la vivienda para ir al colegio y al instituto sobre las 8:25, los agentes especiales decidieron irrumpir en el hogar, momento exacto en el que el asesino se quitó la vida con la escopeta de caza.

Fue en ese momento cuando los miembros de la UIE hallaron sin vida a los menores en sendas habitaciones. Uno de ellos presentaba en su cuerpo heridas causadas por el arma que portaba el abuelo y el otro no mostraba signos visibles de violencia. Tras conocerse el fallecimiento de los tres familiares, se han dirigido hacia el domicilio los servicios fúnebres.

El delegado ha señalado que será la autopsia la que determine las causas y horas exactas de los fallecimientos, aunque fuentes de la Guardia Civil indican que los investigadores trabajan con la idea de que los asesinatos se produjeron horas antes del hallazgo.  

"Problema emocional"

La principal hipótesis es que el hombre habría actuado por un "problema emocional" causado por el fallecimiento de su hija -madre de los niños- y de su mujer en un accidente de tráfico ocurrido hace dos meses, según confirmaron fuentes del Consistorio a este periódico. En aquel siniestro conducía el coche el asesino de los niños, y también se encontraban dentro del vehículo los dos menores, que sobrevivieron al accidente aunque resultaron heridos.

El hombre de 72 años que ha matado a sus dos nietos de 10 y 12 y después se ha suicidado en Huétor Tájar (Granada) tras atrincherarse toda la noche con ellos y con un arma de fuego habría actuado por un "problema emocional" causado por un accidente de tráfico que hace dos meses se llevó la vida de su hija, madre de los niños, y su mujer en un coche que él mismo conducía.
Un guardia civil junto a los servicios funerarios en el acceso a la vivienda del homicida.

Aquella tragedia tuvo lugar el pasado 19 de marzo en la localidad granadina de Loja, como consecuencia de la colisión del coche contra un muro. Según informaban entonces, el asesino de los niños, que conducía aquel vehículo, sufrió un desmayo durante el trayecto. Este precedente guarda estrecha relación con la bronca del domingo entre el abuelo y el padre de los niños, ya que las discusiones fueron frecuentes a raíz del accidente, por ejemplo, sobre la retirada del permiso de conducir del abuelo, la exigencia del padre de que no vea a sus hijos o las acusaciones y sentimientos de culpa sobre lo ocurrido en marzo.

Luto en Andalucía

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha expresado sus condolencias en sus redes sociales por lo ocurrido y ha manifestado que se siente "horrorizado" ante el suceso, que califica de hecho "terrible".

"Todo nuestro cariño a los familiares de los dos niños y el abrazo de toda Andalucía a los vecinos del municipio", ha indicado este lunes el presidente en su cuenta en la red social X.

Por su parte, el secretario general del PSOE-A, Juan Espadas, también ha señalado que siente "mucho dolor e impotencia tras conocer este dramático suceso". "Mi más sincero pésame y un fuerte abrazo a la familia y allegados de los niños, víctimas de este horror", ha indicado. También ha mandado "mucha fuerza al alcalde, Fernando Delgado, y a todos los vecinos y vecinas de Huétor Tájar".

El consejero andaluz de la Presidencia, Interior, Diálogo Social y Simplificación Administrativa, Antonio Sanz, ha indicado que están "conmocionados por el terrible suceso en Huétor Tájar".

Se ha mostrado "consternado" por lo ocurrido el secretario general del PP andaluz, Antonio Repullo. "Desde el PP andaluz lamentamos este dramático suceso y mandamos todo nuestro cariño a la familia de los dos pequeños", ha dicho en su cuenta en X. 

Redactor '20minutos'

Estudiante de doble grado de Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Carlos III de Madrid. Escribo en la sección Última Hora del periódico 20minutos desde 2023, mientras dirijo la sección de Política del periódico universitario La Colmena, asisto a torneos de debate nacionales, juzgo varias ligas preuniversitarias y formo equipos de debate escolares. Cuento con buenas habilidades para la redacción, locución, diseño, edición y manejo de redes sociales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento