Cataluña pone límites al despilfarro de agua con multas de hasta 3.000 euros

Joaquim, vecino de Barcelona regando su huerto.
Joaquim, vecino de Barcelona regando su huerto.
Joaquim, vecino de Barcelona regando su huerto.
Joaquim, vecino de Barcelona, regando su huerto.
Atlas

Cataluña se encuentra sumida en una grave sequía que ha dejado los embalses bajo mínimos. Desde el Govern, han tratado de paliar con la imposición de un plan de emergencia en el que se incluyen restricciones y un endurecimiento de las sanciones para evitar su despilfarro, según anunció el pasado jueves el conseller d'Acció Climática, David Mascort. 

Los vecinos tendrán que tener cuidado, pues podrán ser multados por realizar acciones cotidianas como regar el jardín, lavar el coche o llenar las piscinas en casa y en centros deportivos. Además, estas sanciones podrían ir desde los 750 euros y llegar a alcanzar los 3.000 dependiendo del caso. 

En Alella, un municipio del Maresme, en Barcelona, el Ayuntamiento sancionará especialmente a quienes tengan un jardín o piscina que se exceda del consumo de agua. Allí Joaquim, un vecino entrevistado por Atlas, ha instalado un gota a gota "para no gastar tanta agua como antes". 

En otras localidades como Begur, en la comarca del Baix Empurdà (Girona)  una empresa ha sido obligado a reducir drásticamente el uso de agua tras gastar 3,2 millones de litros para llenar piscinas. En Lloret de Mar (Girona) varios hoteles se han puesto de acuerdo para comprar una desaladora que abastezca sus piscinas. 

¿Cómo serán las multas y restricciones?

Las multas estarán divididas en tres grupos dependiendo de la gravedad de la infracción. Las más leves (lavar el coche o regar el jardín en espacios menores a 1.000 m²) llegarán a los 750 euros. Las infracciones graves (regar jardines de 1.000 a 3.000 m² o llenar piscinas de 72 a 300 m²), se situarán entre los 751 y 1.500 euros. Por último, las 'muy graves' (regar jardines de más de 3.000 m² o llenar piscinas de más de 300 m²), oscilan entre los 1.501 hasta los 3.000 euros. 

Si los vecinos quieren evitar ser multados mientras riegan el jardín, tendrán que hacerlo con agua feática, pues el uso de agua potable queda prohibido. Para lavar el coche, tendrán que hacerlo en túneles de lavado que dispongan de un sistema de recirculación del agua. Por su parte, las piscinas de centros deportivos podrán llenarse durante las dos primeras fases de emergencia y, el resto, solo se llenaran de manera parcial. 

En casa, los sólo se podrán consumir 200 litros por persona al día y será la ACA (Agencia Catalana del Agua) quien se encargue de controlar el agua que gasta un municipio cada día, haciendo que el control del consumo recaiga en los ayuntamientos. 

20minutos

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento