No solo es Estados Unidos: el fentanilo se extiende por el mundo y se convierte en una "amenaza global"

Personas sin hogar en medio de la crisis de opioides en Kensington, Filadelfia, en julio de 2023.
Personas sin hogar en medio de la crisis de opioides en Kensington, Filadelfia, en julio de 2023.
Anadolu Agency/Getty Images
Personas sin hogar en medio de la crisis de opioides en Kensington, Filadelfia, en julio de 2023.

"Una amenaza global". Así calificó Antony Blinken, secretario de Estado de EEUU, la proliferación del fentanilo y de otras drogas sintéticas, las cuales son responsables de la epidemia de sobredosis sin precedentes que azota a su país. "Estados Unidos puede haber sido hasta cierto punto un canario en una mina de carbón en lo que respecta al fentanilo, pero, por desgracia, no estamos solos", dijo el político durante la Asamblea General de la ONU celebrada en Nueva York el pasado mes de septiembre. Hasta ahora, el fentanilo y sus derivados solo habían representado un grave problema para Estados Unidos, Canadá y para algunos países europeos como Estonia. Sin embargo, la detección de este opioide sintético extremadamente potente en más países ha hecho saltar las alarmas.

También preocupan los cambios que pueda sufrir el mercado de drogas tras la prohibición del cultivo de amapola implementada por el régimen talibán en Afganistán. Esto se debe a que dicha planta es utilizada para producir la heroína que se distribuye desde hace años en Europa y, el hecho de que se elimine la materia prima empleada por el mayor productor de opio del mundo podría provocar que los narcotraficantes opten por comenzar a producir y vender opioides y otras drogas de origen sintético, como el fentanilo. Además, cabe destacar que la heroína continúa siendo el opioide de procedencia ilícita más consumido de Europa, según indica el European Drug Report.

¿Una amenaza para Europa?

No obstante, a pesar de que el fentanilo no se sitúa entre las drogas más extendidas a nivel mundial y de que solo parece ser un problema en Estados Unidos y Canadá, la preocupación ha llegado hasta Europa. De hecho, días después de que Blinken afirmara que el fentanilo y otras drogas sintéticas son una amenaza para todo el mundo, la comisaria europea de Asuntos de Interior, Ylva Johansson, indicó al medio Politico que Europa tenía que prepararse para la llegada del fentanilo y de otras drogas sintéticas. "O es un problema que tienen, que no saben que tienen, o es un problema que tendrán", le dijo Blinken a Johansson, quien también afirmó que la Unión Europea tiene la "capacidad" para producir fentanilo ilícito.

Según el European Drug Report, las fuerzas de seguridad realizaron 187 incautaciones de derivados del fentanilo en doce países en 2021. En concreto, fueron confiscados unos cinco kilos y medio y casi 5.500 tabletas de estos estupefacientes en el continente europeo. Además, el fentanilo y sus derivados estuvieron relacionados con al menos 137 muertes ese mismo año y la mayoría de ellas tuvieron lugar en Alemania. En el informe también se destaca que las cifras pueden ser mayores y que muchas de las muertes podrían estar relacionadas con un uso indebido del fentanilo prescrito por los profesionales de la salud y no por consumo de fentanilo ilícito

Por lo tanto, el hecho de que se atribuyan parte de las muertes al consumo indebido de fentanilo recetado indica que en Europa se podría llegar a los niveles de Estados Unidos si entra en juego el fentanilo ilegal. En la mayoría de los países europeos, incluyendo a España, el control de los sistemas sanitarios sobre estos medicamentos es bastante riguroso y se emplea en casos concretos. Según indicaron previamente a este medio varios profesionales de la salud, en España solo se utiliza fentanilo durante la anestesia general y para tratar el dolor crónico u oncológico. Además, nunca se prescribe de manera inicial.

Sin embargo, recientemente han saltado las alarmas después de que la Policía Nacional incautara el pasado 16 de noviembre ocho comprimidos de fentanilo en Cádiz que estaban en poder de un vendedor de cocaína. Días más tarde, el doctor Andreu Cueva, anestesista del Hospital Vithas Valencia Consuelo, advirtió durante una charla en la sede de la Policía Local de dicha ciudad que España "podría enfrentarse a un problema serio con el fentanilo" en un par de años. Además, indicó que "si por un kilogramo de cocaína [los narcotraficantes] sacan unos 50.000 euros aproximadamente, por un kilo de fentanilo pueden sacar en torno a un millón de euros".

Fentanilo lícito

  • En lo que respecta al fentanilo de procedencia legal, los países que más consumen esta droga son Estados Unidos (19,3% del total mundial), Alemania (14,5%) y España (11,8%); mientras que los principales productores de este medicamento recetado para el dolor crónico u oncológico son EEUU, Alemania, Bélgica y Reino Unido. Por su parte, los países que más exportan esta droga son Alemania, Bélgica y Estados Unidos; y los que más la importan son Alemania, España e Italia, según indica la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE).

En el resto de Europa también existe cierta preocupación al respecto debido a que en países como Estonia y Lituania los opioides sintéticos representan "una proporción significativa de las muertes por sobredosis". En Lituania los opioides estuvieron implicados en el 90% de las muertes por abuso de drogas en 2017. La principal culpable de dichas muertes fue la heroína, pero también se detectaron fallecimientos por consumo de metadona, fentanilo y carfentanilo. Ese mismo año murieron en Estonia 110 personas por sobredosis de opioides sintéticos, la mayoría de ellos a causa del fentanilo y de sus derivados.

En Reino Unido se han reportado casos esporádicos de muertes por consumo de fentanilo. No obstante, un informe publicado en 2020 por el Advisory Council on the Misuse of Drugs indica que las muertes relacionadas con el fentanilo han aumentado y que las cifras "pueden estar subestimadas porque a veces no se llevan a cabo análisis forenses suficientemente detallados". En 2017 se registraron en Inglaterra y Gales un total de 75 muertes asociadas al fentanilo. También se contabilizaron 27 fallecimientos relacionados con carfentanilo, un opioide sintético empleado para anestesiar animales de gran tamaño que es 10.000 veces más potente que la morfina.

Una mujer fuma fentanilo en las calles de Los Ángeles, California (EEUU) en mayo de 2023.
Una mujer fuma fentanilo en las calles de Los Ángeles, California (EEUU) en mayo de 2023.
Irfan Khan/GettyImages

Fentanilo en las Américas y Oceanía

La presencia de fentanilo en América no se limita a Estados Unidos y la droga también está causando estragos en Canadá. Según el Gobierno canadiense más de 38.500 personas murieron en el país entre 2016 y 2022 por "aparente" consumo de opioides. Durante los tres primeros meses de 2018 se registraron en torno a 11 muertes al día por consumo de opioides, mientras que en 2021 y 2022 la tasa se elevó hasta llegar a los 21 fallecimientos diarios en promedio. Según indica el Canadian Centre on Substance Use and Addiction, el fentanilo estuvo involucrado en el 85% de las muertes por sobredosis de opioides registradas en el mismo periodo de 2022. Por su parte, los datos preliminares de 2023 apuntan a que el fentanilo estuvo involucrado en el 81% de la muertes por abuso de opioides que se produjeron de enero a marzo.

En Latinoamérica el fentanilo todavía no representa una preocupación como en Estados Unidos o en Canadá y así lo confirmó a la cadena France24 en septiembre Adam Isacson, director del Programa de Veeduría de Defensa de la Oficina de Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA). Sin embargo, las alarmas saltaron en Centroamérica el pasado 21 de noviembre después de que Costa Rica informara que había desarticulado la primera banda de la región dedicada a la venta y distribución de fentanilo. Además, días antes Honduras había incautado 48.600 dosis de fentanilo que se encontraban ocultas en un contenedor procedente de Europa.

Oceanía tampoco parece librarse de la amenaza del fentanilo. Según un informe publicado por la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes el pasado mes de marzo, tanto esta droga sintética como otros opioides se están expandiendo en dicho continente. De hecho, según recordó el propio Blinken durante su intervención en la Asamblea General de la ONU, el año pasado Australia incautó 5 millones de dosis de fentanilo, el mayor cargamento que las autoridades de dicho país han visto hasta ahora. Además, el político expresó que existen otras drogas sintéticas que están causando estragos en muchas regiones del planeta: el tramadol en África, el captagón en Oriente Medio y la ketamina y las anfetaminas en el resto de Asia.

Claudia Maniscalco
Redactora '20minutos'

Graduada en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid. He trabajado en la sección de Ciudades escribiendo noticias de actualidad, así como también temas SEO enfocados al ámbito local. También he pasado por Cierre y en la actualidad escribo en la sección de Última Hora.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento