Coalición Canaria, la clave del voto '172' que otorgaría una mayoría a Sánchez o Feijóo de cara a las consultas con Felipe VI

Coalición Canaria, la clave del voto '172' que otorgaría una mayoría a Sánchez o Feijóo de cara a las consultas con Felipe VI
Coalición Canaria, la clave del voto '172' que otorgaría una mayoría a Sánchez o Feijóo de cara a las consultas con Felipe VI
Coalición Canaria, la clave del voto '172' que otorgaría una mayoría a Sánchez o Feijóo de cara a las consultas con Felipe VI
Coalición Canaria, la clave del voto '172' que otorgaría una mayoría a Sánchez o Feijóo de cara a las consultas con Felipe VI
Atlas

El baile de escaños por el voto de los residentes en el exterior, por el que el PP ganó un diputado por Madrid que perdió el PSOE, ha  vuelto a poner a Coalición Canaria en el centro de todas las miradas. Junts per Cat sigue siendo determinante para que Pedro Sánchez pueda volver a ser investido, pero ante de llegar a eso, el voto CERA ha provocado un empate entre la suma del PP y del PSOE a 171 apoyos 'claros' que -al margen de los Puigdemont- sólo podría romper la formación nacionalista canaria. Que termine comprometiendo su apoyo a Sánchez o a Alberto Núñez Feijóo hará que el elegido sume uno más, llegue a 172 y se alce como el candidato con más respaldo previo de cara a la ronda de consultas que Felipe VI abrirá después de que se constituyan las Cortes, el 17 de agosto, y antes de que el monarca decida a quién designa para que se someta a una sesión de investidura.

De momento, CC no ha dejado claro a quién apoyará, aunque este lunes ya hizo un movimiento. Tras el 23-J, esta formación, que desde el mes pasado preside de nuevo Canarias en coalición con el PP, dejó claro que no apoyaría la investidura de ningún candidato que fuera a integrar en su gobierno a Sumar o a Vox. Tanto Sánchez como Feijóo podían darse por aludidos. Sin embargo, la semana ha empezado con un matiz.

La nueva diputada de CC en el Congreso, Cristina Tirado, reconoció ayer que ya habido "encuentros puntuales vía telefónica" tanto con el PSOE como con el PP y que, aunque no hay una "negociación abierta" y se mantienen en la idea de que "determinadas posiciones de los extremos no son buenas en ningún caso", ha concedido cierta ventaja a la formación de Yolanda Díaz frente a la de Santiago Abascal. Tirado reconoció que en la pasada legislatura CC apoyó iniciativas de la ministra de Trabajo en funciones y, a contrario, ha dicho que "jamás" han votado nada con Vox.

"Con la ultraderecha mantenemos una distancia mucho mayor, no hemos votado jamás nada con Vox", ha dicho Tirado, que ha admitido que están más alejados "de uno que de la otra", en referencia a Abascal y a Díaz.

172 apoyos ante el rey

Con esta distinción, CC se adentra una vez más en un camino que conoce bien, el de tener en su mano la investidura o la aprobación de unos Presupuestos Generales del Estado, tanto de un candidato o Gobierno del PSOE como del PP. 

Ya sea con un grupo propio en el Congreso como el que CC formó con cuatro diputados en lo 90 o con una única diputada, como será en la próxima legislatura, los nacionalistas canarios vuelven a tener un papel de árbitro en la política nacional. 

No se trata del papel definitivo, que en esta ocasión todo dependerá casi seguramente de los siete escaños de Junts per Cat, que permitirá o no la investidura de Sánchez y también podrían hacer que no saliera una de Núñez Feijóo. Pero sí en manos de CC permitir que uno u otro puedan acudir a la ronda de consultas con el monarca como el candidato capaz, a priori, de tener más votos a favor de su investidura. 

Sin prejuzgar cuál será la decisión del monarca o el criterio por el que se guiará a la hora de designar a un candidato a la investidura, el apoyo de la diputada Tirado hará que o bien Sánchez o bien Feijóo pasen de 171 a 172. El candidato popular sumaría sus 137 escaños, los 33 de Vox y otro más de Unión del Pueblo Navarro y el aspirante socialista, sus 121 diputados, con los  31 de Sumar, los siete de ERC, los 6 de Bildu, los 5 de PNV y el de BNG. En los dos casos, la suma da 171 y Coalición Canaria inclinaría la balanza de los 172 de un lado a otro.

De cara a las consultas con el rey esto tendría su significado, siempre que Junts per Cat no haga antes ningún otro movimiento definitivo, después de que Carles Puigdemont se abriera a investir a Sánchez el sábado pasado para que no pueda gobernar Feijóo o sea necesario repetir las elecciones. 

De cara a la investidura, el apoyo de Coalición Canaria solo sería tan valioso en la hipótesis de que Junts accediese a abstenerse para que Sánchez siga gobernando porque, en ese caso, la diputada Tirado le daría la mayoría simple necesaria. A la inversa, esta posibilidad sería todavía más remota, ya dado Puigdemont ya dejó claro el sábado pasado que uno de sus objetivos es impedir que gobierne el candidato del PP.

Concesiones para apoyar a PP y PSOE

Lo que está claro es que esta no es la primera vez que CC se encuentra en el ojo del huracán parlamentario, siempre a cambio de concesiones para las islas en materia territorial, económica, fiscal.

Ya en los años 90, los nacionalistas canarios -con cuatro escaños entonces- fueron un voto a favor clave para que José María Aznar fuera investido por primera vez presidente del Gobierno y volvieron a votar a favor cuando en 2000 el popular obtuvo mayoría absoluta. El acuerdo para la investidura de 1996 llegó en el último momento, lo firmaron Aznar y el entonces presidente de Canarias, Manuel Hermoso, en una sala del Congreso e incluía el compromiso de reformar el Estatuto de Autonomía, un estatus especial en la UE, culminar las transferencias de competencias que estaban pendientes o una compensación económica si Canarias resultaba perjudicada de la reforma de financiación autonómica que estaba en ciernes.

En 2004 José Luis Rodríguez Zapatero contó también con su voto a favor y en 2008 los socialistas volvieron a buscar el voto nacionalista canario para una investidura de Zapatero mucho más estrecha que la anterior y para la que lograron la abstención de CC.  Dos años más tarde, los canarios condicionaron su apoyo a los Presupuestos a cambio del reconocimiento de las aguas entre las islas del archipiélago como propias de la comunidad y no internacionales, la transferencia al gobierno de las islas de las competencia en políticas activas de empleo y de inspección de trabajo y el mantenimiento de la bonificación del 50% de los vueltos para residentes canarios.

CC también le concedió la abstención a Rajoy en 2011, aunque de nuevo con una mayoría absoluta el PP no la necesitaba. Cuando volvió a presentarse, en 2016, Coalición Canaria sumó sus votos afirmativos en una investidura del candidato del PP que finalmente contó con la traumática abstención del PSOE. En esa ocasión, se firmaron 14 puntos esenciales para CC, algunos de los cuales venían de la época del acuerdo firmado con Aznar, avances en el Régimen Económico y Fiscal de Canarias (REF) o compromisos en materia de pesca, de inversiones en carreteras, turismo o vivienda y avances en temas de energía, como el autoconsumo, por aquí entonces algo residual.

La época de Sánchez empezó en 2018 con la abstención de CC en la moción de censura, como concesión in extremis después de haber estado anunciado un voto negativo. Dos años después, con la sorpresa que dio una de sus dos diputados en la pasada legislatura, Ana Oramas, miembro del Congreso desde 2008 y hoy vicepresidenta del Parlamento de Canarias. Su partido había pactado con el PSOE nuevo un 'paquete canario' con una bonificación del 60% del IRPF para todas las rentas y el impuesto de sociedades y del 50% en las cotizaciones sociales para todas las empresas y los autónomos en las islas y había pasado del 'no' a la 'abstención' que Oramas se negó a acatar y votó en contra de la investidura de Sánchez de enero de 2020 que abrió la puerta al gobierno de coalición con Unidas Podemos.

Redactora '20minutos'

Actualmente cubro la información relacionada con energía, transición ecológica y transportes. Antes, también en 20 Minutos, me encargué de la cobertura sobre la crisis sanitaria por Covid y, previamente, de la información relacionada con Presidencia del Gobierno. Antes trabajé en la revista Tiempo y, en Bruselas, en las agencias Europa Press y Notimex y fui colaboradora de el periódico Levante-EMV, entre otros medios. Soy licenciada en Ciencias de la Información y postgrado en Información Internacional y Países del Sur por la Universidad Complutense. En 2021 terminé un Máster sobre Museología y Gestión de Museos de la Universidad a Distancia de Madrid (UDIMA).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento