Así es José Luis Sanz, el alcalde que ha recuperado Sevilla para el PP

José Luis Sanz, candidato a la alcaldía en las elecciones municipales de Sevilla
José Luis Sanz, candidato electo en las elecciones municipales de Sevilla
20minutos
José Luis Sanz, candidato a la alcaldía en las elecciones municipales de Sevilla

José Luis Sanz (Sevilla, 1968) será el nuevo alcalde de Sevilla tras conseguir 14 concejales de los 31 ediles en liza y situarse a tan solo dos de la mayoría absoluta. Será proclamado regidor el próximo 17 de junio y gobernará en solitario. No necesitará cogobernar con VOX, al no haber conseguido el bloque de izquierdas conformar una mayoría suficiente. Pero durante la legislatura tendrá que pactar para aprobar los presupuestos así como otras medidas de su programa electoral y llegar a acuerdos o consensos "con cualquier grupo político que anteponga los intereses de la ciudad a los propios", como el propio Sanz ha adelantado.

"Podemos conseguir que Sevilla vuelva a funcionar, que quiere decir que empiece a estar más limpia, más verde, cuente con más aparcamientos y sea más segura". Aún no ha tomado el bastón de mando, pero la maquinaria ya ha empezado a funcionar. O mejor dicho, no ha parado tras 600 días recorriendo Sevilla. No ha tomado un solo día de descanso y ya tiene las miras puestas en los primeros problemas a resolver cuando sea envestido alcalde: "que Sevilla esté más limpia para que la ciudad más bonita del mundo -parafraseando al poeta Antonio Gala, fallecido este domingo- deje de ser la más sucia de España".

Además de la limpieza, el freno a los apartamentos turísticos en el centro de Sevilla, recuperar la capitalidad cultural con una Feria del Libro que compita con la de Madrid e impulsar la ciudad para que sea la "capital aeronáutica del Sur de Europa" son algunos de los asuntos que ha destacado tras proclamarse candidato electo. "Quiero que Sevilla se consolide como capital empresarial y tecnológica de Andalucía y que no se resigne, como ha pasado en estos ocho años, a depender solo del turismo", ha apostillado.

Así ha sido la carrera contrarreloj de Sanz

Medidas que forman parte de un proyecto, que como el mismo ha asegurado, "no se resuelve en una legislatura", puesto que "recuperar ese terreno que ha perdido la ciudad en los últimos años es más difícil". Un terreno que ha conseguido conquistar tras cerca de 600 días, en los que ha recorrido más de 50 km, los 11 distritos, más de 100 barrios y visitado a miles de vecinos. Una carrera contra el reloj en la que no ha faltado la constancia, la disciplina y la velocidad. Quienes lo conocen aseguran que Sanz es metódico, decidido, disciplinado, templado, perfeccionista y cercano. A pesar de la seriedad con la que se le ha identificado en las últimas semanas, anoche, tras alzarse con la victoria, la sonrisa no se la podía quitar del rostro. 

Se despierta todos los días a las 6.30 de la mañana. Café en mano, lee la prensa, repasa su agenda y se prepara para pisar las calles de la ciudad. Es el ritual del "ciclista", continuando con el símil deportivo. Han sido largas jornadas de trabajo: reuniones vecinales, propuestas electorales y visitas mil, para conformar su "proyecto de ciudad".

Un sueño cumplido

José Luis Sanz ha cumplido su sueño de ser alcalde de Sevilla, "el reto político y personal más importante de mi vida". Ya gobernó en Tomares durante 14 años y ahora lo hará en la ciudad que le vio nacer. Fue en la calle José Laguillo. Precisamente y quizás como un vaticinio, justo un día antes de ser elegido alcalde con mayoría simple en las urnas, pasó por su vivienda natal en el último día de campaña electoral. Estudió en el colegio Portaceli y desde muy pequeño es hermano de San Isidoro y La Candelaria, gracias a sus abuelos que le hicieron miembro de ambas hermandades y que le inculcaron el valor de las tradiciones sevillanas.

Aunque siempre ha tenido vocación de servicio público, tuvieron que pasar algunos años hasta que dio el salto a la política. Haciendo una retrospectiva, allá por los años noventa, terminando la carrera de Económicas, se afilió al Partido Popular, en el Primer Congreso Nacional del PP, tras su refundación y con José María Aznar como líder. Atraído por los valores y principios que representaban las siglas, decepcionado con la situación social y política del momento, José Luis Sanz decide lanzarse a la política. Comienza en Nuevas Generaciones, como miembro de las directivas provincial y regional, ha sido presidente del Partido Popular de Sevilla y ha desempeñado diferentes cargos en la directiva regional. Actualmente es senador por Sevilla.

Su primer salto a la primera línea fue como alcalde de Tomares, donde ha gobernado durante catorce años. Ahora lo hará en la capital hispalense, un Ayuntamiento clave en España y que el PP, con Juan Ignacio Zoido, consiguió gobernar con mayoría absoluta no hace tanto tiempo, en 2011. Un resultado que allana el camino a los populares de cara a las generales, que se celebrarán el próximo 23 de julio, tras anunciarlo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez este lunes.

Tomares: un espejo para Sevilla

Volviendo a Tomares, fue su primer éxito conquistado, dónde ha gobernado tres legislaturas seguidas, las dos últimas, con mayoría absoluta, y que ha convertido en un referente a nivel andaluz. Como primer edil destacó por su gestión, convirtiendo al municipio aljarafeño en la ciudad con mayor renta per cápita de Andalucía y con más zonas verdes de la región, por encima incluso que la media europea. 

Hasta tal punto que ha querido convertir esta localidad de poco más de veinticinco mil habitantes en el espejo en el que se mire Sevilla, extrapolando sus logros en Tomares a sus propuestas para la capital, donde llegó siendo un desconocido para la mayoría de sus cerca de setecientos mil habitantes. 

De hecho, comenta su equipo más cercano, "ha transformado lo que en un principio parecía una debilidad en una gran fortaleza". Son muchos los sevillanos que a lo largo de los últimos meses nos han transmitido que tenían conocimiento, a través de amigos y familiares, de las iniciativas impulsadas por José Luis en el municipio vecino, y le han pedido que las replicara en Sevilla”.

Quién no desea tener un parque a un paso de su casa; un pulmón verde como es el Olivar del Zaudín, con flora y fauna autóctona; vivir en una ciudad limpia, pasear por sus calles de manera segura y con una amplia oferta cultural, de ocio y deporte para todos los públicos.

Cómo el propio Sanz ha puesto de manifiesto a este periódico en anteriores entrevistas, también pretende “convertir Sevilla en una ciudad competitiva y atractiva para la inversión, en una gran potencia turística logrando un equilibrio con los sevillanos y en la gran capital empresarial y tecnológica del sur de España".

Un comienzo difícil

Su aterrizaje en la ciudad del Guadalquivir no ha sido fácil. Fue designado en 2021 como candidato a la alcaldía de Sevilla por el PP, en medio de una vorágine de disputas internas, que terminaron con la salida forzosa en 2021 del entonces portavoz del grupo municipal y, hasta ese momento, candidato a la Alcaldía, Beltrán Pérez. Se impuso entonces como aspirante José Luis Sanz, una elección de la anterior dirección de Génova y una apuesta decidida de la hasta hace no mucho presidenta del PP de Sevilla, Virginia Pérez, sustituida después por Ricardo Sánchez, actual presidente provincial y delegado del Gobierno de la Junta en Sevilla.

Tras dejar atrás los conflictos de partido, se ha ganado el apoyo del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. No han sido pocas las veces que el jefe de filas le ha mostrado su complicidad en los últimos meses. Ambos confían en su tándem ganador. El presidente de los populares lo describe como un hombre "tenaz, sensato, que tiene ante sí un reto que le impulsa y le apasiona, que ha diseñado con mimo, un proyecto ilusionante y ambicioso a la altura de una gran capital como es Sevilla y lo ha hecho de la mano de la sociedad sevillana, de abajo a arriba”. Por su parte, Sanz también se deshace en halagos hacia el presidente de los andaluces: "la marca Moreno es brutal". No se puede decir más con tan pocas palabras.

Para llevar a cabo su proyecto, Sanz cuenta en su renovada "plantilla" con importantes fichajes, entre los que destacan caras conocidas como el diputado andaluz Juan Bueno, que ya gobernó con Zoido; otros que se han cambiado de equipo, como el exportavoz de ciudadanos Álvaro Pimentel; y otros nombres que repiten de la lista de su antecesor. Sin olvidar el guiño al andalucismo con la incorporación de Pablo de los Santos, exconcejal del PA, que cierra la candidatura del PP a las municipales. "Cabemos todos sin afiliaciones, con Sevilla como objetivo común".

Aquí todos los gregarios son importantes. En definitiva, una "cuadrilla" formada por profesionales y amateurs de la política y la empresa "para cambiar y transformar la ciudad" y con un programa con más de 60 propuestas, que bajo el lema "Un proyecto llamado Sevilla" ha ido desgranando en los últimos meses.

Para ello, haciendo uso de una política de aproximación, se ha recorrido Sevilla de punta a punta, puerta a puerta y vecino a vecino, para escuchar sus necesidades y problemas. Un tour en el que los bares de la ciudad le han valido de avituallamiento, además de ser estos un buen termómetro de la opinión de los sevillanos. A Sanz, además, le apasiona conocer la "gastronomía singular de cada barrio, le permite conocer a los sevillanos de cerca y sobre todo escucharles". 

Desde La Espiga o Casa Arturo en Sevilla Este, pasando por Flía en Pino Montano, Casa Pepa en la avenida de Miraflores, Bar Candela en la Macarena y Casa Moreno en el centro hasta Casa Ricardo en el barrio de San Lorenzo. Fue en este último establecimiento hostelero donde el pasado Martes Santo el alcaldable hizo de anfitrión ante la cúpula andaluza y nacional, quedando para el recuerdo la instantánea junto a Moreno, Feijóo y Ricardo Sánchez, degustando y mostrando a toda España las famosas croquetas.

Una anécdota más en el currículo de este político bienvenido y que, según aseguran desde su círculo más cercano, "gana en la distancias cortas". Este, como decíamos al principio, ha sido un camino largo y espera quedarse mucho tiempo, porque, como el mismo ha afirmado, su proyecto de ciudad "no se resuelve en una legislatura".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento