Ayuso busca ampliar su mayoría electoral y formaliza su ruptura con Vox en Madrid: "No me arrastrarán en su deriva"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha trasladado a Vox, durante el Pleno de la Asamblea, que es mejor que a partir de este jueves "cada uno siga su camino" porque, aunque en "muchas ocasiones" se han entendido, "la deriva" que ha tomado este partido a ella no le va a arrastrar.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en su intervención en la Asamblea.
EFE
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha trasladado a Vox, durante el Pleno de la Asamblea, que es mejor que a partir de este jueves "cada uno siga su camino" porque, aunque en "muchas ocasiones" se han entendido, "la deriva" que ha tomado este partido a ella no le va a arrastrar.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en su intervención en la Asamblea regional.
Juan Carlos Hidalgo/ Efe

Isabel Díaz Ayuso ha dado carpetazo a la relación entre el PP y Vox en la Comunidad de Madrid. El trato de socios preferentes que ambos partidos venían manteniendo desde el comienzo de la legislatura se ha traducido en más de una veintena de proyectos legislativos aprobados desde 2021, pero lleva meses en horas bajas. El entendimiento se quebró tras el naufragio del proyecto de Presupuestos para 2023 y este jueves la presidenta regional lo ha consumado con luz y taquígrafos en el último pleno de la legislatura en la Asamblea regional. "Cada uno mejor por su cuenta", ha lanzado Díaz Ayuso dando por finalizada la 'entente'.

El detonante de la ruptura ha sido el 'no' del grupo de Rocío Monasterio a la deducción de IRPF para inversión extranjera, uno de los proyectos estrella de la recta final de la legislatura en la región, pero no es el único motivo. En la decisión subyace tanto el malestar que generó en el PP la negociación presupuestaria del año pasado como la cercanía de las elecciones del 28 de mayo. A falta de 66 días para los comicios, tanto los 'populares' como Vox deben diferenciarse porque compiten por el mismo votante. Además, Díaz Ayuso está obligada a ensanchar su electorado las próximas elecciones. 

El 4-M, el PP tuvo mucho voto prestado de centro e incluso de izquierda, como ha reconocido la propia presidenta en varias ocasiones, por lo que en su ánimo de retener esos apoyos, de un votante más moderado que podría provenir de Cs o el PSOE incluso, alejarse del partido de Santiago Abascal es casi imperativo en la estrategia del PP madrileño.

Llegar diferenciados al 28-M es algo que también ha alimentado Vox. Su líder en Madrid ya había anunciado el 'no' a la nueva rebaja de impuestos de Ayuso, asegurando que no darían sus votos al PP si el Ejecutivo no se comprometía a incentivar también a los contribuyentes que ya estaban establecidos en la región, un discurso que funciona bien entre sus votantes. Monasterio, además, se quejó del trato que recibía su grupo por parte de los 'populares'. "Lo único que vemos son ataques", lamentó.

Lejos de intentar un acercamiento, Isabel Díaz Ayuso devolvió el golpe criticando con dureza esta postura. "Creo que Vox bloquea lo extranjero. Es oír extranjero y ya no escuchan más", dijo este miércoles. Y apenas 24 horas más tarde, ya en el pleno de la Asamblea, la líder del Ejecutivo ha ido con todo contra su otrora socio prioritario y, de hecho, el facilitador de su investidura. La jefa del Ejecutivo ha asegurado que de un tiempo a esta parte le resulta "muy difícil, prácticamente imposible" entenderse con ellos y ha asegurado que "no entienden que la vida son matices". De nuevo, se ha visto como un guiño hacia un electorado más moderado.

"En muchas ocasiones nos hemos entendido", ha recordado no obstante la presidenta regional, para afirmar acto seguido que ve "una deriva preocupante" en Vox. "A mí no me va a arrastrar", ha proclamado, para zanjar: "No han aportado nada hasta este momento (...) y ya les digo: cada uno mejor por su cuenta".

Estas declaraciones de Díaz Ayuso han sido refrendadas por el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. "Comprendo y comparto las declaraciones de Ayuso de decir con ustedes no cuento porque a ustedes no les interesa la Comunidad de Madrid", ha señalado al ser preguntado. "A ustedes lo que les interesa es intentar buscar algún rédito electoral de la antipolítica. Y la antipolítica yo no la comparto", ha añadido. Feijóo, además, ha querido dejar claro que la presidenta madrileña tiene el respaldo "suficiente" para hacer su propia política" desde la dirección nacional.

En pro del distanciamiento, el PP regional se ha resignado a perder una de sus rebajas fiscales, de las que siempre presume, pero no ha escondido que le ha costado asumir el revés. En parte, porque la deducción a inversiones desde el extranjero se había articulado como "contrapeso" al impuesto de las grandes fortunas del Gobierno central, como ha recordado Javier Fernández-Lasquetty"Vox ha decidido tumbar otra vez lo que Isabel Díaz Ayuso hace para contrarrestar los perjuicios que provoca Pedro Sánchez", ha lamentado el consejero madrileño de Economía, Hacienda y Empleo.  

La portavoz de Vox y candidata a la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, este jueves en la Asamblea.
La portavoz de Vox y candidata a la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, este jueves en la Asamblea.
Fernando Sánchez/ Europa Press

Fernández-Lasquetty, en todo caso, verá aprobados este jueves dos nuevos incentivos fiscales, ya que Vox sí que ha permitido que se aprueben nuevas bonificaciones en el tramo autonómico de IRPF para casos de cuidado de personas mayores, el arrendamiento de viviendas o la financiación de estudios superiores de grado o máster.

Este acuerdo puntual, en el clima de ruptura en el que se ha desarrollado el pleno, alimenta la teoría de que más que de divorcio entre PP y Vox en Madrid, se debería hablar de cese temporal de la convivencia marcado por el calendario electoral. Porque a nadie se le escapa que habrá que estar a ver qué sucede con la relación de ambos partidos tras los comicios, porque las encuestas de intención de voto que se han conocido hasta ahora reflejan una victoria de los 'populares', pero no lo suficientemente amplia como para alcanzar la mayoría absoluta, así que los partidos liderados por Díaz Ayuso y Monasterio estarían condenados a tener que entenderse... de nuevo.

Ataque indiscriminado a la izquierda

La última sesión de control al Gobierno en la Asamblea, además de para marcar distancias con Vox, le ha servido a la presidenta regional para profundizar en el abismo que le separa de los grupos de izquierda, contra los que ha cargado de manera indiscriminada. "Podemos ya no es nada: Podemos nació en Venezuela y murió en Galapagar", le ha espetado Díaz Ayuso a la portavoz de la formación 'morada', Alejandra Jacinto, en los primeros compases del pleno de este jueves. 

La portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid y su candidata a la Comunidad, Alejandra Jacinto, este jueves.
La portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid y su candidata a la Comunidad, Alejandra Jacinto, este jueves.
Fernando Sánchez/ Europa Press

"Algunas pensamos que la política debería significar defender unos valores (...) algunas tenemos valores, usted solo tiene precio", había aseverado minutos antes la candidata de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid, en una intervención en la que ha desgranado las "diferencias" que hay entre ella y la actual presidenta madrileña.

"Esta es una región que no saca todo su potencial", le ha afeado a Díaz Ayuso el candidato y portavoz del PSOE, Juan Lobato, que ha afirmado que la que ahora finaliza ha sido "una legislatura corta y larga" a la vez. "Corta en soluciones y demasiada larga en shows", ha aseverado. "Su único objetivo en cuatro años ha sido su estrategia electoral personal", ha añadido Lobato, que este mismo jueves ha estrenado su primer vídeo de cara al 28-M, pensado para darse a conocer entre el electorado.

"Usted no se va a presentar limpio a las elecciones si no soluciona lo de Móstoles y Alcorcón", ha afirmado Díaz Ayuso refiriéndose al candidato socialista, al que le ha afeado el relevo de la delegada del Gobierno de la Nación en Madrid, Mercedes González, que ha sido elegida para dirigir la Guardia Civil.

El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid y candidato a la Comunidad, Juan Lobato, en una imagen de este jueves.
El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid y candidato a la Comunidad, Juan Lobato, en una imagen de este jueves.
Juan Carlos Hidalgo/ Efe

El 'cuerpo a cuerpo' con los portavoces lo ha cerrado la presidenta con la líder de la oposición, Mónica García. La portavoz de Más Madrid ha atacado directamente la gestión del PP al frente de la Comunidad en esta legislatura exprés. "Termina la legislatura. Ha sido una mala presidenta", ha incidido García, para rematar: "Es muy difícil ser una buena presidenta si antes no se es una buena persona (...) usted no puede hacer gala de ni un solo logro".

"Todas sus intervenciones son mentira", le ha contestado Díaz Ayuso, que, ha vuelto a sacar a colación el cobro de los bonos sociales eléctrico y térmico, a los que la candidata de Más Madrid ya ha anunciado que renunciará mientras que los líderes del PP que los perciben han comunicado su intención de seguir haciéndolo. "Se ha ido empequeñeciendo", ha opinado Díaz Ayuso sobre el papel de García y el resto de la oposición. 

La líder de Más Madrid y jefa de la oposición madrileña, Mónica García, este jueves durante el pleno.
La líder de Más Madrid y jefa de la oposición madrileña, Mónica García, este jueves durante el pleno.
Juan Carlos Hidalgo/ Efe

"Salen trasquilados pleno a pleno cuando son cuatro contra una", ha subrayado la presidenta y en esta línea, y tirando de ironía, se ha decidido a dar una "buena noticia". "Han acabado los plenos, puede marchar en paz, que vengo inspirada de El Vaticano", le ha espetado a la bancada de la oposición, aunque esa paz, con las elecciones a poco más de dos meses, es una utopía en la que nadie cree.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento