Una dieta inadecuada en hurones, la causa de varios problemas de salud graves como el insulinoma, la hipocalcemia y las diarreas

Hembra de hurón sable doméstico.
Hembra de hurón sable doméstico.
20MINUTOS.ES
Hembra de hurón sable doméstico.

Los hurones son delicados. Aunque todos los animales sufren enfermedades y patologías, podríamos decir que, estos pequeños animales exóticos son los más susceptibles a sufrir patologías que nacen de una alimentación inadecuada, de ahí que debamos cuidar muy bien su dieta.

A la hora de escoger la dieta de nuestro hurón debemos saber que se trata de un "carnívoro estricto" y que, por ello, "no deben comer cereales". Así lo afirma Sara Acebo, veterinaria especializada en animales exóticos y creadora del canal de Instagram Exotips.

De hecho, la veterinaria explica que los insulinomas, la hipocalcemia y los problemas digestivos como las diarreas, son enfermedades comunes que afectan a los hurones domésticos, ya que todavía se tiende a darles piensos formulados para esta especie o para gatos que, aunque sean completos, no son adecuados para ellos.

No obstante, la tendencia de ofrecer dieta natural a estos peludos está en alza, siendo cada vez lo más normal entre protectoras, los círculos de interesados por los hurones en redes sociales y los nutricionistas que ofrecen su ayuda para la formulación de la dieta y sus porcentajes. Pero, ¿tan importante es que nuestro peludo no coma pienso?

Insulinomas

Como ya hemos dicho, los insulinomas son una de las patologías más relacionadas con hurones que se alimentan de pienso. "Los cereales son carbohidratos que se convierten en azúcar, por lo que su páncreas al recibir cantidades grandes tiene que contrarrestarlo con insulina", detalla. "Esto lo que hace es que tenga unos picos muy grandes en vez de una fluctuación lo que hace que el órgano trabaje más de lo normal, es decir, que padezcan insulinomas".

La veterinaria añade que el páncreas termina por multiplicar las células beta (encargadas de producir la insulina y así regular la glucosa en el organismo), pudiendo producir tumores. "Además, como las bajadas de glucosa también son muy acusadas, también pueden entrar en hipoglucemia, llegando a poner en riesgo su vida", advierte.

Los cereales son carbohidratos que se convierten en azúcar. Su páncreas al recibir cantidades grandes tiene que contrarrestarlo con insulina

"Los hurones sacan la energía de la proteína y de la grasa, no de los carbohidratos, por ello no los necesitan y su sistema digestivo tiene ciertas características que indican que su tránsito y digestiones son tan rápidas", añade Acebo.

La especialista en exóticos explica que el babeo intenso puede ser un síntoma de hipoglucemia y que, cuando llegan a la consulta de urgencia, suelen hacerlo "en estado de estupor y sin reaccionar". "En estos casos debemos actuar muy rápido para evitar daños orgánicos u cerebrales", afirma.

Hipocalcemia

Otra de las enfermedades relacionadas con una mala alimentación es la hipocalcemia. En este caso, se da en animales cuya dieta es natural pero no adecuada. "Esto no se da en el caso de darles pienso porque vienen suplementados con calcio", comenta Acebo.

"Normalmente, el cuidador decide alimentar solo con proteína a los animales porque no tiene las nociones, ni los conocimientos necesarios para hacer una alimentación equilibrada y esto es algo peligroso, ya que el calcio influye, no solo en los huesos, si no en el correcto funcionamiento de músculos como el corazón y los esfínteres, entre otros", advierte la experta en exóticos.

El calcio influye, no solo en los huesos, si no en el correcto funcionamiento de músculos como el corazón y los esfínteres, entre otros

Acebo explica que los hurones con hipocalcemia tienden a sufrir deformaciones en los huesos y fracturas espontáneas, ya que es "como si los huesos fueran de cristal". "Si no se corrige a tiempo la dieta, el animal fallecerá, ya que es una condición incompatible con la vida y que produce graves dolores", añade.

Es por esto que, si optamos por ofrecerle a nuestros hurones una dieta natural, no debemos olvidarnos que un gran porcentaje de la misma debe estar compuesta por hueso, ya sea ofrecido tal cual, junto a la carne o triturado. 

Enfermedades digestivas

Por supuesto, una mala alimentación también puede provocar enfermedades digestivas más comunes como las diarreas, por ejemplo, que las identificaremos por un cambio en la consistencia de las heces.

Acebo explica que "la dieta natural mantiene un pH muy ácido en el estómago de estos animales por lo que, al comer pienso o alimentos menos saludables, este pH cambia".

"Que los hurones a penas tengan secreción de amilasa en la boca y que su tracto intestinal es muy corto nos indica que sus digestiones son muy rápidas y que, nuevamente, no tienen que comer cereales porque se digieren durante mucho tiempo en el intestino grueso", concluye la veterinaria. 

Colaboradora '20minutos'

Soy Inés López García. Me formé en la Complutense con la intención de acabar informando sobre animales y medioambiente. Tuve mi primera oportunidad laboral en el medio local 'Madridiario'; luego entré en '20minutos', donde pude escribir sobre cine, series y videojuegos, mis tres hobbies. Me mudé a Londres para mejorar el inglés y escribir sobre el Brexit y el covid en la distancia. En la actualidad escribo sobre lo que siempre quise, animales, en la sección Animaleros de '20minutos'.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento