• Ofrecido por:

"Respetar al diferente", clave para frenar el 'bullying' que afecta a casi todos los alumnos con discapacidad en educación ordinaria

  • El Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia organizó en el Senado la jornada 'Discapacidad y 'bullying' en la escuela' para concienciar y buscar soluciones a una lacra muy lejos de erradicar.
fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Mesa redonda BULLYING Y DISCAPACIDAD EN LA ESCUELA. Senado
Los participantes en el coloquio, momentos antes de empezar la jornada, de izquierda a derecha: José Antonio Luengo, Melsa Tuya, Mar Ugarte, Sara García, Teresa Valencia, Carlos Valiente e Inma Badía.
JORGE PARÍS
fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Mesa redonda BULLYING Y DISCAPACIDAD EN LA ESCUELA. Senado

El 80% de los alumnos con discapacidad sufre acoso en algún momento de su etapa escolar. En la educación ordinaria, este porcentaje asciende hasta el 92,9%; como llamativo contraste, solo en un porcentaje mínimo (2,6%) lo experimentan los alumnos de educación especialEsta es la realidad a la que tienen que enfrentarse cada día casi 228.000 alumnos, como se puso ayer de manifiesto en el Senado, en la jornada-coloquio ‘Discapacidad y bullying en la escuela’, organizada por el Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia (CEDDD).

Sin querer enfrentar estos dos modelos de escolarización, el objetivo de este encuentro era dar a conocer esta dura realidad, primer paso necesario para buscar soluciones a un problema que causa un inmenso dolor en miles de familias cada año, como expusieron los expertos que intervinieron en la jornada: Inma Badía, experta en la gestión del estrés y secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral de FEUSO; José Antonio Luengo, Decano del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid y psicólogo experto en acoso escolar; Sara García Antúnez, presidenta de STOPHATERS y abogada experta en ciberacoso y Carlos Valiente, neuropsicólogo y presidente de la Asociación Nacional de Centros de Educación Especial (ANCEE). 

El coloquio, que estuvo moderado por Melisa Tuya, redactora jefe de 20minutos y coordinadora de Capaces, contó también con el valiente testimonio de Teresa Valencia, que sufrió acoso escolar durante años, así como con la presencia y el apoyo de Alberto Catalán, senador de UPN y portavoz de la Comisión de Educación y de la Comisión de Políticas Integrales de la Discapacidad, y de Mar Ugarte, adjunta a Presidencia del CEDDD.

Aislamiento, sufrimiento y soledad

"Hay que crear conciencia social en el respeto por el diferente. No nos podemos quedar de brazos cruzados. Educar no es limitarse al aprendizaje, es educar en valores de tolerancia, formar a personas responsables de sus actos", indicó Alberto Catalán, senador de UPN, para dar comienzo al encuentro, añadiendo que "todavía cuesta que los centros activen protocolos o se notifiquen las situaciones de acoso". 

Educar no es limitarse al aprendizaje, es educar en valores de tolerancia

Es precisamente esa falta de acción la que hace que el problema se enquiste, expuso Inma Badía apuntando que los centros educativos son un reflejo de la sociedad: "Si en ella existe el rechazo al diferente, también será así en la escuela". 

fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Mesa redonda BULLYING Y DISCAPACIDAD EN LA ESCUELA. Senado
Inma Badía en un momento de su intervención 
JORGE PARÍS

Según los datos facilitados por Badía, el 32,7% de los alumnos con discapacidad se ha sentido aislado, rechazado o excluido por el resto de sus compañeros y un 27,5% es objeto de burlas constantes. Estas burlas se producen sobre todo en casos de discapacidad física (26,9%), intelectual o del desarrollo (26,1%), visual (17,5%) y cuando existe alguna enfermedad mental (15,4%) y provocan mucho sufrimiento, sobre todo cuando se prolongan, algo que ocurre a menudo, pues los alumnos que padecen bullying, tardan de media un año en contarlo a sus padres, y el 30% de ellos ni siquiera llega a expresarlo nunca. 

Esta violencia, ya sea en forma de insultos, aislamiento o violencia física, se refleja en forma de fracaso escolar, tristeza o falta de motivación; un malestar que, de no atajarse pronto, puede tener consecuencias de por vida en forma de miedo, estrés postraumático, fobia social, dificultad para hacer amigos, una merma importante de la autoestima y un aumento del sentimiento de inferioridad, que pueden tener incluso consecuencias fatales.

"Vivimos en una sociedad que banaliza la humillación y los comportamientos violentos", coincidió José Antonio Luengo, haciendo referencia a las múltiples aristas que detonan el acoso y ampliando la responsabilidad a todos los actores sociales: "Si pensamos que la solución pasa por poner un vigilante jurado en las escuelas, no lo vamos a conseguir frenar. Como sociedad, todos somos muy responsables".

Interpeló a familias, centros escolares y medios de comunicación para contrarrestar dicha banalización y reivindicó la bondad, así como la necesidad enseñar la importancia de preocuparse por el bienestar del otro y el concepto de cuidar.  "¿Qué pasa por la mente de esos chicos para cometer actos tan crueles?", se preguntó, "hay que decir a nuestros hijos, a nuestros alumnos, que si hay alguien que sufre, debemos ayudarlo, debemos contarlo... frenar ese silencio que se da por el miedo al contagio del estigma". 

Humanizar, el ejemplo de la educación especial 

¿Por qué apenas hay casos de acoso en los centros de educación especial? Para Carlos Valiente, presidente de la Asociación Nacional de Centros de Educación Especial, son varios los motivos: "Se trata de centros especializados, personalizados, formados por equipos multidisciplinares que tienen una visión global y exhaustiva de cada persona para que no quede ningún cabo suelto. Este conocimiento exhaustivo incide directamente en el bienestar de los alumnos". 

Valiente destacó que en estos centros existe "una vigilancia y supervisión silenciosas, por las que no perdemos nunca de vista a nuestros alumnos", lo que reduce el acoso escolar a niveles prácticamente inexistentes, añadiendo que "trabajar entre iguales facilita mucho las cosas". 

fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Mesa redonda BULLYING Y DISCAPACIDAD EN LA ESCUELA. Senado
Carlos Valiente, neuropsicólogo y presidente de la Asociación Nacional de Centros de Educación Especial (ANCEE).
JORGE PARÍS

El neuropsicólogo explicó que en estos centros además trabajan "en un concepto más holístico de la persona", favorecido por las ratios reducidas y la menor presión del currículo. Señaló también que no es raro que a ellos lleguen alumnos con discapacidad que han sufrido acoso durante sus años previos en centros ordinarios.

Esto es precisamente lo que vivió en primera persona Teresa Valencia, que sufrió durante años acoso por su discapacidad: "Me insultaban, me decían que olía mal, no querían acercarse a mí... Pasé así mucho tiempo, hasta que me di cuenta de que no podía continuar de esa manera y se lo conté a mis padres". Con el paso a un centro de Educación Especial, el calvario de Teresa concluyó. A día de hoy trabaja, es feliz, y quiere con su emotivo testimonio contribuir a visibilizar esta lacra y así disminuir el número de alumnos con discapacidad objeto de acoso. "Respeto", es el término que más repitió durante su intervención, como principal herramienta para reducir estos números tan dramáticos.

Bondad, empatía, respeto... Esos valores tienen, además, que sobrepasar la escuela, pues, como destacó la abogada de STOPHATERS, Sara García, el ciberacoso es cada vez más común. Empieza en la escuela, pero continúa en las redes sociales, "y las personas con discapacidad también tienen redes y tienen que tenerlas si quieren. No debemos sobreprotegerlos y prohibírselas, pero debemos educarlos también en ciberseguridad". Una educación que a García le gustaría que se impartiera también a padres y a profesores: "De nada vale prohibir y tratarlos con lejanía porque entonces no nos van a contar nada. Hay que unir generaciones", aseguró la abogada, que también recordó que el acoso escolar no está tipificado como delito y se manifestó partidaria de educar a los jóvenes en responsabilidad, "recordarles que lo que hacen tiene consecuencias, que las personas al otro lado de la pantalla sufren por nuestros actos".

fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Mesa redonda BULLYING Y DISCAPACIDAD EN LA ESCUELA. Senado
Los participantes en la mesa redonda.
JORGE PARÍS

Responsabilidad y también humanización de la educación, tanto de los contenidos como de los espacios, para que los chicos se sientan seguros, se erigieron como otras soluciones urgentes para cercenar las causas. "Hay que crear redes de apoyo y de cariño, para que sea el violento el que acabe en el rincón", apuntó Luengo, coincidiendo con el resto de  ponentes en que "cuando hay alumnos con discapacidad, no basta con ser tutor, existe una responsabilidad añadida de acompañamiento y cuidado", así como en la importancia  de "dar protagonismo a los chicos que quieren colaborar, a los proyectos de convivencia".

Figuras como la del coordinador de bienestar, algo obligatorio desde septiembre de este año, también pueden ayudar, sí como realizar un registro rutinario en un diario de convivencia y analizar cada día si alguna actuación altera el buen clima de convivencia. En definitiva, para trabajar contra el acoso escolar es necesario construir entre todos otra sociedad en la que no se fomente el individualismo y apueste por los valores mencionados. 

Crear estos espacios ayudarían a la consecución de la reivindicación de Teresa, "que nos acepten a todos como somos, porque somos personas y tenemos derechos"

Mostrar comentarios

Códigos Descuento