Melisa Tuya  Redactora jefe de '20minutos'
OPINIÓN

A la inclusión se puede llegar desde muy distintos caminos

Alumnos de Infantil, Primaria y Educación Especial empiezan el curso este lunes y tres días más tarde para el resto de enseñanzas. En total, este mes más de 345.000 alumnos comienzan las clases con 900 docentes más
Una madre acompañando a sus hijos al colegio.
Alex Zea/EP/Archivo

"A la inclusión se puede llegar desde muy distintos caminos. Se puede estar incluido en la sociedad asistiendo a un colegio de educación especial y se puede estar excluido en un colegio ordinario. Donde hay que poner el acento no es en con quién aprenden los niños niños, sino en qué". La persona que se expresa con tanto sentido común es Elena Gil Clemente, que se especializó en enseñar matemáticas a niños con discapacidad intelectual tras tener un hijo con síndrome de Down.

Inclusión es un término maravilloso, es estar dentro, formar parte, no ser alejado o ignorado. Verbaliza también la conexión entre personas. Para cualquier ser humano, estar incluido en soledad está en la base de la famosa pirámide de Maslow. No es posible vivir de otra forma, lo opuesto sería apenas sobrevivir.

Durante muchas generaciones las personas con discapacidad, sobre todo con discapacidad intelectual, han sido excluidas de demasiados ámbitos. Incluso sus propias familias los escondían, avergonzadas, apenadas, obligadas por las circunstancias... "No hay más que recordar la situación cuando nació nuestra hija en 1976. Eran los mongólicos, cuyos padres ni se atrevían a sacarlos a la calle para evitar miradas que dolían. “Nunca conseguirán hablar”, “nunca conseguirán leer”, “si se enferma es mejor que lo dejes morir”, nos decían", recuerda el doctor Jesús Flórez, presidente de la Fundación Down 21 y padre de dos hijas con discapacidad intelectual en otra de las entrevistas publicadas en Capaces, la nueva apuesta del grupo HENNEO por dar la importancia informativa que merece a la realidad de las personas con discapacidad.

Es vital incluirles en las noticias, como protagonistas, visibilizando sus reivindicaciones, sus logros, sus preocupaciones, su felicidad cotidiana; mostrando su verdad en definitiva, que es muchas verdades, porque el término discapacidad acoge tantas y tan distintas realidades que el reto más importante en estos momentos es entender y defender a todos los colectivos que lo conforman, sin perjudicar a ninguno. No podemos construir un mundo en el que haya personas con discapacidad de primera y de segunda categoría. 

Aún lejos de un escenario ideal, lo cierto es que hemos avanzado mucho en los últimos años para lograr la tan deseada inclusión; el reciente nacimiento de Capaces dentro de 20minutos, el periódico más leído en Internet en España, es un ilusionante ejemplo. Y de la mano de ese avance llega un segundo reto: que nadie se apropie de esta palabra, porque es de todos. No hay un único camino en su consecución. No habría mayor despropósito que convertir el término inclusión en su antónimo, en una medalla que solo pueden otorgar unos pocos, en una única y estricta definición.  

Concluyo de la misma forma que mira al futuro Susana Lominchar, directora del colegio de Educación Especial El cole de Celia y Pepe en otra de las entrevistas publicadas en Capaces: "Lo importante es tener buena voluntad, ganas de trabajar, escuchar y empatía con el resto de personas". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento