Claves

Un plan energético a medias: todas las medidas, cuáles se aplazan, cuándo entrarán en vigor y cuándo empezará a multarse

Plan de ahorro energético
Plan de ahorro energético.
Henar de Pedro
Plan de ahorro energético.
Henar de Pedro - EP

España, quiera o no, necesita ahorrar energía. Y para ello tiene un plan. El invierno se avecina complicado y los Estados miembros de la UE quieren curarse en salud por si Vladimir Putin aprieta el botón rojo. Pero la hoja de ruta del Gobierno todavía se aplicará a medias, aunque al menos algunas de las medidas, aprobadas por el Consejo de Ministros hace ya una semana, entrarán en vigor este mismo miércoles. 

Se articulan sobre el reglamento de instalaciones térmicas de edificación y el código de alumbrado, cuya vigilancia corresponde a las comunidades autónomas, los cuales establecen un régimen sancionador "que se aplicaría" en caso de incumplimiento, recalcó en su momento la vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. Además, estarán en vigor hasta el 1 de noviembre.

Lo primero es que hay que fijarse en los termómetros porque una de la principales medidas es el ajuste de los termostatos. Por un lado, en invierno la calefacción no podrá superar los 19 grados. Por el contrario, en verano el aire acondicionado no puede estar por debajo de los 27 grados. Asimismo, se deberán apagar las luces de los escaparates a partir de las 22.00 horas y la iluminación de los espacios públicos cuando no estén en uso.

Asimismo, mejor 'guardar' las temperaturas. Y es que se obligará a los cierres automáticos de puertas en edificios y locales cuando dispongan de sistemas de calefacción o refrigeración en funcionamiento. En este caso se dará de tregua para su entrada en vigor hasta el próximo 30 de septiembre. En este sentido, el plan del Gobierno recoge también que se fomentará el teletrabajo en la Administración General del Estado para reducir el consumo energético en los edificios públicos. En ese sentido, antes de la rueda de prensa se había hablado de que a los funcionarios se les podría permitir teletrabajar tres días a la semana.

Igualmente, deberán incorporarse carteles para explicar estas medidas de ahorro en los establecimientos, así como para informar sobre las temperaturas y niveles de humedad. Para ello tendrán que tener termómetros que hagan visible la temperatura de la sala. Más responsabilidad, dice el Ejecutivo. Y por tanto también más atención: los recintos públicos deberán adelantar las revisiones de las calderas e instalaciones térmicas siempre que la última revisión fuera anterior a enero de 2021.

Hay medidas, pero también pasos que aún no se darán

Existe otra gran pregunta: ¿hay excepciones dentro de este plan? Y la respuesta es que sí. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha resaltado que se trata de una norma "muy acotada" y que contempla excepciones "necesarias para mantener una climatización adecuada" en hospitales, centros educativos, gimnasios, peluquerías, lavanderías o las cocinas de los restaurantes. También estarán exentos de limitar el termostato los supermercados en las zonas en las que hay que "mantener la cadena de frío" de los alimentos.

Además, la vigilancia de estas medidas corresponde a las comunidades autónomas y algunas de ellas ya han mostrado su descontento con las medidas, al igual que la oposición. De hecho, el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha decidido recurrirlas ante el Tribunal Constitucional.

¿Y las sanciones? Los espacios comerciales, edificios públicos, espacios culturales y hoteles que incumplan el plan de ahorro y eficiencia energética aprobado por el Gobierno afrontarán multas de hasta 60.000 euros por infracciones leves y que podrían llegar a ser de seis millones por las graves. Se aplicarán las recogidas en el Reglamento de Instalaciones Térmicas de los Edificios (RITE), dispuestas a su vez los artículos 30 a 38 de la Ley 21/1992, de 16 de julio, de Industria, sobre infracciones administrativas. 

En esa normativa, se establecen como infracciones leves el incumplimiento de los requerimientos o las medidas cautelares que formule la autoridad competente, falta de colaboración con la Administración en su labor de inspección u ocultación de información. Por su parte, se consideran graves la ocultación o alteración dolosa de los datos, la resistencia o reiterada demora en proporcionarlos, la expedición de certificados o informes cuyo contenido no se ajuste a la realidad de los hechos o el incumplimiento de las prescripciones dictadas por las autoridades.

Un periodo transitorio

Por lo pronto, las medidas de aplicación inmediata ya desde este miércoles serán la limitación del termómetro y el apagado de escaparates. Para lo demás, el Gobierno habla de un "periodo transitorio", según explicó la propia Ribera. "No se pretende sancionar, se pretende encauzar, por lo tanto tenemos que darnos un margen, claro que debemos estar todos vigilantes y reforzar la idea de que las normas están para cumplirlas", ha afirmado este martes la ministra. 

"No creo que nadie vaya a imponer multas rápidamente, sino al revés, tendrá que haber un procedimiento previo y sobre esa base, de forma proporcionada, ir adoptando medidas", añadió. Eso sí, lanzó un aviso: el Ejecutivo tiene herramientas para responder a quienes no cumplan. Y miró a las comunidades autónomas. "Creo que cualquier gobierno responsable sabe que las normas están para aplicarlas y se evitará la insumisión", sentenció.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento