Feijóo ve un "fracaso" las medidas del Gobierno y se presenta como la alternativa para salir de la crisis

  • Insiste en ajustar tramos de IRPF, reducir gasto superfluo y suspender temporalmente el impuesto de hidrocarburos. 
  • "Esto nos puede arrasar a ustedes y a nosotros", dijo Rufián acerca de la inflación, una tesis que refuerza el PP.
Alberto Núñez Feijóo, este jueves durante la Junta Directiva del PP vasco.
Alberto Núñez Feijóo, este jueves durante la Junta Directiva del PP vasco.
David Mudarra | PP

Que la inflación abrasa al Gobierno y a las familias es un hecho conocido por el PP. El dato del IPC de junio, que arroja en una escalada de 10,2 puntos respecto al mes anterior, es un costado públicamente vulnerable sobre el que PP golpea una y otra vez. "La inflación ha saltado a los dos dígitos, la más alta desde el año 1985, desde el siglo pasado cuando se trabajaba con pesetas", incidió este jueves Alberto Núñez Feijóo desde Getxo (Vizcaya). Feijóo, que visitó Petronor, comió con el Círculo de Empresarios Vascos y pasó revista junto a Carlos Iturgaiz al PP vasco, calificó las medidas del Gobierno de "fracaso" y le echó la sábana al fantasma de la recesión.

El líder del PP incidió en la idea de que los dos decretos anticrisis están plagados de medidas "cosméticas", de puro "maquillaje", y acusó a Sánchez de "soberbio" por no reconocer que la bajada del IVA de la luz del 10 al 5% y el bono de 200 euros a las rentas más bajas figuraban en una propuesta económica, la entrega por los populares en abril al Gobierno, de la que no obtuvieron respuesta. "La inflación es el enemigo número uno", es el mensaje que trasladan en el PP a todos los niveles. 

Feijóo comparó la situación de España con la de Alemania y Francia, que han reducido y aplacado, respectivamente, sus datos de inflación y por eso el líder del PP centra su discurso de oposición en la crítica al Gobierno por la situación de crisis y en plantear su alternativa. De "economía, economía y economía" dijo Feijóo que era por lo que había ido al País Vasco. Y, en concreto, de la inflación.

En el PP gustó el discurso de Rufián

El discurso que más ha calado entre la bancada popular en el Congreso esta semana, aunque parezca demasiado extravagante, es el que pronunció desde su escaño la semana pasada un diputado independentista catalán, y de izquierdas: Gabriel Rufián

"Les voy a hablar de algo que les puede arrasar a ustedes y a nosotros: los precios, el coste de la vida", introdujo su discurso el diputado de ERC el miércoles pasado. "Señor presidente, seguro que lo sabe, pero la gasolina ha subido en el último año un 66%, la luz ha subido un 48% (...). ¿Sabe qué puede costar un melón hoy en este país? 13 euros. ¿Una sandía? 12 euros. ¿Medio kilo de cerezas? Seis euros", lanzó las cifras desde su escaño a Sánchez. "En un país en el que el salario medio anual es de 16.300 euros, ¿cómo cree que la gente puede llegar a comprar fruta en verano? Esto realmente nos puede llegar a abrasar a ustedes y a nosotros, a cualquier Gobierno", advirtió el socio de la coalición de Gobierno.

"Es lo que dice Rufián de los melones, tiene razón", coinciden hasta tres diputados del PP consultados por 20minutos esta semana. "Lo de las sandías de Rufián", decía uno de ellos, con la familiaridad de haberlo comentado antes. "Rufián y el PP tienen en común con el PP el precio de las cerezas. Tú puedes ser independentista, de Vox, tarado, empresario, sacerdote, pero cuando vas al súper vas a pagar lo mismo. Es algo que Sánchez no puede tapar", dicen desde la dirección del partido.

El PP pide al Gobierno cuatro medidas: ajustar los tramos del IRPF para las rentas inferiores a los 40.000 euros, rediseñar los fondos europeos para que "lleguen a la economía real", reducir el gasto político superfluo y suspender temporalmente el impuesto especial de hidrocarburos. "Estas propuestas están al servicio del Gobierno de España, porque nosotros somos la alternativa al Gobierno de España", dijo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento