La alianza de Podemos, IU y Más País y el partido de Teresa Rodríguez se estrellan y la izquierda pierde más de la mitad de sus actas

Teresa Rodríguez celebra que Andalucía "ha pinchado el globo" de Vox
Teresa Rodríguez celebra que Andalucía "ha pinchado el globo" de Vox
Europa Press
Teresa Rodríguez celebra que Andalucía "ha pinchado el globo" de Vox

Hundimiento del espacio progresista a la izquierda del PSOE en las elecciones de este domingo. Por Andalucía, la coalición de IU y Más País apoyada por Podemos, apenas logró obtener el 7,7% de los votos y 5 escaños en el Parlamento de Andalucía, mientras Adelante Andalucía, el partido capitaneado por la exlíder morada Teresa Rodríguez, se quedó en un 4,6% de los votos y dos actas. En total, la izquierda alternativa suma siete diputados, menos de la mitad de los 17 que consiguió hace cuatro años, cuando Rodríguez, Podemos e IU acudieron a las urnas unidos en una misma lista.

Precisamente a la división del voto a la izquierda del PSOE en dos listas achacó la candidata de Por Andalucía, Inma Nieto, buena parte del pésimo resultado obtenido por la alianza. En su comparecencia para valorar la noche electoral, y con rostro serio, Nieto aseguró que "la unidad es imprescindible para fortalecer el respaldo a las políticas que necesitan los trabajadores", e hizo ver que, unidas, Por Andalucía y Adelante Andalucía suman algo más del 12% de los votos, apenas un punto menos que Vox. "La extrema derecha, sin embargo, nos duplica en escaños y rentabiliza extraordinariamente su porcentaje" por concurrir en una única lista, señaló Nieto.

Por ello, la líder de Por Andalucía que dejó la puerta abierta a estrechar las relaciones -muy tensas- con Adelante Andalucía para "ampliar el espacio político" a la izquierda del PSOE y que "el proyecto que ha empezado ahora se consolide". No obstante, Teresa Rodríguez dejó claro que "nunca más" va a "renunciar a defender los intereses de Andalucía por encima de todas las cosas" y presumió de ser la única formación del Parlamento de Andalucía sin "tutelas" de Madrid, aunque sí se mostró dispuesta a "reabrir un nuevo periodo" para que las izquierdas se entiendan.

Rodríguez, en un tono muy diferente al de Nieto, celebró su magro resultado de dos diputados porque, dijo, Adelante Andalucía ha conseguido sus dos objetivos: "Enfrentar a la ultraderecha" y "hacer nacer un espacio andalucista del siglo XXI". "Hemos conseguido encender la luz y disipar los monstruos", “pinchar el globo de Vox”, celebró la dirigente, que presumió de que "Andalucía tiene la dignidad suficiente para no haberse tragado a Macarena Olona" pese a que Vox obtuvo siete veces más escaños que Adelante.

El resultado de este domingo supone un severo correctivo para la izquierda en general, ya que el PSOE también se ha desplomado y ha obtenido su peor resultado histórico. No obstante, la magnitud de la caída de Por Andalucía y Adelante Andalucía es mucho mayor: no solo pierden más de la mitad de los escaños que consiguieron, unidas, en 2018, sino que obtienen el peor resultado de la izquierda a la izquierda del PSOE desde 2008, cuando IU únicamente pudo rascar seis escaños. En porcentaje de voto, la caída no es tan escandalosa: Por Andalucía y Adelante Andalucía reciben juntas 12,3% de las papeletas, por el 16,2% de electores que votaron a ambas formaciones unidas hace cuatro años.

El fiasco salpica a Díaz

El mal resultado también conlleva un fracaso para la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, en las primeras elecciones desde que es líder de Unidas Podemos en las que se vuelca decididamente para apoyar a una candidatura, la de Por Andalucía. Al contrario de lo que hizo en Castilla y León, donde su presencia fue testimonial, Díaz ha acudido en tres ocasiones a Andalucía durante la campaña para acompañar a la candidata de la alianza, Inma Nieto. La vicepresidenta, además, ha compartido escenario con la secretaria general de Podemos, Ione Belarra, pese a sus desencuentros de los últimos meses, en lo que se ha interpretado como un deshielo de las relaciones en pro de hacer piña en la campaña.

Sin embargo, la presencia de Díaz en los últimos días apoyando a Nieto no ha servido como revulsivo para Por Andalucía, y supone un batacazo para el primer esbozo del proyecto de la vicepresidenta, que si se presenta a las próximas elecciones generales pretende aunar a Podemos, IU y Más País en torno a una plataforma liderada por ella. La implicación de Díaz en Por Andalucía, de hecho, ha ido más allá de su presencia en los actos: su intervención fue clave para que Nieto fuera elegida candidata como quería IU en detrimento de la apuesta de Podemos, Juan Antonio Delgado, y se ha prestado a aparecer en varias imágenes de propaganda electoral de Por Andalucía junto a Nieto.

Con sus magros resultados, el grupo parlamentario de Por Andalucía quedaría controlado por Podemos, que obtiene tres escaños, por tan solo uno de IU -el de Nieto, la única diputada de la federación- y otro de Más País -el de su líder andaluza, Esperanza Gómez-. Se cumple así el acuerdo alcanzado por las tres formaciones en la tormentosa negociación que mantuvieron para conformar su alianza, en la que pactaron a última hora que Nieto fuera la candidata a cambio de que IU cediera a Podemos la mayoría de los puestos de salida en las provincias con más opciones para Por Andalucía. La formación, sin embargo, ni siquiera logra representación en todas las circunscripciones: queda fuera en Almería, Huelva y Jaén.

El bloque a la izquierda del PSOE no tendrá diputados en ninguna de estas tres provincias porque Adelante Andalucía tampoco ha conseguido ningún parlamentario en ellas: los dos diputados de la formación son el de Teresa Rodríguez, por Cádiz, y un segundo por Sevilla. Se trata de un retroceso importante con respecto a 2018, cuando la candidatura unitaria a la izquierda del PSOE consiguió representación en todas las circunscripciones e incluso disputó el segundo puesto a Cs en la provincia de Cádiz.

Redactor '20minutos'

Redactor de Nacional. Me hice mayor en Infolibre y llegué a 20minutos a finales de 2019. Sigo a Sumar y a Podemos y me paso la vida en el Congreso, donde también me encargo de la crónica parlamentaria. Cosecha de 1993.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento