Sánchez se da un baño de masas para celebrar sus cuatro años en Moncloa con las encuestas en contra: "Somos un Gobierno ejemplar"

  • Reúne a los diputados y senadores del PSOE para conmemorar el cuarto aniversario de la moción de censura.
  • ​Presume de "ejemplaridad" y de gestión: 140 iniciativas legislativas aprobadas y dos Presupuestos.
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, con parte de su equipo parlamentario este miércoles en el Congreso.
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, con parte de su equipo parlamentario este miércoles en el Congreso.
EFE

Era 1 de junio de 2018. Pedro Sánchez, sentado en la bancada roja del Congreso de los Diputados, escuchó por primera vez un "muchas gracias, señor presidente" tras triunfar su moción de censura contra Mariano Rajoy. Cuatro años después, el jefe del Ejecutivo ha querido rememorar esa fecha con una reunión interparlamentaria en la Cámara baja ante los diputados y senadores del PSOE en la que le ha devuelto ese "gracias" a todos ellos, que se lo han agradecido en forma de ovaciones. Además, el presidente ha presumido de gestión y de "ejemplaridad" en un momento crítico en el partido, con las elecciones andaluzas en menos de 20 días y con la formación estancada en las encuestas.

La comparecencia, pues, ha sido un baño de masas en toda regla. Sin pizca de autocrítica, ha repasado durante más de una hora las bonanzas de su estancia en Moncloa. Solo al final ha realizado un anuncio: la intención del Ejecutivo de prorrogar el plan de choque contra las consecuencias económicas de la guerra. "Seguiremos protegiendo a las familias", ha lanzado en un discurso en el que ese conflicto ha sido una de las dificultades que ha enumerado que ha tenido que atravesar el Gobierno. El resto son bien sabidas: "Una pandemia, un volcán y la Filomena", aquella nevada que paralizó media península en enero de 2021.

"No nos lo han puesto fácil", ha lanzado, refiriéndose a ese "contexto" y, también, "a la oposición", a la que ha afeado los "insultos" recibidos desde el 1 de junio de 2018. A sus diputados y senadores les ha pedido no caer en el juego de la derecha y no "perderse en el ruido ensordecedor", sino "presumir" en los logros del Gobierno que él ha venido con tres cifras: 20, 50 y 1.000. "20 millones de afiliados a la Seguridad Social, un 50% de contratación indefinida y 1.000 euros de Salario Mínimo Interprofesional", ha señalado.

"España avanza y lo va a seguir haciendo aunque la derecha y la ultraderecha sigan poniendo palos en la rueda", ha señalado, acusando al Partido Popular de aumentar "la bronca política" para "desanimar y desmovilizar a la España progresista". Para quien no ha tenido palabras ha sido para Unidas Podemos, una formación que fue clave para que Sánchez lograra los 180 'síes' que destituyeron a Rajoy y con la que ahora comparte Consejo de Ministros. Ese viernes de junio de 2018, el expresidente se despidió de la cámara diciendo que dejaba tras de sí "una España mejor" y deseando que su "sustituto" pudiera decir lo mismo.

El deseo del ahora registrador de la propiedad se cumplió. Y en el cuarto aniversario como presidente, Sánchez también ha puesto el énfasis en contar lo que supuso el cambio de Ejecutivo. "Ganó España y perdió la derecha", ha resumido el mandatario, que ha definido al segundo ejecutivo de Rajoy como un gobierno "sentenciado, política y judicialmente, por la corrupción y por la falta de ejemplaridad". Sánchez ha asegurado que el anterior gobierno "usó la corrupción para tapar sus vergüenzas" y su mayoría absoluta "para agrandar las bechas de desigualdad".

Ahora, en cambio, "hay un Gobierno ejemplar, que puede que sea lo básico en una democracia, pero hace cuatro años no era la norma". "Estamos cambiando a mejor la vida de la gente", ha presumido el socialista, que ha cifrado en 140 las iniciativas legislativas que la coalición ha logrado aprobar en esta legislatura, que son 16 más que las aprobadas por Rajoy en su primera legislatura (2011-2015), en la que tenía mayoría absoluta.

Un mitin con las encuestas en contra

Con todo, el aire de la comparecencia de Sánchez era absolutamente preelectoral. Y es que en menos de 20 días el PSOE afronta unas elecciones que pueden ser clave para definir el ambiente que reine hasta las siguientes elecciones generales, que se prevén para finales de 2023. En esos comicios autonómicos, las encuestas son poco alentadoras para los socialistas. 

En la última, la realizada por la Fundación Centro de Estudios Andaluces (Centra), dependiente de la Consejería de Presidencia, se otorga a los populares entre 47 y 49 escaños (más del doble que en 2018) y el 39,2% de los votos en las próximas elecciones del 19 de junio. Esto supone hasta 15 puntos por encima del PSOE, segunda fuerza con 31-32 escaños, ligeramente por debajo de los 32 alcanzados en 2018. Vox, por su parte, doblaría su presencia en el Parlamento, con 21-22 diputados frente a los 12 de los comicios anteriores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento