El desarrollo emocional y una escuela más inclusiva: los retos en educación que pueden convertirse en oportunidades

fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Foro SM
Participantes del debate 'Revuelo en el aula'.
JORGE PARIS

¿A qué retos se enfrenta la comunidad educativa con los nuevos currículos? ¿Qué papel juega la educación socioemocional en las aulas? ¿Y las nuevas tecnologías? ¿Cómo hacemos frente a la paradoja de perder habilidades comunicativas en un mundo cada vez más interconectado? Sobre estas y otras cuestiones se debatió el pasado lunes en el foro 'Revuelo en el aula', organizado por 20minutos con la colaboración de SM España cuyo proyecto educativa Revuela se instaurará en centros educativos de toda España.

En septiembre empezarán a aplicarse las novedades del nuevo currículo de la LOMLOE en los cursos impares, y eso conlleva cambios metodológicos de un sistema que equipara el valor de los contenidos con el de las competencias. Jorge Lite, director de servicios y productos editoriales de SM España; Laia Mestres, experta en educación emocional; Esther Echevarría, especialista en habilidades comunicativas; y David Novillo, coordinador de Nuevas Tecnologías e Innovación Educativa de Colegios Trinity, reflexionaron al respecto durante la mesa redonda moderada por Melisa Tuya, redactora jefe de este diario.

Según destacaron todos los ponentes, la clave de cara al nuevo curso es fortalecer la formación del profesorado, aunque cada uno lo enfocó desde su ámbito de conocimiento. Para Jorge Lite, por ejemplo, es imprescindible dotar a los docentes de las herramientas para afrontar un cambio de currículo que "trae cuestiones como poner en primer plano la atención a la inclusión para que nadie se quede atrás". Según Mestres, el reto está en incorporar el desarrollo emocional; y Echevarría considera que hay que hacer hincapié en enseñar a los alumnos a adquirir habilidades comunicativas. 

Una investigación reciente de la Fundación SM revela que el alumnado (especialmente el de Secundaria y Bachillerato) echa en falta métodos más activos de aprendizaje que, señaló Novillo, pueden alcanzarse a través de las nuevas tecnologías para "adaptar las metodologías a cada momento"

fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Foro SM
Melisa Tuya, Jorge Lite y Esther Echevarría, durante el debate.
JORGE PARÍS

La autonomía emocional, clave para el bienestar

Los ponentes coincidieron también en la importancia de poner el foco en las demandas de los alumnos. "Es la manera de impulsar la motivación, que es además el motor del conocimiento", aseveró Esther Echevarría. También en cómo la pandemia puso de relieve la necesidad de prestar más atención al bienestar emocional. "Nos ha enseñado que la población necesita de unos factores protectores y de desarrollo que, entre otras cosas, les dan las competencias emocionales. No quiere decir que antes no se necesitasen, sino que nos ha enseñado que es imprescindible en la escuela", subrayó Laia Mestres. 

Así, la experta en educación emocional insistió en aprovechar este cambio metodológico para dotar a los estudiantes de una serie de competencias que les permitan expresar sus emociones y, en consecuencia, garantizar el bienestar en las aulas. "Por ejemplo, un alumno capaz de ser consciente de sus emociones, poner en marcha recursos para gestionar la ansiedad o el estrés, es un alumno más centrado. Si además trabajamos su autonomía emocional, tendremos un alumno capaz de generar bienestar y contagiar a otros", aseveró.

En esa línea, y precisamente para saber cómo expresar las emociones, saber comunicar es imprescindible, pese a que es algo que, según destacó Esther Echevarría, no está todavía extendido. "Las habilidades comunicativas te capacitan para poder comunicarte adecuadamente con tu familia, tus amigos y, más tarde, con el mundo laboral", explicó Echevarría.

fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Foro SM
David Novillo, en un momento de su intervención, junto a Laia Mestres.
JORGE PARÍS

Hacia una evaluación que no deje a nadie atrás

¿Cómo alcanzar un sistema de evaluación que no deje a nadie atrás? Este fue otro de los temas que se pusieron sobre la mesa este lunes. Echevarría apuesta por el "refuerzo positivo" y desde la realidad de que la evaluación debe partir de que "todos los estudiantes hacen algo bien". Una postura similar a la de Jorge Lite, de SM, que aboga por un concepto de "evaluación integrada" y diferenciada de la mera calificación. "Lo ideal es hacer un proceso de evaluación integral. No de solo el conocimiento, sino también de la puesta en práctica", subrayó. 

Para Novillo, es igualmente importante poner el foco en el proceso y "hacer un seguimiento del alumno". En esa línea, Laia Mestres considera que el gran desafío es "acompañar al alumno a vivir bien el error, entender que equivocarse es normal y que es lo único que nos indica que tenemos un margen de mejora". 

Competencias y contenidos: ¿una dicotomía real?

El nuevo modelo curricular impulsado por el Ministerio de Educación está basado en competencias concretas, lo que ha abierto el debate sobre si realmente existe una dicotomía entre las competencias (el saber hacer) y los contenidos (el saber). Lite considera que, en ningún caso, son dos conceptos que se excluyan, sino que son "complementarios" y que el camino a seguir es el de alejarse del "modelo histórico" que únicamente mide "contenidos más enciclopédicos". 

Lo mismo opina Novillo, quien señaló que para adquirir una competencia hay que haber pasado previamente por el conocimiento de los contenidos. "Vemos solamente el 'todo' por las partes, y no estamos viendo que tienen una gran relación", subrayó, apelando a despojarnos de esa "polarización". 

Replantear el concepto de comunidad educativa

"Un mensaje muy importante es que tenemos que dejar de evitar que nuestros hijos vivan adversidades, y más bien acompañarles a través de ellas", subrayó Mestres, asegurando que actualmente predomina cierta "tendencia sobreprotectora" que está siendo perjudicial. Así, según la experta en educación socioemocional, hay que dar a entender a las familias la importancia de que se involucren durante todo el desarrollo emocional de los niños y jóvenes, y que desde los centros educativos les incluyan para que haya un proceso de acompañamiento. "Estamos en un momento muy bueno para que nos sumemos todos", subrayó. 

"Desde mi competencia, debemos replantear el concepto de comunidad educativa: volver a involucrar, comunicar, que haya feedback, que tomemos tiempo para ver qué hacen", apuntó Novillo, señalando a las tecnologías como una herramienta muy útil para potenciar eso.

La educación, un ámbito acostumbrado a los cambios

Con todo, la conclusión fue clara frente al revuelo que puede traer el nuevo currículo a partir de septiembre: la comunidad educativa está preparada para afrontar cualquier cambio, como ha hecho siempre. "Los centros deben confiar en su sentido común, en su bagaje y en su capacidad para afrontar un reto más", concluyó Laia Mestres. Además, tal y como resaltó Novillo, "desde la escuela hay una gran disposición a afrontar cualquier cambio". 

"Hablamos a menudo de grandes retos, pero muchas de las cosas que proponemos ya se están haciendo. A veces hace falta interiorizarlo y poner nombre al trabajo que ya hacías, y el camino es que te aporten herramientas para desarrollarlo con mayor conciencia", alegó Esther Echevarría. 

Jorge Lite insistió en destacar la "grandísima vocación" del profesorado, que ya tan solo necesita "ayuda" para "reenfocar" las novedades. "La clave es afrontar el acto educativo como un acto relacional con cuidado y cariño", aseveró. 

Jorge Lite: "El nuevo currículo presta más atención a la diversidad"

Según el director de servicios y productos editoriales de SM España, Jorge Lite, el nuevo currículo educativo exige "considerar la inclusión como un principio fundamental" y "presta mucha más atención a la diversidad y a la inclusión". Por ello, considera que es crucial fortalecer la formación del profesorado para "diseñar actividades que estén al alcance de las diferentes singularidades de los alumnos que tienen en el aula". En ese sentido, otro de los desafíos, según señala a 20minutos, es la "carga de contenidos" a la que se enfrentan los alumnos y a la dificultad para los propios docentes a la hora de hacer compatible el uso de metodologías activas con un "currículum extensísimo".

Jorge Lite, director de servicios y productos editoriales de SM España.

Laia Mestres: "Los resultados del desarrollo emocional se ven en el clima del aula"

Para Laia Mestres, experta en educación emocional, "el gran reto" del próximo curso reside en que "por primera vez" se encarga a los centros educativos el desarrollo de las competencias emocionales del alumnado. "Una vez nos pongamos en marcha, formemos a los docentes y trabajemos a través de programas con el alumnado, los resultados se pueden ver en el rendimiento académico, en el clima del aula y en la capacidad del alumnado para estar más centrados", apunta. Ya a largo plazo, afirma que, según las investigaciones, "cuanto más desarrollo emocional tiene un alumno en su edad adulta, mejor se va a adaptar a todos sus entornos y será más difícil que caiga en conductas de riesgo". 

Laia Mestres, experta en educación emocional.

Esther Echevarría: "Las habilidades comunicativas son la gran habilidad del siglo XXI"

La experta en habilidades comunicativas, Esther Echevarría, destaca la importancia de saber "qué decir, cómo decirlo y cuándo decirlo". "Hoy en día las habilidades comunicativas están clasificadas como la gran habilidad del siglo XXI", asevera, apuntando que, sin embargo, es una cualidad a la que todavía no se le da el suficiente peso en la educación. "Si a un niño le preguntas cómo se escribe bien, sabe que es sin faltas de ortografía. Sin embargo, si le preguntas cómo se habla correctamente, no se lo hemos enseñado". Así, Echevarría insta a equilibrar las "cuatro destrezas básicas en comunicación" -leer, escribir, hablar y escuchar-, fortaleciendo la capacidad de saber comunicarse con eficiencia. 

Esther Echevarría, experta en habilidades comunicativas.

David Novillo: "Las tecnologías son una herramienta para universalizar la educación"

David Novillo, coordinador de Nuevas Tecnologías e Innovación Educativa de Trinity College, aboga por enfocar las tecnologías como "una herramienta para universalizar la educación y que todo el mundo tenga acceso a ciertas herramientas que, de otro modo, serían más costosas". Asumiendo que uno de los retos es situarlas en un "lugar de moderación", Novillo anima a "reflexionar" sobre lo que se quiere enseñar en un momento concreto y, a partir de ahí, determinar qué herramientas utilizar, "sin caer en el exceso ni en el defecto". "Hay que saber cuándo son efectivas y cuando no", subraya. "Pueden ser una vía, pero también hay que regularla, y esto es muy importante", concluye. 

David Novillo, coordinador de Nuevas Tecnologías e Innovación Educativa de Trinity College Group.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento