La ley del 'solo sí es sí', "en peligro" por las discrepancias entre Unidas Podemos y el PSOE en torno a la prostitución

La ministra de Igualdad, Irene Montero, y la Secretaria de Igualdad del PSOE, Andrea Fernández.
La ministra de Igualdad, Irene Montero, y la Secretaria de Igualdad del PSOE, Andrea Fernández.
Twitter/Andrea Fernández
La ministra de Igualdad, Irene Montero, y la Secretaria de Igualdad del PSOE, Andrea Fernández.

"Estoy bastante preocupada por la fase final de la tramitación de la ley del 'solo sí es sí'". Así de rotunda se ha mostrado la ministra de Igualdad, Irene Montero, en declaraciones a los periodistas en el Congreso de los Diputados. La persecución del proxenetismo en la denominada ley de libertad sexual es uno de los puntos que más disparidad ha generado entre los grupos parlamentarios y, más concretamente, entre los socios de Gobierno. A pocas horas de que la Comisión de Igualdad emita el dictamen con el informe de la ponencia y las enmiendas pactadas, la ley pende de un hilo. ¿El motivo? Los escollos en torno a la parte del articulado que hace referencia a la prostitución. 

Entre otros puntos, la futura ley aborda una reforma del Código Penal para retomar la tercería locativa eliminada por el Gobierno de Felipe González en 1995, la cual persigue a la industria proxeneta y, en concreto, castiga a quien "destine un inmueble, local o establecimiento, o cualquier otro espacio, abierto o no al público, a favorecer la explotación de la prostitución de otra persona, aún con su consentimiento". Asimismo, el proyecto plantea penalizar el proxenetismo no coactivo (no violento).

De las más de 400 enmiendas presentadas por los grupos parlamentarios, estos dos puntos concretos en los que se hace mención expresa al proxenetismo acumulan una quincena de enmiendas. El PSOE, por ejemplo, es partidario de endurecerlo, en línea con su postura abolicionista. Otras formaciones, como EH Bildu y PNV, consideran que es un tema tan "complejo" que debería abordarse más a fondo en otra ley, y no en esta. Una posición parecida a la de Junts, en Comú y ERC, quienes afean que, además, la prostitución o el trabajo sexual se aborda "solo parcialmente".

El PSOE rechaza aplazar la persecución de la prostitución

Desde el Ministerio de Igualdad, impulsor de la norma, llevan meses poniendo sobre la mesa la posibilidad de renunciar a esta medida para incluirla en otras iniciativas, como por ejemplo la ley contra la trata, que está en negociación actualmente con el Ministerio de Justicia. Esto es, precisamente, lo que se les trasladó a los grupos parlamentarios este martes para garantizar que la ley sale adelante con un "acuerdo amplio", en coherencia con el Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

"Ante la posibilidad de que la ley esté en peligro y que no se apruebe el dictamen mañana, planteamos retirar los artículos de tercería locativa y proxenetismo de la ley y trasladarlos a la Ley de Trata o a una ley específica", avanzaron este martes a 20minutos fuentes de Igualdad. 

La petición tiene un destinatario claro: el PSOE. "Lo que le estamos proponiendo, especialmente al PSOE, que es de quien depende la posibilidad de llegar a un acuerdo, es retirar esos artículos de la ley y llevarlos a la ley de trata, para poder garantizar que aprobamos la ley del 'solo sí es sí' como merecen las mujeres y el movimiento feminista en España", declaró Irene Montero este miércoles. 

Con todo, por ahora, sus socios de Gobierno se muestran todavía reticentes a aceptar esta propuesta, pues supondría alejarse de un compromiso reafirmado recientemente por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que es el de acabar con la prostitución. Fuentes del PSOE han señalado a 20minutos que están negociando con el PP e insisten en que su objetivo es abolir la prostitución. Renunciar a castigar el proxenetismo en una ley que afronta ya el final de su tramitación sería, para los socialistas, perder una oportunidad. "No hay tiempo que perder, estamos hablando de proxenetismo", declaran las mismas fuentes. 

Y es que la ley contra la trata, por ejemplo, todavía no está consolidada siquiera en un borrador, y antes de nacer ya ha despertado más de una diferencia entre Justicia e Igualdad. En definitiva, no ven con buenos ojos tener que esperar a incluir la penalización del proxenetismo en otra ley, como sugiere el departamento de Irene Montero, pues retrasaría su objetivo abolicionista, por lo que mantendrán su enmienda con la confianza de que obtenga el voto favorable de la mayoría. 

Habrá que ver la posición de cada partido respecto al dictamen que se debate esta tarde en la Comisión, y cuyo informe será sometido a votación en el Pleno de la Cámara Baja para que pase al Senado y continúe con su tramitación parlamentaria.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento