La séptima ola se asoma y dispara la venta de test de antígenos en las farmacias: ¿en qué se diferencia de las anteriores?

Evolución de la venta de test de antígenos en España.
Evolución de la venta de test de antígenos en España.
Henar de Pedro

"La incidencia es altísima, no hay más que verlo a tu alrededor". Es la respuesta de Salvador Peiró, doctor en Medicina de la Fundación de Investigación Sanitaria Biomédica (Fisabio) de la Comunidad Valenciana, al ser preguntado si estamos ya en la séptima ola de la pandemia de coronavirus en España. Al mismo tiempo que los indicadores epidemiológicos que utiliza ahora el Ministerio de Sanidad para evaluar la el riesgo -incidencia en mayores de 60, ocupación hospitalaria y fallecimientos- también han vuelto a subir las ventas de los test de antígenos en farmacias.

Según los datos de la consultora especializada en gestión sanitaria IQVIA, la última semana del 25 de abril al 1 de mayo se vendieron en España 2,67 millones de test de antígenos en las farmacias, una cifra que no se superaba desde la semana del siete al 13 de febrero, cuando España empezaba a salir de la sexta ola producida por la contagiosa variante ómicron.

Estos 2,67 millones quedan aún lejos del máximo de ventas registrado durante el pico de ómicron, a mediados de enero, cuando se vendieron en España casi diez millones de autotest de diagnóstico de covid. Para encontrar valores similares a los actuales hay que remontarse a la semana de después del puente de diciembre, antes de las Navidades pasadas, o al final de la sexta oleada.

Según explica Marina Almarcha, farmacéutica en Madrid, las ventas en su botica de Moratalaz se han incrementado "significativamente" en las dos últimas semanas. "En lo que llevamos de mes hemos vendido más que en todo el mes de abril", añade. La venta de antígenos se ha convertido en un termómetro que puede ayudar a valorar si la circulación del virus aumenta o desciende. Almarcha destaca con sorpresa que "la gente sigue teniendo conciencia social a pesar de la ausencia de restricciones y la mayoría de las personas que han dado positivo siguen cumpliendo la cuarentena".

Evolución de la venta de test de antígenos en España.
Evolución de la venta de test de antígenos en España.
Henar de Pedro

Los datos del Ministerio de Sanidad muestran también una incremento de la transmisión del virus, al menos entre las personas mayores de 60 años. Si el 19 de abril, recién pasada la Semana Santa, la incidencia en este grupo poblacional se situaba en 505 casos por cada 100.000 habitantes, dos semanas después, el pasado martes tres de mayo -último informe disponible hasta ahora- este guarismo ha escalado hasta los 790. También han subido los indicadores de ocupación hospitalaria, aunque menos, pasando de un 4,59% de camas ocupadas (con o por) covid al 5,56%, y del 3,84% de ocupación de las UCI al 4,02%.

Este "repunte importante de contagios" era "previsible" para Salvador Peiró, que explica que a la ausencia de las mascarillas en interiores y el adiós de los aislamientos obligatorios para los casos leves o asintomáticos se suma la "desatada movilidad" que ha habido entre Semana Santa, el fin de semana del Primero de Mayo y diversas fiestas regionales que se celebran en primavera. Añade también que hemos vuelto a los congresos y actos masivos y lamenta el "runrún de 'fin de la pandemia' o 'libertad sin mascarillas' que estamos oyendo por todas partes". 

Relación rota con los casos graves

No obstante, el actual incremento de la transmisión -que en unas semanas sabremos si es séptima ola u 'olita'- se diferencia de los anteriores en dos factores que los epidemiólogos destacan. Por un lado, el aumento de los casos ya no se relaciona con el incremento de los casos graves. "Antes, los casos nos avisaban de lo que íbamos a ver en los hospitales a los diez días siguientes. Esa relación ha variado mucho, probablemente se rompió ya a principios de la sexta ola", apunta Peiró.

Hasta el momento, "este incremento enorme de los casos no se está traduciendo en un incremento enorme de los casos graves. ¿Y esto se puede llamar ola? Probablemente estamos en un momento en el que en cualquier otro momento hubiéramos llamado ola, pero en los hospitales no estamos en una ola. Esta es la diferencia de que esté todo el mundo vacunado o se hayan contagiado. En la Comunidad Valencia, hemos calculado que adultos no vacunados y que no hayan pasado la covid quedarán menos del 3% (unas mil personas)". 

Las pocas personas que quedan sin vacunar y sin haberse contagiado es un aspecto que "cambia mucho la situación de gravedad"

Peiró recalca la importancia de este dato, que permite augurar escenarios asumibles "sin repuntes importantes de hospitalizaciones" para las próximas semanas a pesar del aumento de la transmisión, pues recuerda que en la sexta ola, el 10% de la población no vacunada causó el 50% de los ingresos -frente al 90% de los vacunados, que causaron la otra mitad de las hospitalizaciones-. Las pocas personas que estiman que quedan sin vacunar y sin haberse contagiado y, por tanto, sin ninguna protección frente al virus, "cambia mucho la situación de gravedad. Entonces, esto es una ola, pero no es lo mismo", considera el experto en salud pública. 

Con él coincide el epidemiólogo Quique Bassat, que también habla "sin ninguna duda" de un "indudable aumento de la transmisión". ¿Estamos ante el inicio de una séptima ola? "Eso no lo sabremos hasta dentro de unos días, pero es posible que lo sea. Lo que pasa es que utilizar el término 'ola' tiene unas connotaciones negativas que nos asustan a todos".

Darias habla de "nivel aceptable"

La repercusión clínica de este incremento de los contagios "todavía no está clara", continúa Bassat, que también cree que "será más leve que en olas previas". "No deberíamos preocuparnos en exceso siempre y cuando no se traduzca en un aumento serio de las hospitalizaciones y los ingresos en UCI, lo cual, de momento, no está pasando. Eso es muy tranquilizador", termina.

Preguntada por la situación epidemiológica actual, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, indicó que los indicadores de capacidad asistencial "se mantienen dentro de un nivel aceptable". 

La titular de Sanidad ha recordado que la pandemia de coronavirus se sigue monitorizando con una "máxima vigilancia" pero que, al mismo tiempo, se está intentando "volver a la normalidad", dijo para añadir que España es referente en vacunación con el 91,6% de la población mayor de 12 años con pauta completa, lo que supone más de 39 millones de personas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento