Se abre el debate: ¿llegará la tercera dosis de la vacuna de la covid a los niños de 5 a 11 años? Esto es lo que opinan los especialistas

Un niño recibe la vacuna contra el Covid-19.
Un niño recibe la vacuna contra el covid-19.
Europa Press
Un niño recibe la vacuna contra el Covid-19.

La tercera dosis de la vacuna contra la covid-19 no ha llegado al amplio porcentaje de población que sí acudió a ponerse las dos primeras inyecciones que se consideran la pauta completa. Mientras que el 85% de la población total española cuenta con los dos primeros pinchazos, solo el 52% se ha inoculado la dosis de recuerdo. Hasta ahora, en España, esta se ha pautado para las personas de hasta 18 años y recomendado para los adolescentes de 17 a 12 años de muy alto riesgo o que reciban tratamiento inmunosupresor. Los avances en la estrategia de vacunación diseñada por Sanidad han venido guiados por el factor etario, siendo siempre las personas de mayor edad las primeras en inmunizarse. Y ahora, ¿podrían los niños y niñas de 5 a 11 años llegar a recibir una dosis de recuerdo de la vacuna contra el coronavirus, igual que el resto de la población?

Esta idea, que quizá ahora parezca prematuro plantear, podría materializarse en cuestión de meses si las autoridades sanitarias observaran una necesidad de reforzar la inmunidad de los más pequeños. De hecho, la compañía farmacéutica Pfizer, que junto a la alemana BioNTech fue la primera en recibir la aprobación de su vacuna pediátrica frente al SARS-CoV-2 -ahora también Moderna cuenta con un suero para la población de 6 a 11 años-, ha presentado recientemente los resultados del ensayo clínico que ha realizado para probar la seguridad y eficacia de su booster (dosis de recuerdo) a los menores de cinco a once años. 

Tras este estudio, realizado con 140 participantes que recibieron una tercera dosis pediátrica (que es una tercera parte de la dosis que reciben los adultos y adolescentes) a los seis meses después de la segunda dosis, los investigadores de la farmacéutica explican que se constató un incremento de los anticuerpos y que no se detectaron problemas de seguridad. 

Por ello, el pasado 26 de abril se presentaron los resultados a la reguladora de medicamentos estadounidense (FDA, por sus siglas en inglés) para obtener la autorización para usar una tercera dosis pediátrica contra la covid y, según explicó la compañía en un comunicado, su intención es seguir los mismos pasos con la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). 

Mientras tanto, ¿qué piensan los expertos de esta posible tercera dosis para los niños y niñas? Para Isabel Sola, codirectora junto a Luis Enjuanes del laboratorio de especializado en coronavirus del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC), sería una opción "razonable" que este booster terminara autorizándose y considera que desde una "visión más panorámica, posiblemente una tercera dosis la vayamos a necesitar todos", pues aunque generalmente el SARS-CoV-2 no afecta de gravedad a los más pequeños, "no están libres de tener algunas formas severas de covid ni del covid persistente tras una infección leve" y el nivel de anticuerpos en sangre, que constituyen la protección frente a la infección, decae a los meses de la vacunación.

Ahora bien, la viróloga también pone el foco en la inmunidad celular generada por las vacunas, que es la que "protege frente a la enfermedad grave y el fallecimiento, sí permanece más tiempo y no se mide tan habitualmente porque es más complicada de medir". 

"No nos podemos olvidar de que el virus sigue circulando y tenemos que conservar la inmunidad que nos protege de ingresar, que no sabemos aún cuánto dura y es la que nos conviene mantener, preferentemente entre los más mayores, que son los más vulnerables, pero en definitiva en toda la población, incluso en los más jóvenes", opina Sola, que añade que  el debate será "cada cuánto tiempo" habrá que reforzar la inmunidad frente al coronavirus.

La investigadora apunta asimismo que cuando corresponda la tercera dosis "podría ser de una vacuna actualizada [a las nuevas variantes] si esta ya se ha autorizado". 

Sola concluye que "no está demás pensar en que ellos [por niños y niñas] también tengan que reforzar su inmunidad, pero antes hay pasos previos que todavía no se han cumplido, como que se vacunen todos con las dos dosis y que Pfizer proporcione más evidencia de sus ensayos" de la tercera dosis, que la viróloga considera que han contado con una muestra "relativamente limitada".

Primovacunación estancada

La necesidad de ampliar la cobertura de vacunación entre los más pequeños es una idea que también señala la inmunóloga del CSIC Matilde Cañelles. "En estos momentos, más que por la tercera dosis, estamos más preocupados por que se vacunen todos los niños. Ojalá fuera al contrario y estuviéramos pensando ya en las terceras dosis", afirma.

Según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, el 54% de los menores de cinco a once años ha recibido una dosis y el 42% cuenta con la pauta completa. El comité asesor de vacunas de la Asociación Española de Pediatría ya hablaba en febrero de un "estancamiento" en la vacunación pediátrica que en España arrancó el 15 de diciembre de 2021. Las razones que atribuía eran varias: la epidemiología de la infección, la gestión de la respuesta a la pandemia y la percepción del riesgo y la necesidad de la vacunación por parte de la población.

No tengo claro que sea necesario, pero haremos lo que hagan otros países

Desde la Asociación Española de Vacunología, su vicepresidente, el pediatra Fernando Moraga-Llop, considera que "en estos momentos y con la situación actual de la pandemia no está indicada, bajo mi punto de vista, la tercera dosis en niños de 5 a 11 años sin factores de riesgo". En la actualidad, el experto solo contemplaría el booster pediátrico para los más pequeños que sean más vulnerables al covid, como por ejemplo pacientes con otras patologías y/o en tratamiento inmunosupresor, pero recuerda que por ahora no está autorizado (sí para los adolescentes de 12 a 17 años desde el 24 de febrero).

Por su parte, el epidemiólogo y también pediatra Quique Bassat, sí cree que sería "razonable" que los más pequeños también terminaran recibiendo una dosis de recuerdo, aunque tampoco considera que haya urgencia para ello. Como sus colegas, también resalta que la cobertura vacunal entre la población pediátrica es "todavía muy bajita" en España. 

"No tengo claro que sea necesario, pero acabaremos haciendo lo que hagan otros países porque en esto nos hemos fijado mucho en lo que hacían los demás para tomar nuestras decisiones. En cualquier caso, la protección frente a la enfermedad grave conferida por la vacuna, incluso en los niños -en los que es tan infrecuente-, es sólida y robusta, por lo que me parecería razonable que los niños también recibieran una tercera dosis si la estrategia general poblacional es esa, pero no hay ninguna prisa en cualquier caso". 

Reducción de la efectividad

El pediatra señala que también hay que tener en cuenta "la inmunidad natural adquirida, pues muchísimos niños se han infectado y eso refuerza la respuesta inmunitaria conferida por las vacunas".

Igual que se ha observado que el nivel de anticuerpos en sangre decae a los tres-cinco meses de la vacunación, también en los adolescentes y en los más pequeños se ha detectado. Según un estudio publicado en marzo en The New England Journal of Medicine, durante la ola ómicron (diciembre de 2021-febrero de 2022), la efectividad frente a la hospitalización de la vacuna para niños de cinco a once años era del 68%. De acuerdo a otro estudio anterior, de febrero y sin revisar por pares, la efectividad de las dosis pediátricas de Pfizer bajaba al 48% frente a los ingresos por ómicron al mes de completar la pauta y al 12% frente a la infección

No obstante, Sola recuerda que la caída de los anticuerpos es una "medida parcial, aunque muy utilizada, de la inmunidad". Para medir la protección frente a este coronavirus también hay que contemplar la respuesta celular, que es la que persiste en el tiempo. Además, dado que la vacuna pediátrica de Pfizer se autorizó a finales de 2021, todavía "no ha pasado suficiente tiempo como para hacer un seguimiento de cinco-seis meses, que es lo habitual". Cañelles añade que "es normal" que, igual que en los adultos, en los niños, "que todavía no tienen el sistema inmunitario bien desarrollado", decaigan los anticuerpos, por lo que plantea que "quizá en el futuro se quede en una vacuna de tres dosis para niños".

Redactora '20minutos'

Periodista y portadista en 20minutos desde 2012. Empecé en la sección de Multimedia y de ahí he pasado por Redes, Cultura, Cierre y Mi Bolsillo. Desde hace cuatro años formo parte del equipo de Última Hora lidiando sobre todo con el coronavirus. Me gusta escribir de salud, ciencia, medio ambiente, educación y temas sociales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento