El Supremo ratifica 14 años de cárcel para el exlíder de Vox en Lleida por abusar sexualmente de discapacitados

José Antonio Ortiz Cambray, en un instante en uno de sus vídeos en su Facebook.
Imagen de archivo de José Antonio Ortiz Cambray, en un instante en uno de sus vídeos en su Facebook.
Facebook de José Antonio Ortiz Cambray

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha confirmado la condena a 14 años y 3 meses de prisión al exlíder de Vox en Lleida José Antonio Ortiz Cambray por un delito continuado de abuso sexual a una persona con discapacidad, dos delitos continuados de corrupción a dos personas con discapacidad y un delito de pornografía con utilización de persona con discapacidad.

Los hechos probados recogen que, aprovechándose de la discapacidad de víctimas a las que conocía, "y con ánimo de satisfacer sus deseos sexuales, el condenado les ofreció a través de Whatsapp mantener contactos a cambio de dinero", ha informado el Tribunal Supremo este miércoles en un comunicado.

Según los hechos probados, una de las víctimas accedió en varias ocasiones a sus peticiones, tocamientos y abusos, por los que cobró entre 5, 10 y 20 euros.

El condenado también planteó a la otra, con un retraso mental ligero, mantener idénticos encuentros sexuales, recordándole que "cuánto mejor lo hiciera más cobraría": esta segunda persona lo rechazó, aunque accedió a enviarle fotos y vídeos íntimos por los que cobró dinero.

Según los hechos probados, el condenado lo intentó con una tercera persona con discapacidad, que rechazó sus pretensiones.

La Sala ha desestimado el recurso de casación interpuesto por el condenado contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que confirmó la dictada por la Audiencia Provincial de Lleida, que le impuso, además de la pena de 14 años y 3 meses de prisión, el pago de una indemnización de 15.000 a una de las víctimas y de 5.000 euros a la otra.

Padecimiento psíquico de las víctimas

En su sentencia, el TS ve acreditado que el recurrente abusó de la discapacidad psíquica de las víctimas, en contra de lo que la defensa sostenía en el recurso, y subraya que el padecimiento psíquico de las víctimas "está respaldado por una prueba concluyente".

En el juicio, celebrado en noviembre de 2020, José Antonio Ortiz Cambray reconoció que pagó dinero por fotos y vídeos de índole sexual y juró "por Dios y por la memoria" de sus padres que no tuvo encuentros sexuales físicos.

Ortiz Cambray fue detenido en el concesionario de vehículos de Lleida en el que trabajaba a principios de marzo de 2019, después de que la Fundación Alosa de Lleida, que tutela a dos de las víctimas, descubriera los mensajes por WhatsApp entre él y uno de los discapacitados y lo denunciara en la comisaría de los Mossos d'Esquadra.

Días antes de ser detenido, Ortiz había presentado en la Fiscalía provincial de Lleida una denuncia por un presunto delito de odio por la aparición de muñecos ahorcados con las siglas de Cs, PP, PSC, Unidas Podemos y Vox, en la que él figuraba como "presidente de Vox Lleida".

Tras su detención, el partido le suspendió de militancia y aseguró que no ocupaba ningún cargo de responsabilidad dentro de la formación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento