Susana Gallego: "Las personas con discapacidad intelectual reclaman entender la información que les damos"

Susana Gallego, finalista del Premio Avanzadoras 2022.
Susana Gallego, finalista del Premio Avanzadoras 2022.
Elena Buenavista
Susana Gallego, finalista del Premio Avanzadoras 2022.

Susana Gallego lleva años dedicando su vida a mejorar la de las personas con discapacidad intelectual. Y sobre todo lleva años centrada en defender la importancia que tiene poder ofrecer a este colectivo la información de manera comprensible. Esa labor la ha llevado a ser experta en lectura fácil y accesibilidad cognitiva.

En ese recorrido ha participado en la dinamización de programas de radio, ha creado un club de lectura fácil inclusivo incorporando la diversidad colectiva, ha impartido formación y ha participado en conferencias y ponencias. Su última apuesta ha sido el lanzamiento en enero de Facilito.eu, un canal de televisión online adaptado, así como de la colección de libros en lectura fácil Viaja con Susana. Toda esta trayectoria la ha hecho merecedora de ser finalista, junto a Paula Calvo, del Premio Avanzadoras 2022

¿Qué supone para usted el Premio Avanzadoras que entregan 20minutos y Oxfam Intermón? Principalmente que se hable de discapacidad intelectual. Y también que se dé visibilidad al proyecto en el que me he embarcado, que es crear un canal de televisión gratuito a través de internet para estas personas.

¿Cómo se adentró en el mundo de la discapacidad intelectual? Sin buscarlo. Crucé el umbral de un centro ocupacional y descubrí que son personas felices, deseosas de conocer, de compartir, y al final terminamos hablando de novios, del horóscopo, de recetas, de música… Tanto me impactó que llevo 13 años trabajando para ellas.

¿Le sorprendió lo que encontró? Sí, por total desconocimiento. Había tenido contacto con alguna persona con discapacidad pero hacía muchos años, cuando se las escondía. Aquello no estaba bien visto. Entrar en aquel centro ocupacional supuso descubrir que son personas en mayúsculas y me gustó mucho la experiencia.

¿Qué implica darle importancia a la accesibilidad cognitiva? Significa que a las personas excluidas de la sociedad en cualquier sector les damos la llave de la inclusión, porque tienen acceso a la educación, la sanidad, la cultura, los transportes… A todos los ámbitos de la vida.

"Con la accesibilidad cognitiva les damos la llave de la inclusión a las personas excluidas de la sociedad"

¿Es una cuestión que suele caer en el olvido? Las instituciones se están dando cuenta de que las personas con discapacidad intelectual reclaman un espacio, autonomía, y si no entienden la información poca autonomía les podemos dar.

¿Qué es la lectura fácil? Es una herramienta que permite adaptar y hacer fáciles textos complicados de entender para las personas con dificultad de comprensión lectora. Se adaptan siguiendo unas pautas.

¿Cuáles? Lo primero es pensar en a quién va dirigida la información, porque no toda la información va a todo tipo de público. A partir de ahí es muy complicado porque hay que tener en cuenta muchos aspectos.

¿A qué colectivos ayuda? Principalmente está ideada para la discapacidad intelectual, que fue para lo que surgió en los años 60. Pero nos hemos dado cuenta de que hay otros colectivos que también se benefician de ella, por ejemplo, todo el que tenga un deterioro cognitivo, mayores con Alzhéimer... Igualmente las personas con un nivel cultural muy bajo. Muchas veces empezar a leer o a estudiar siendo adultos es una barrera tremenda. La lectura fácil es un trampolín para engancharse. También lo es para quienes vienen de otros países con poco dominio del idioma.

SUSANA GALLEGO

  • Experta en lectura fácil y accesibilidad cognitiva en el centro ocupacional Cirvite de Madrid, Gallego trabaja en proyectos innovadores para personas con discapacidad. En enero lanzó el canal online Facilito.eu y publicó el primer libro adaptado a lectura fácil de la colección 'Viaja con Susana', cuyo primer destino es Turquía.

Creó un club de lectura entre refugiados y personas con discapacidad, ¿cómo ha resultado? Empezamos hace unos años y seguimos con él. Ambas partes descubrimos la realidad de otras personas que sin contacto con ellas es imposible descubrir. A ellos además les sirve para hablar de manera más cercana, sin prejuicios, sin que nadie censure lo que decimos...

Durante el confinamiento por la pandemia lo mantuvo. ¿Cómo lo adaptó? Les mandaba lecturas y se grababan leyendo. Después juntaba todas esas partes. Entonces participaron personas con discapacidad, sin discapacidad, mayores, extranjeros… Lo abrimos a más colectivos y resultó interesante porque les ayudó a solventar aquella situación. Les gustaba verse en los vídeos que montábamos.

Dentro de la discapacidad intelectual hay diferentes grados de afectación funcional. ¿Cómo les facilitan la accesibilidad a los más afectados? Precisamente Facilito.eu es una herramienta fabulosa para las personas con más dificultades de comprensión. Hay programas adaptados a diferentes capacidades y a los intereses de ese tipo de capacidades. Están pensados para cubrir todas las necesidades.

¿Cómo surgió la idea de crear esa televisión online? Al trabajar de manera directa con ellos me di cuenta de que hay una laguna tremenda en temas audiovisuales. Se ponen delante de un televisor y si les preguntas no se han enterado de nada. Para ellos es decepcionante. Hay una parte importante que no comprenden porque la información que les llega no es la adecuada para su comprensión.

¿Qué objetivo se ha marcado con este proyecto? Este año nos hemos marcado la meta de darlo a conocer a un público lo más amplio posible. Muchas personas con discapacidad intelectual no tienen acceso a la tecnología, con lo cual hay que llegar también a los profesionales, a las familias, a las instituciones… Para el año que viene tenemos que ser un canal en alguna televisión. ¿Por qué van a tener que estar enganchados a internet sin poder ver programas pensados para ellos en una pantalla de tele? También queremos traspasar las fronteras a Europa y América Latina, donde ya tenemos algún contacto.

¿Las nuevas tecnologías pueden suponerles una barrera añadida? Estamos trabajando para adaptarlas. Más que ayudar suponen otra una necesidad imperiosa que hay que cubrir porque prácticamente todo se hace a través de internet.

¿Cómo deberían implicarse más las administraciones? No solo valen las buenas intenciones. Hay una gran falta de inversión. En el ámbito de la lectura fácil hay una parte importantísima que la forma el grupo de validadores, las personas con discapacidad intelectual. Sin validadores yo puedo realizar una adaptación pero me faltará una pieza muy importante.

¿Los medios podemos hacer más? Sí. Estaría muy bien tener parte de las noticias adaptadas a la lectura fácil. Haría falta un grupo de trabajo, formado por el adaptador y los validadores. No habría que explicar cada noticia al detalle, sino dar una visión más general. Hay detalles que a las personas con discapacidad no les interesan. Tienen que estar enterados y les gusta. Ahora muchas veces se quedan solo con la imagen y el resumen que hacen no tiene nada que ver con la noticia.

Y la sociedad, ¿está cada vez más sensibilizada? Quien no conoce algo no puede sensibilizarse. Lo mejor para concienciar sobre la discapacidad intelectual es darla a conocer.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento