Dos viajes de ida y vuelta a la frontera para traer a España a ucranianos que no quieren dejar atrás a sus perros y gatos

  • Las protectoras Salvando Peludos y El rincón de Tecla están ultimando un segundo viaje a la frontera con dos furgonetas cargadas con medicinas y alimento para los animales víctimas también de la guerra.
  • GALERÍA: Los animales son familia con la que huir de la guerra.
Inna junto a dos de sus perros
Inna junto a dos de sus perros
CEDIDA

El inicio de esta historia de solidaridad y esfuerzo, del viaje de dos furgonetas cargadas de alimentos y medicinas para animales a la frontera con Ucrania que volverá a España con refugiados y sus perros y gatos, comienza en una colonia felina madrileña en la que Lana y Natalia alimentan, esterilizan, cuidan y rescatan. Lana y Natalia nacieron en Ucrania y el inicio de la invasión de Rusia a finales de febrero las dejó con el alma en vilo, temiendo por sus familias. Un dolor y un desasosiego que alcanzó a Fernando Sánchez, coordinador y responsable de la protectora Salvando Peludos que ya en 2018 acudió a apagar Portugal, porque la empatía y las ganas de ayudar no entienden de especies 

El 28 de febrero, Sánchez ya estaba lanzando en redes sociales una petición de ayuda para hacer un primer viaje en furgoneta a la frontera de Polonia y Ucrania con tres objetivos: llevar alimentos y medicación a las entidades de protección animal del lugar; valorar de primera mano la situación de los refugios, tanto de animales como de personas, en las fronteras; y regresar con los animales ucranianos que necesitaran auxilio. 

Carlos y Jean Paul de regreso del primer viaje a la frontera con Polonia
Carlos y Jean Paul de regreso del primer viaje a la frontera con Polonia
CEDIDA

En compañía de Jean Paul, un voluntario de la protectora, y del educador canino Carlos Rodríguez, y tras conseguir el soporte de la FAA (Fundación Ayuda Animal), de la Fundación Ochotumbao de Dani Rovira y Clara Lago, de Oceans Born Foundation y Madrid Felina, así como donaciones de laboratorios, empresas de piensos, clínicas veterinarias y otras asociaciones protectoras de animales, la noche del 3 de marzo iniciaron su ruta cargados hasta los topes. Un viaje del que regresaron con Inna y sus tres perros, cuya hija, Verónica, vive en Barcelona. También con dos chinchillas cuya propietaria pudo escapar a Ecuador pero se vio obligada a partir sin ellas y con doce perros polacos sin hogar, la mayoría abuelos, que están en cuarentena a la espera de poder encontrar una familia definitiva. "Nos hemos traído a los que peor veíamos allí, a bajo cero y en el exterior", cuenta Fernando. 

Zarpas, uno de los perros rescatados que ahora está en cuarentena y a la espera de una familia en casa de Fernando Sánchez.

Ahora el viaje está en proceso de repetirse a finales de marzo, pero con mayor ambición, a bordo de dos furgonetas y trabajando codo con codo con la protectora El rincón de Tecla, una que acudirá a la frontera con Rumanía y otra que repetirá ruta hacia Polonia. De nuevo acudirán cargados de fármacos y pienso  para ayudar a los refugiados que están cruzando la frontera acompañados de sus animales, reacios a separarse de ellos pese a que, como explica Fernando, se están encontrando con muchos problemas para poder permanecer junto a ellos: "las personas que cruzan la frontera se encuentran que no pueden montar en un avión o un autobús con sus animales, salvo tal vez los más pequeños. Tras un viaje agotador de diez horas si te dicen que con el perro no viajas, cabe la posibilidad de que quede abandonado allí. Y los que logran llegar a un país como España con animales también se están encontrando dificultades".

Una joven ucraniana junto a su perro, a la espera de las indicaciones de los agentes de la frontera, donde la recogerá un autobús hacia un centro de recepción polaco en Korczowa.
Una joven ucraniana junto a su perro, a la espera de las indicaciones de los agentes de la frontera, donde la recogerá un autobús hacia un centro de recepción polaco en Korczowa.
EFE/ Imane Rachidi

Sánchez explica que "ya hay un pequeño llamamiento interno entre las protectoras para encontrar casas de acogida que admitan animales", porque "no debemos separar a las familias de su compañero de vida después de haber hecho un viaje tan largo".

Por eso volverán con personas en esta situación y sus animales; ya están en contacto con una asociación vasca para gestionar su acogida y  asegurarse la atención de todos sus pasajeros a su llegada: "Necesitamos que nos echen un capote para la ubicación de las personas con sus animales, que no queremos tampoco que lleguen y decirles, bueno, pues. a buscarse la vida". 

Por eso también, además de la ayuda económica, son necesarias personas dispuestas a acoger a estas familias que vienen a España con sus animales, perros y gatos que tendrá que pasar por una cuarentena obligatoria, porque en Ucrania hay rabia.  "Hay particulares llegando con sus animales que desconocen el protocolo existente, pese a que el Colegio de Veterinarios ha hecho un escrito para que quede claro que hay que declarar y mantener en cuarentena a todos los perros y gatos que entren", explica Sánchez.

De hecho, el responsable de salvando Peludos tiene que incorporar a un trabajador al albergue y no descarta que sea una de esas personas que huirán de la guerra rumbo a España: "Tiene que ser una persona que tenga ya rodaje con animales, que le guste la vida en el campo. Ojalá encontremos a alguien con ese perfil. Ya veremos". 

En este segundo trayecto cuenta con la ayuda de las mismas entidades que el primero, también de la actriz María Briones, "que está organizando una campaña de recogida y de recopilación de fondos económicos en la zona de Santander"; del Club de Agility de Pinto, que celebra un evento el último fin de semana de marzo en el que recogerá donaciones y de Rossy Modesova, escultora de uñas. 

Y si hay alguien que critique tanto esfuerzo por unos animales, Fernando Sánchez tiene respuesta para ellos: "Ya hay muchas otras entidades en la frontera ayudando en exclusiva a las personas. Los animales también nos necesitan. Y además, estamos ayudando a las personas, porque esos ucranianos que se van a beneficiar de este transporte para poder llegar hasta España con sus animales se traduce en un beneficio común".

 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento