Lambán acusa a Cataluña de dinamitar la candidatura para los Juegos de 2030

  • Carga contra el "independentismo supremacista" por elegir a Bosch coordinadora sin contar con Aragón, según informa el diario 'Heraldo'.
El presidente de Aragón, Javier Lambán, y el presidente del COE, Alejandro Blanco.
El presidente de Aragón, Javier Lambán, y el presidente del COE, Alejandro Blanco.
OLIVER DUCH / HERALDO

El sueño olímpico se desvanece. Y esta vez parece que no se volverá a recuperar. El presidente de Aragón, Javier Lambán, acusó este viernes al independentismo "intolerante, supremacista y excluyente" de "arruinar y boicotear" un proyecto de desarrollo para el Pirineo. Reaccionó así el barón socialista al conocer la decisión del Govern, a través de la consejería de Presidencia que dirige Laura Vilagrà, de nombrar de manera unilateral a la ex esquiadora Mònica Bosch coordinadora de "Pirineus Cataluña 2030". Esta decisión "dinamita" la candidatura conjunta para acoger los Juegos Olímpicos de Invierno y "agota la paciencia de Aragón", expresó, informa el diario Heraldo de Aragón.

Retoma de nuevo el Govern su intención de que Cataluña lidere en solitario la candidatura, aunque se mantiene abierta a "colaboraciones con otros territorios solo para algunas disciplinas". Choca con el espíritu del proyecto, para el que tanto el Comité Olímpico Español (COE) como el Gobierno central siempre han defendido que o es en una candidatura en pie de igualdad con Aragón o no será.

Por eso se critica desde la DGA tanto que se recupere el planteamiento que ya defendió Vilagrà como que se elija a Bosch, presidenta de la Federación Catalana de Deportes de Invierno, como nueva coordinadora del proyecto sin consultar a Aragón. Incumple "flagrantemente" la Generalitat las condiciones fijadas por el COE con una decisión que resulta "inaceptable" y por la que "tendrá que rendir cuentas", reprocha Lambán. Porque con el planteamiento que impulsa ahora Cataluña "no habrá Juegos", recalcó el líder socialista, que volvió a hablar este viernes con el presidente del COE, Alejandro Blanco. Hace una semana la síndica del Valle de Arán, María Verges, reiteraba en Huesca que la candidatura olímpica debía ser "conjunta" y "en igualdad de condiciones".

Aunque Aragón podría presentar una candidatura "tan potente o más que Cataluña", Lambán recordó que la DGA "siempre" ha entendido que ésta era una "candidatura de España liderada por el COE en igualdad de condiciones" y que "nunca ha supeditado el interés general de España al mantenimiento de ideologías caducas, de nacionalismos excluyentes que tan demoledores están resultando en el conjunto de la UE".

Encuentro en La Palma

Solo la intervención del Gobierno central puede reconducir la candidatura, y precisamente este fin de semana Pedro Sánchez, Javier Lambán y el president Pere Aragonès se verán las caras en La Palma. Se podría incluir, si los tres aceptaran, una reunión para intentar solucionar el problema. Aunque parece que esta vez se afronta la ruptura definitiva.

Y eso que ni siquiera ha pasado un mes desde que Alejandro Blanco visitara el Pignatelli para exponer lo mucho que se había avanzado. Para ello fue primordial, según dijo, que se dejara trabajar a los técnicos y se aparcaran las relaciones políticas. Se pretendía rebajar la tensión que se desató tras la decisión de Lambán de 'plantar' a Aragonès en Balaguer para evitar la "humillación institucional" que suponía que quisieran imponer al presidente de la DGA comparecer solo tras el encuentro.

El nombramiento de Bosch cogió por sorpresa al Ejecutivo aragonés. En las reuniones técnicas que se han celebrado en el último mes, solo se reflejaron pequeñas discrepancias, en absoluto insalvables. Nada que hiciera sospechar una maniobra como la de este viernes, que hace saltar por los aires el proyecto.

Es tal el giro que debería hacer la Generalitat que las posibilidades de que se retome son mínimas. Aunque en Aragón admitirían intentarlo de nuevo si el Gobierno de Pedro Sánchez fuera capaz de imponer a Cataluña un cambio de criterio. Corresponde al COE, en todo caso, presentar la candidatura para acoger los Juegos de Invierno de 2030, y Blanco siempre ha apelado al "respeto, el diálogo y el entendimiento" para sacar adelante el proyecto.

La candidatura conjunta de Aragón y Cataluña tenía un gran futuro. En el apartado técnico, solo faltaba definir si se iba a contar con macro instalaciones y se había asumido un compromiso con el Comité Olímpico Internacional para hacer un estudio de sostenibilidad. Incluso Juan Antonio Samaranch, elegido tras Pekín 2022 vicepresidente del COI, hacía hincapié en que esos Juegos "harían mucho bien al Pirineo y a toda España". En ellos, Aragón iba a acoger las pruebas de esquí de fondo y biatlón.

Pero esa buena marcha se truncó al relegar la Generalitat a Aragón de las decisiones clave del proyecto y exhibir, de nuevo, su deseo de impulsar una candidatura en solitario, aún a sabiendas de que no prosperará. Incluso retomó, en un comunicado de la consejería de Presidencia del Govern, la denominación Pirineus Barcelona 2030, la misma que en junio del año pasado estuvo a punto de enterrar la candidatura antes de que se llegara a oficializar.

El coordinador de Cs en Aragón, Daniel Pérez Calvo, criticó, a través de Twitter, a la Generalitat. "Lo dijimos, los independentistas no quieren los Juegos y saben que con esta decisión, cobarde y unilateral, entierran la candidatura Pirineos 2030". Pero pidió al Gobierno de Aragón que no tire la toalla. "No perdamos ni un minuto en lamentos", expresó el líder liberal, que reclamó a Lambán que lidere desde Aragón "una nueva candidatura de España y para España".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento