Qué pasa en España con la ropa que no se vende en tienda

Ropa usada en una tienda de segunda mano.
Ropa usada en una tienda de segunda mano.
ARCHIVO

¿Hay alternativas para dar a nuestras prendas de ropa o aparatos electrónicos una segunda vida? ¿Qué se puede hacer con aquellos productos que no se venden en las tiendas para fomentar su sostenibilidad? Como alerta la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), la mayoría de los productos no alimentarios que no se venden acaban siendo destruidos, pero desde la propia organización consideran que esta práctica debería "estar prohibida" por motivos de sostenibilidad. 

Por esta razón, es necesario encontrar alternativas para toda la ropa, juguetes, aparatos, electrodomésticos u objetos que no se venden. En otros países del entorno europeo, como Francia, los productores no pueden deshacerse de estos productos nuevos y tienen la obligación de donarlos o reciclarlos. Pero, ¿qué ocurre en España?

¿Cómo se aborda esta problemática?

En el caso de España, detalla la OCU, esta problemática se ha comenzado a abordar en 2021 con la aprobación de la primera ley para combatir el desperdicio de alimentos. Así, "la prohibición de destrucción de excedentes no vendidos de productos no perecederos puede ser una realidad si se aprueba y se pone en marcha el Proyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular", subraya la organización. 

En la actualidad, lo más frecuente es que estos productos nuevos no vendidos acaben "en vertederos o en plantas incineradoras donde se destruyen sin más", argumentan. Por esta razón, consideran que la implantación de entidades o plantas enfocadas a la economía circular, como ocurre en otros países, supondría un importante avance en materia de sostenibilidad. 

¿Cuáles serían los beneficios?

Por un lado, alargaría la vida útil de multitud de productos y, por otro, prevendría la generación de residuos para hacer frente al derroche de recursos que supone su eliminación. Asimismo, "ofrecería estos productos a personas con dificultades económicas que de otra manera no pueden comprarlos ni acceder a ellos".

Por el momento, hay escasas iniciativas solidarias de economía circular en España, como es el caso del proyecto AMBILAMP. "Es un marketplace digital social en el que los fabricantes de productos de iluminación y aparatos de eléctricos y electrónicos donan sus excedentes de stock o procedentes de devoluciones a organizaciones sin ánimo de lucro para proyectos sociales, de pobreza energética o educativos", explican en la OCU. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento