Ómicron dispara la venta de mascarillas FFP2: las quirúrgicas "ya no son suficiente" para frenar los contagios

Ventajas y desventajas de las mascarillas FFP2 frente a la covid-19.
Ventajas y desventajas de las mascarillas FFP2 frente a la covid-19.
Henar de Pedro
Ventajas y desventajas de las mascarillas FFP2 frente a la covid-19.

"Porque me hacen polvo las orejas". "Porque no aguanto ocho horas con ella, me ahogo". Muchas personas siguen optando por las mascarillas quirúrgicas a pesar de que los expertos han insistido en las FFP2 o FFP3 protegen mejor contra la variante ómicron del coronavirus, tan contagiosa como el sarampión, uno de los virus más contagiosos que existen. La quirúrgica fue apodada por Fernando Simón al principio de la pandemia como la "altruista", pues protege a los demás de tus exhalaciones. En cambio, las FFP2 o FFP3 protegen en ambas direcciones, tanto a quien la porta como a quien se tiene enfrente.

Con la explosión de la transmisión que ha traído ómicron, expertos como José Luis Jiménez, doctor en Ingeniería por el MIT, ha advertido de que las mascarillas quirúrgicas siguen funcionando y "cualquier mascarilla es mejor que no llevar ninguna". Sin embargo, en este momento de la pandemia en el que la contagiosa variante ómicron se ha hecho predominante en todo el mundo es escasas semanas, "necesitamos las FFP2 o N95", pues las mascarillas quirúrgicas "ya no son suficientes para un virus que se transmite por el aire igual de rápido o más que cualquier virus conocido por la humanidad".

También la sanitaria María Gallego ha recomendado usar "solo FFP2 o FFP3, a poder ser con ajuste en la nuca" frente a ómicron. Las recomendaciones (y también exigencias en determinados eventos, como Fitur) de usar este tipo de mascarillas con mayor eficacia de filtración llegan apenas un mes después de que comenzara a aumentar su venta para superar a las quirúrgicas. Según los datos de la consultora especializada en el sector farmacéutico IQVIA, las ventas de mascarillas FFP2 comenzaron a superar a la venta de mascarillas quirúrgicas en diciembre de 2021, cuando se detectó y comunicó por primera vez la aparición de la nueva variante ómicron.

Evolución de la venta de mascarillas covid en España en 2021.
Evolución de la venta de mascarillas covid en España en 2021.
Henar de Pedro

Según los datos de IQVIA, las mascarillas quirúrgicas son las que más se vendieron en España entre abril y diciembre de 2021. En cambio, durante los meses de más frío, y también mayor transmisión del virus, las mascarillas FFP2 fueron más vendidas que las quirúrgicas el último año. 

¿Qué mascarilla usar según la situación?

Juan Antonio Pineda, médico del Hospital Universitario Virgen de Valme de Sevilla y portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc), recomienda usar siempre en espacios cerrados las mascarillas FFP2. También cuando vayamos a juntarnos con personas de riesgo. En cambio, en la calle, donde las mascarillas volvieron a ser de uso obligatorio desde finales de diciembre, opina que llevaría una quirúrgica, "aunque su utilidad es más que dudosa. En mi opinión, ninguna".

A pesar de que la tendencia ha cambiado y en el transporte público, por ejemplo, cada vez se ve a más personas con FFP2, aún hay personas que continúan optando por las quirúrgicas. Para Pineda, las razones son, por un lado, el precio: "Hay familias con pocos ingresos y si todos los miembros han de llevar una cada día...". El precio medio de una mascarilla quirúrgica en farmacia es de unos 30 céntimos, mientras que las FFP2 cuestan unos 90 céntimos. 

"Las mascarillas FFP2 no deberían costar más de 0,25-0,30 euros. Habría que bajar el precio por decreto"

En este sentido, Pineda aboga por "bajar el precio por decreto" de las mascarillas FFP2, que "no deberían costar más de 0,25-0,30 euros porque los costes de producción no lo justifica". Además, propone el médico que para las personas especialmente vulnerables al covid estén cofinanciadas o totalmente financiadas por la Seguridad Social.

Otra de las razones que considera Pineda para que la gente se resista a usar las mascarillas FFP2 es que "son más incómodas porque se ajustan mejor a la cara que las quirúrgicas y, si las llevas bien ajustadas, incluso dejan marca en la cara", cuenta el sanitario. 

Cuánto tiempo se pueden usar

Según indica el especialista en enfermedades infecciosas, las mascarillas quirúrgicas se han de usar cuatro horas. "Más allá no garantiza la protección". En cuanto a las FFP2, lo "razonable" es utilizar una cada día, pero si se humedece o se moja con un estornudo, por ejemplo, la protección se reduce considerablemente.

Un truco que cuenta Pineda es que las mascarillas FFP2, después de usarlas un día, "se pueden guardar en una bolsa de papel una semana. Con total seguridad, el virus, si lo había, desaparece. En ese caso, se podría usar con seguridad durante un segundo día. Pero yo no las llevaría más de dos días", aconseja.

También la doctora Gallego compartió en sus redes otro consejo para ahorrar.  "Una elastomérica cuesta 20 euros aproximadamente y dura años. Sus filtros son baratos y se cambian cada mes, o más. Ajuste perfecto", comentó. Estas mascarillas están hechas con un material de sellar tipo silicona que se ajusta a la cara sin dejar huecos por los que se escape el aire exhalado.

Importancia del ajuste

Quien insiste también en el ajuste es la farmacéutica y divulgadora Marián García. "Es fundamental, de poco sirve llevar una FFP2 si hay hueco entre la nariz y las mejillas, o si se extiende su uso durante días y días y la mascarilla pasa a ser una 'mascota'". La mediática boticaria recomienda "en lugares cerrados, especialmente si hay acúmulo de personas, usar la mejor protección posible. Y si el riesgo de contagio no es tan alto pueden seguir utilizándose quirúrgicas sin problema". Apunta García que en cuanto a normativa no ha habido ningún cambio en las recomendaciones relativas a las mascarillas con la llegada de ómicron.

Por su parte, Pablo Medina, técnico superior en prevención de Riesgos Laborales, lleva meses alertando, junto a la enfermera Elena Plaza, de que las mascarillas que se comercializan con el marcado CE como FFP2 pero colocadas en las orejas "no protegen de nada, ya que todo el aire (hasta el 70-90%) entra en el perímetro". Medina, que se ha especializado en protección respiratoria, expone que las mascarillas FFP2 que comenzaron a venderse desde el inicio de la pandemia no protegen si no se llevan bien selladas a la cara.

"Da igual cómo se llame la mascarilla, lo importante es que se ajuste herméticamente a la cara. De lo contrario, el virus sigue pudiendo entrar o salir y por eso la gente se contagia a pesar de llevar mascarilla", explica. 

En este sentido, Medina desgrana algunos consejos para pegarse la mascarilla a la cara. En primer lugar, pegar un trozo de foam (almohadilla) en la parte del clip nasal "para cerrar la zona crítica" y cerrar huecos. "Si sale aire que te sube a los ojos o, si llevas gafas, estas se te empañan, no la llevas bien", explica. Pide también prestar atención a la talla de la mascarilla. En tercer lugar, Medina, recomienda "comprar 'salvaorejas' para modificar sistema de ajuste y engancharla por detrás de la nuca. Así tiras más de las gomas y la mascarilla se pega a la cara". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento