Decenas de evacuaciones en lancha en Navarra tras la crecida del río Arga y cientos de viviendas aisladas y sin luz

Vista aérea de las inundaciones ocasionadas por el desbordamiento río Arga a su paso por Huarte, Villava y Burlada, en Navarra.
Vista aérea de las inundaciones ocasionadas por el desbordamiento río Arga a su paso por Huarte, Villava y Burlada, en Navarra.
Jesús Diges / EFE
El agua ha alcanzado ya un metro de altura en viviendas.
Atlas

Los bomberos han desalojado en lanchas a una veintena de vecinos del barrio de Martiket en Villava (Navarra) debido a que el agua había alcanzado ya un metro de altura en sus viviendas.

Así lo ha confirmado a Efe el alcalde de Villava, Mikel Oteiza, quien ha asegurado que la situación en el pueblo es estable mientras el río baja lentamente. "No hemos registrado daños personales, que es lo importante y entre los materiales, las instalaciones deportivas se encuentran anegadas", ha explicado.

En la zona de influencia de Villava hay unas 60 o 70 viviendas sin luz, además de la zona de Martiket, ha señalado Oteiza. A las 20:00 horas de este jueves el Ayuntamiento activó el plan de emergencia y comenzó a avisar a los vecinos de posibles riadas.

La papelera de San Andrés ha parado su producción debido a que la parte de la fábrica que se encuentra más cerca del río está inundada y hace imposible que el resto de la empresa funcione.

Villava se encuentra aislada por la gran cantidad de agua que ha salido del río, al igual que le ocurre a Burlada. Su alcaldesa, Ana Góngora, ha asegurado en declaraciones a Efe que "lo importante es que no hay que lamentar daños personales".

Las previsiones se han visto superadas y "el Ayuntamiento no ha podido llegar a todo". "Los daños materiales en este momento no se pueden calcular", ha añadido.

Varias viviendas se han quedado sin luz y sin internet como es el caso del propio Consistorio, que está trabajando con generadores de electricidad.

En Pamplona, donde numerosas calles y plazas se encuentran inundadas, el alcalde, Enrique Maya, ha lamentado que "las previsiones han fallado". "Se puede decir así, tenemos que aprender", ha apostillado, y ha explicado que no culpa a nadie pero que "entre todos" tendrán que ver qué ha fallado porque es lo que "pide la ciudadanía".

"Si se prevé, la riada es la misma, pero nos da mayor margen para avisar a la gente y ayudar a los vecinos a retirar sus pertenencias. En vez de media hora, habríamos tenido más tiempo", ha dicho en declaraciones a Efe.

Pamplona, en nivel de alerta 1 del plan contra inundaciones después de que esta madrugada, a las 5.08 horas se hayan alcanzado los 508 m3 por segundo en el río Arga, ha registrado la mayor crecida en las últimas dos décadas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento