Díaz anuncia que lanzará tras la Navidad su "proyecto de escucha", que no quiere limitarse a ocupar "la izquierda del PSOE"

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, hace unos días en un acto.
La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, en un acto.
EFE

El "proyecto de escucha" que abanderará la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, y que podría ser el embrión de su candidatura para las próximas elecciones generales ya tiene fecha oficial de lanzamiento: tras estas Navidades. Así lo anunció este jueves la propia Díaz en una entrevista en el programa La Cafetera de Radiocable, donde también aseguró que quiere evitar quedar relegada a la "esquinita" que supone en el imaginario colectivo la izquierda "a la izquierda del PSOE". "Lo que me seduce es pensar un país en grande", planteó.

Las palabras de Díaz supone un pequeño paso más en este proceso de "escucha" que podría terminar en la conformación de una candidatura, y que oficiosamente ya comenzó hace unas semanas con el acto que la vicepresidenta celebró con dirigentes como Mònica Oltra, Mónica García, Ada Colau o Fátima Hamed. Al ser preguntada sobre su proyecto, Díaz insistió en la que viene siendo su respuesta habitual en los últimos meses: que está centrada en su labor en el Gobierno. Pero también afirmó estar "muy ilusionada por empezar el año que viene el proyecto de escucha con la ciudadanía".

"Para eso, para estar con la mirada puesta en imaginar nuestro país en diez años, voy a estar, y voy a hacerlo después de las navidades", confirmó Díaz, que aseguró que ese proyecto la llevará a "recorrer" España. En esos actos, afirmó la vicepresidenta, tiene que "hablar la sociedad española", y el proyecto no debe limitarse a congregar a la izquierda a "la izquierda del PSOE". "Le regalo al PSOE esa esquinita, eso es algo muy pequeño y muy marginal, la sanidad pública no es de derechas ni de izquierdas, sino de la ciudadanía española que paga impuestos", argumentó Díaz.

La afirmación de Díaz supone recuperar un discurso transversal esgrimido en sus inicios por Podemos, que evitaba referenciarse en símbolos y términos clásicos de la izquierda al considerar que no apelaban a buena parte de la ciudadanía que sí podía estar de acuerdo con el contenido de sus propuestas, netamente progresistas. La vicepresidenta, además, insistió en que su deseo es que los partidos de izquierdas la acompañen en su proyecto, pero sin protagonizarlo. "Les agradezco mucho su trabajo", pero el concepto de partido político es "percibido como un obstáculo" por la ciudadanía, sostuvo Díaz.

En este sentido, Díaz defendió el acto de hace unas semanas en València con Oltra, García, Colau y Hamed como un evento que "no iba de partidos" y que reflejó la potencia de esta concepción. "¿Qué es la izquierda? Yo no quiero unir a la izquierda, quiero que la sociedad española sea la protagonista de un proceso en el que quiero que esté todo el mundo", planteó la vicepresidenta, que insistió en que "los partidos podrían estar ahí", pero sin ser protagonistas de la plataforma.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento