El acercamiento a la plataforma de Yolanda Díaz divide a Íñigo Errejón y Mónica García en Más Madrid

  • El debate sobre una alianza con la vicepresidenta comienza a tomar forma de manera incipiente en el partido.
  • La participación de García en un acto con Díaz fue saludada por Errejón, aunque él no quiere confluir para las generales.
  • Más Madrid apuesta por seguir el ejemplo de Compromís y presentarse a las generales solo en la Comunidad madrileña.
  • Encuesta | La mayoría prefiere que Díaz forme una plataforma en vez de liderar UP.
Íñigo Errejón y Mónica García, en la sede de Más Madrid ayer.
Íñigo Errejón y Mónica García, en una imagen de archivo.
EFE

Los movimientos tectónicos en la izquierda se suceden mientras la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, inicia su acercamiento a otras fuerzas de cara a la construcción de una plataforma para las elecciones generales. En todos los partidos a la izquierda del PSOE se está dando ya un debate incipiente sobre la posibilidad de establecer una candidatura conjunta en esos comicios, y eso incluye a Más País, una de las formaciones con las que Díaz busca aliarse. La discusión es aún preliminar, pero divide a los dos principales líderes de la organización: Íñigo Errejón, partidario de acudir en solitario a las elecciones, y Mónica García, que ve con buenos ojos un acercamiento a Díaz.

García escenificó su proximidad a la vicepresidenta segunda en el acto que compartieron -junto a Mònica Oltra, Ada Colau y Fátima Hamed- en València, un evento que las participantes quisieron desligar de la construcción de la plataforma de Díaz pero que la propia dirigente calificó como "el comienzo de algo maravilloso". La presencia de la líder de Más Madrid en ese acto fue muy significativa porque, desde la traumática ruptura de 2019, fue la primera vez que un dirigente del partido compartía espacio con otro de Unidas Podemos, como es Díaz. Pero también evidenció las diferencias dentro de Más Madrid y Más País, que llevan varios meses larvándose.

Ni García ni el líder de Más País, Íñigo Errejón, han querido dar publicidad a estas discrepancias, y de hecho se han esforzado en los últimos días en hacer ver que su relación sigue siendo buena. Errejón aseguró sentir "orgullo" tras la participación de la líder de Más Madrid en el acto de València con Díaz, y poco después presentó a García en un desayuno informativo definiéndola como una "amiga". Pero todas las fuentes consultadas admiten no solo que existe un importante debate en el seno de Más País sobre si acercarse o no a la vicepresidenta, sino que las dos posiciones en el mismo las lideran García y Errejón.

En ese mismo desayuno informativo en el que presentó a la líder de Más Madrid, Errejón fue muy tajante a la hora de defender que su partido tiene un espacio  que no es equiparable al de ninguna otra formación política. Más Madrid, dijo el líder de Más País, "no es una aventura de una primavera ni flor de un día", sino una fuerza asentada que "fabrica nuevos liderazgos" porque cuenta con capacidad de "relevo" y "cantera para rato", y por ello supone una "alternativa" ante un futuro "cada vez más lleno de bruma". No es la primera vez: preguntado expresamente por Díaz, Errejón planteó hace unos meses que Más País tiene "un camino propio".

No obstante, esa discusión, al menos en principio, no forma parte del debate que está teniendo lugar en Más País y Más Madrid, explican las fuentes consultadas. Ninguno de los dirigentes, señalan estas fuentes, se plantea que el partido se disuelva en una plataforma liderada por Díaz, quien, por otra parte, tampoco ha expresado su voluntad de fusionar a las fuerzas a la izquierda del PSOE. Pero el sector que lidera García sí cree que, de cara a las generales, es una posibilidad atractiva al menos explorar una "cooperación" con Díaz, que aún está por ver en qué términos se establecería.

Diferentes fuentes confirman que esa es la posición mayoritaria dentro de la dirección de Más Madrid, lo cual implica que lo es dentro de todo el espacio que lidera Errejón a nivel nacional, ya que Madrid es el único lugar donde el partido cuenta con una estructura y un poder institucional asentados y potentes. La balanza, no obstante, se equilibra por el hecho de que Errejón es, indudablemente, el dirigente con más peso específico de todo Más País, cuenta con la mayor parte de la presencia mediática y, además, es el principal fundador del espacio.

La pésima relación de Podemos y Errejón, un obstáculo

Más allá de las razones políticas que ha ofrecido Errejón para no querer explorar un acercamiento a Díaz -fundamentalmente, que su partido es una fuerza verde con un camino propio-, las fuentes consultadas reconocen que en la posición del líder de Más País pesa aún mucho su abrupta salida de Podemos y las pésimas relaciones con su núcleo dirigente, una animadversión que buena parte de los dirigentes morados también tienen hacia Errejón pero que no afectan de la misma manera a García. De hecho, Errejón sí es partidario de establecer alianzas con otras formaciones progresistas de carácter territorial y mantener las ya existentes, como la que tiene con Compromís o la que suscribió hace unas semanas con la Chunta Aragonesista.

No obstante, eso no es un motivo de discusión con la dirección de Más Madrid, que, de hecho, insiste mucho en que es un partido de carácter regional y en que, si se presentase a las elecciones generales, lo haría desde esa óptica. "Mi sitio es la Comunidad, me gusta la política regional", señaló hace unos días García, que también desmintió que mantenga una relación tensa con Errejón. No obstante, eso no significa que Más Madrid no pueda concurrir a las generales, aunque lo haga desde una perspectiva autonómica.

Con el debate aún en una fase muy preliminar en todas las formaciones políticas y sin que Díaz ni siquiera haya iniciado oficialmente la puesta en marcha de su plataforma, es aún muy pronto para definir cuál podría ser la manera de traducir esa posibilidad de que Más Madrid se mantenga como fuerza regional y, a la vez, se presente a las generales apoyando a la vicepresidenta. Fuentes de la formación, no obstante, señalan que la "referencia" que podría seguirse es la de Compromís. Y deslizan la posibilidad de que Más Madrid pudiera ser el referente electoral de Díaz en la circunscripción de Madrid, como Compromís fue el de Errejón en la Comunitat Valenciana en las pasadas generales.

Esta opción, no obstante, chocaría con total probabilidad con las resistencias del resto de las formaciones y muy especialmente de Podemos, que no tiene intención de dejar de ser una organización de ámbito nacional, un esquema que se vería muy debilitado cediendo todo el protagonismo en Madrid a Más Madrid. Errejón, por su parte, cuenta con una vitola de líder nacional que se vería perjudicada si su partido decidiera ir a las elecciones únicamente como la rama madrileña de la plataforma de Díaz, por mucho que mantuviera su independencia.

El peso de lo territorial en las próximas generales

No obstante, fuentes del sector de García consideran que Errejón, pese a sus reticencias, no va a ser un obstáculo si finalmente Díaz presentara una oferta a Más Madrid para aliarse y la organización decidiera aceptarla. La dirección del partido entiende que la "dimensión territorial" va a tener un peso mucho más importante en las próximas generales que el que ha tenido hasta ahora, algo que corroboran las buenas perspectivas que ofrecen los sondeos a las diferentes plataformas locales que están surgiendo a la estela de Teruel Existe en diferentes provincias. Y algunas fuentes consultadas consideran que Errejón tendrá que asumir esta realidad aunque vaya en contra de su proyección nacional.

En cualquier caso, en lo que todo el mundo coincide, tanto en Más Madrid y Más País como en el resto de partidos a la izquierda del PSOE, es en que aún es muy pronto para concretar los detalles de un proyecto, el de Díaz, que ni siquiera ha comenzado a montarse. De hecho, la semana pasada la propia vicepresidenta aseguró que lo que ahora le toca es "gobernar, gobernar y gobernar", y descartó las "especulaciones" sobre un posible adelanto electoral lanzadas por el exlíder de Podemos, Pablo Iglesias. Hasta 2023, a la izquierda a la izquierda del PSOE aún le quedan muchas piezas que ensamblar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento