Requisitos para poner contadores individuales en las casas para regular la calefacción central

Con la llegada del otoño y el consecuente descenso de temperaturas, las comunidades de vecinos comienzan a poner en marcha el sistema de calefacción central del edificio. Sin embargo, los horarios de encendido y apagado suelen ser motivo de desacuerdos entre los propietarios de una comunidad, ya que algunos pueden no estar de acuerdo en cuál es el momento idóneo para llevar a cabo esta instalación. 

A nivel general, durante los meses de octubre y noviembre es cuando se suelen encender los sistemas de calefacción y en abril el apagado, dependiendo de si han aumentado las temperaturas o no.
Nueva normativa para los sistemas de calefacción central. 

Durante el otoño y a pocas semanas de que arranque la estación más fría del año, muchos hogares se preparan para poner en marcha sus sistemas de calefacción, sobre todo de cara al descenso generalizado de temperaturas. Las comunidades de vecinos hacen lo propio en el caso de disponer de calefacción central en el edificio.

Generalmente, la calefacción central se enciende durante los meses de octubre y noviembre, mientras que el apagado tiene lugar en abril, en función de si han aumentado o no las temperaturas. Sin embargo, la calefacción central sin consumos individuales parece tener los días contados. 

La nueva ley impulsada por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Democrático establece que para mayo del año 2023, la mayoría de estas instalaciones habrán desaparecido de los edificios.

¿Cuál es el propósito de esta nueva norma?

El Real Decreto 736/2020, de 4 de agosto, por el que se regula la contabilización de consumos individuales en instalaciones térmicas de edificios obligará a cada vivienda a instalar contadores individuales en aquellos edificios que tengan calefacción central. 

Como explica la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), el objetivo de esta normativa es el ahorro de energía y el reparto equitativo de los costes entre las viviendas de un edificio, ya que cada vecino pagará por la energía que realmente consume. 

¿Cuáles son las condiciones?

Pero, ¿cuáles son los requisitos? ¿Qué viviendas tendrán que instalar estos contadores? Esta norma obliga a que se instalen contadores individuales en los edificios con sistemas de calefacción o refrigeración central construidos antes de 1998, cuando se aprobó el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE). 

No obstante, los edificios más modernos construidos posteriormente a esta fecha ya tenían la obligación de poner esos contadores. Además, la instalación se realizará siempre que sea viable a nivel técnico y económico.

Por estas razones, están exentas de poner contadores las viviendas ubicadas en las zonas más cálidas del país: las islas, zona de Levante, Guadalquivir, Ceuta y Melilla.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento