Sanidad cambia la vara de medir la Covid, pone el foco en los no vacunados y descarta implantar el pasaporte

Cola para hacerse pruebas PCR de Covid este lunes en un laboratorio privado.
Cola para hacerse pruebas PCR de Covid.
EFE

El Ministerio de Sanidad ha optado este martes por presionar a las personas no vacunadas mediante la difusión de datos comparativos de contagios, ingresos en el hospital y en UCI y de fallecimientos entre quienes lo están y no lo están, que reflejan que todos estos parámetros son mucho peores entre quienes todavía no se ha inoculado la vacuna contra la Covid.

Con ello, el departamento de Carolina Darias espera convencerles de que acudan a inmunizarse de un modo muy distinto al que contemplan algunas comunidades, que reclaman exigir el 'pasaporte Covid' para acceder a determinados lugares públicos. Sobre esta última medida, Sanidad rechaza un plan unificado para todas las autonomías, pese a que el Gobierno admite que hay "desajustes" en la respuesta que los distintos tribunales autonómicos están dando a las peticiones de las comunidades para implantarlo en sus territorios.

Darias y los consejeros de Sanidad volverán a reunirse este miércoles en un Consejo Interterritorial en el que algunas comunidades volverán a pedir un "marco común" para no tener que acudir a sus respectivos Tribunales Superiores de Justicia que, como ya se volvió a ver este lunes en Euskadi, tienen criterios muy distintos y avalan en unos territorios lo que se rechaza en otros.

Situación de la incidencia en España.
Situación de la incidencia en España a 23 de noviembre.

Más que como una medida que realmente pueda servir para evitar nuevos contagios -porque junto con el 'pasaporte Covid' no se exige el DNI, por ejemplo, de modo que no se sabe si la persona es su titular verdadero- algunas de las comunidades lo ven como una medida de presión para que los casi cuatro millones de no vacunados mayores de 12 años se inmunicen contra la Covid.

Sin embargo, el Gobierno central hace oídos sordos a las peticiones autonómicas e insiste en que acudan a sus tribunales superiores y, si no le avalan, recurran al Tribunal Supremo. Esta es la postura que ha defendido Darias desde que el pasado verano algunas comunidades quisieron pedirlo para entrar en bares y restaurantes y la que mantendrá en la reunión de este miércoles. "El Tribunal Supremo ha establecido un camino y es el camino a seguir", ha puntualizado la ministra este martes.

La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, también dejó claro en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que la 'receta' del Ejecutivo es "vacunación y mascarilla", y aunque admitió que entre las autonomías hay "preocupación" por los "desajustes" en la respuesta judicial, así como una "reivindicación" de una estrategia única, dejó en manos del Supremo el papel de establecer un criterio común.

Sanidad aprueba el nuevo documento conocido como 'semáforo' contra la COVID-19, pero sin incluir por el momento nuevas restricciones. (EP)

Presión mediante datos

Así las cosas, Sanidad va a recurrir a otra manera de presionar a los no vacunados, que consiste en publicar datos distinguiendo entre vacunados y no vacunados en las distintas franjas de edad.

Este martes ha sido la primera vez, aunque a partir de ahora esta información se ofrecerá en los informes de los jueves. "Creemos que es fundamental poner en valor el efecto que tienen las vacunas", ha explicado la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, en rueda de prensa junto a Darias. "No hay mejor forma de convencer y de animar a la vacunación que los propios datos y las realidades que están ocurriendo en nuestros hospitales día a día", ha añadido.

"Es fundamental seguir vacunando a ese porcentaje pequeño de personas que no se han vacunado pero también con dosis de refuerzo a los grupos que se van incorporando", ha apuntado Darias.

Así, los datos muestran que la incidencia acumulada (IA) entre los no vacunados llega a triplicar la de los que sí lo están. Entre el 20 de septiembre y el 14 de noviembre -las fechas que abarcan los datos ofrecidos este martes- la incidencia media entre los vacunados ha sido de 23,1 por cada 100.000 habitantes y de 64,5 entre los que no lo están, teniendo en cuenta, además que estos últimos son mucho menos numerosos. Hay 37,5 millones de personas con pauta completa frente a poco meno de cuatro millones que no están vacunados.

Incidencia de la Covid en vacunados y no vacunados.
Incidencia de la Covid en vacunados y no vacunados.
Ministerio de Sanidad

Por lo que respecta a los casos graves de Covid, las diferencias son aún mayores. En las ocho últimas semanas, la tasa de hospitalizados entre no vacunados de 60 a 79 años fue 17 veces mayor que entre los vacunados.

En UCI ingresaron, por ejemplo, 23 veces más personas no vacunadas que vacunadas de esa edad y fallecieron 25 veces más.

Tasas de casos graves y fallecimientos entre vacunados y no vacunados.
Tasas de casos graves y fallecimientos entre vacunados y no vacunados.
Ministerio de Sanidad

Sanidad y autonomías pactan ser más permisivos con la incidencia

Además, el Ministerio de Sanidad y las comunidades han acordado este martes ser más permisivos con los niveles de contagios por Covid antes de tomar medidas en una reunión en la que, sin embargo, se ha desechado definitivamente limitar los horarios de la hostelería y el ocio nocturno.

En el último borrador antes de la reunión de este martes se recomendaba a las comunidades que estuvieran en el nivel medio de riesgo -con una incidencia de entre 100 y 300, pero con una peor situación hospitalaria que la actual- decretar el cierre de la hostelería a las 23 horas y del ocio nocturno a la una de la madrugada. Finalmente, no será así y estas medidas no figuran en lo pactado en la Comisión de Salud Pública.

Así pues, el documento finalmente aprobado eleva el nivel de contagios permitidos antes de recomendar medidas, y no endurece las recomendaciones, que seguirán siendo las mismas que hasta ahora. En lugar de contemplar cierres tempranos, el acuerdo de este martes insiste en la vacunación, en la buena ventilación y en el uso de la mascarilla y de la distancia social como manera de evitar los contagios.

Nuevos niveles de riesgo

El nivel de riesgo bajo permitirá una IA a 14 días de 50 a 100 casos por 100.000 habitantes en lugar de 25 a 50 como en el antiguo 'semáforo'; el nivel medio se eleva a una horquilla de 100 a 300 casos por 100.000 habitantes en lugar de 50 a 150; el alto, de 300 a 500, en lugar de 150 a 250 y solo con una IA superior a 500 se pasa al nivel 4, de riesgo muy alto, que antes empezaba en 250.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento