División entre profesores y padres ante el decreto que suprime recuperaciones en la ESO y limita las repeticiones

Alumnos de Secundaria levantan la mano en clase.
Alumnos de Secundaria levantan la mano en clase.
GTRES

La comunidad educativa se muestra dividida respecto al Real Decreto aprobado este martes en el Consejo de Ministros que, entre otras medidas, establece la eliminación de las recuperaciones en la ESO a partir de este curso. Mientras unos lo critican por considerar que se lanza un mensaje "contrario al rigor" y que se ataca a la "excelencia educativa", otros defienden que se trata de una actualización "necesaria" para adaptar el sistema educativo al alumnado.

La repetición, que con la aprobación de esta medida pasará a ser "excepcional" y fruto de una decisión de un equipo docente, "no está dando la respuesta que necesita el alumnado para poder avanzar y no quedarse atrás", afirma a 20minutos la vicepresidenta de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado (CEAPA). 

Considera la entidad que hay que tener en cuenta que España es uno de los países europeos con las tasas más elevadas de abandono escolar para resaltar la urgencia de "establecer una evaluación continua e individualizada", capaz de detectar las dificultades del alumnado desde el primer momento. "Al final, cuando se habla del fracaso de un alumno, realmente el que ha fracasado es el sistema educativo, que no ha sabido dar respuesta a sus necesidades", señala.

La controversia principal gira en torno al poder otorgado a los docentes, que serán, a partir de ahora, los encargados de decidir la promoción y titulación de cada alumno, dando más prioridad a la consecución de una serie de competencias exigidas que al propio número de suspensos. 

Algunos representantes de la comunidad educativa e incluso ciertas comunidades autónomas consideran que se trata de un método ineficaz que fomentará las desigualdades por la posibilidad de que los resultados sean aleatorios; pero otros abogan por confiar en el grupo encargado de esa decisión y en las instituciones dedicadas a supervisar un correcto funcionamiento de esos procesos. 

"Nosotros como familias creemos que el docente que está con nuestros hijos e hijas tiene una formación adecuada para poder realizar y poder tomar decisiones que, además se toman en un claustro, y no de una manera unilateral. De todas formas, en el caso de que puedan surgir dudas sobre un veredicto, tenemos una herramienta que es la inspección educativa", declara Morillas.

Desde Comisiones Obreras (CC OO) también se posicionan con una actitud favorable a la reforma, afirmando de igual modo que el decreto va en la "dirección adecuada" para resolver las cifras de alumnos repetidores en España. Fuentes del sindicato aseguran a 20minutos que el cambio en el sistema de evaluación "no es tan diferente" como el que se venía haciendo hasta ahora, y que lo "correcto" es precisamente lo que se ha impulsado: "Poder tener una valoración del profesorado más cualitativa mediante un criterio ajustado por competencias y no tanto por contenidos".

UGT ya se manifestó al respecto hace unas semanas, cuando aseveró que la medida va "en consonancia" con los objetivos de la LOMLOE y puso en valor el fin del Ejecutivo de poner fin, o por lo menos reducir, la tasa de fracaso escolar. Con todo, la postura del sindicato es algo ambigua, pues temen que no se cuenten con los recursos necesarios (reducción de ratios y de la carga lectiva de los docentes) para llevar a cabo esa educación más individualizada. 

Los que se oponen lo consideran un "ataque a la excelencia educativa"

Con una opinión contraria se sitúa el sindicato independiente ANPE, uno de los más representativos entre los docentes. No solo se oponen a la supresión de las recuperaciones en secundaria, sino que denuncian que el hecho de poder obtener el título de Bachillerato con una asignatura suspensa "ataca a la excelencia educativa", que debe exigirse, a su parecer, para acceder a la universidad. "Lanza un mensaje muy contrario al rigor y al esfuerzo", explican a este periódico desde el sindicato dedicado a la defensa de los docentes de primaria y secundaria. 

Según transmiten fuentes de ANPE, opinan que la solución al fracaso escolar no debe ir por ese camino, sino que más bien se debería atajar mediante otras medidas, "como los desdobles, programas de refuerzo de alumnos o las bajadas de ratio, que ni siquiera se contemplan en la LOMLOE". 

Además, consideran desde el sindicato que el mayor damnificado con esta nueva forma de evaluar será el alumnado de la enseñanza pública, pues aseguran que los exámenes extraordinarios representan "una herramienta más" para aprobar una asignatura que ya no estará disponible. "Una persona que tiene más recursos va a poderse pagar clases particulares, mientras otra con menos va a ser despojada de ese último recurso que supone la recuperación". 

"Para el profesor también hay una desmotivación, porque ahora no tienen ese instrumento normativo, más objetivo a la hora de aprobar a los alumnos", concluyen las fuentes consultadas de ANPE, resaltando que incluso puede acarrear una pérdida de la "autoridad académica", al no recaer únicamente sobre el profesor que imparte la clase la decisión de promoción del alumno.

Hay otras asociaciones de padres y madres que también han mostrado reticencias a estas medidas. La Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y padres de Alumnos (CONCAPA) exigió otras medidas para mejorar el rendimiento escolar sin tener que eliminar las recuperaciones. Desde la Confederación de Padres y Alumnos (COFAPA), por otro lado, declararon cierta inquietud en la retirada de esa "oportunidad" que supone el poder recuperar una asignatura. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento