Las ventas de marcas del Grupo PSA registran en España caídas de hasta casi un 16% en octubre

Peugeot 508 PSE.
Peugeot 508 PSE.
E. AINAUD/PEUGEOT

Las marcas del Grupo PSA han sufrido una destacable caída de las ventas de sus coches en España durante el pasado mes de octubre. En algún caso, el descenso en la facturación de automóviles ha sido del 15,7%, como le ha ocurrido a Citroën, que en octubre de este año vendió 3.080 unidades frente a las 3.655 del mismo mes del año anterior. 

Por su parte, las ventas de Peugeot descendieron un 8,7% -5.547 unidades vendidas en octubre de 2021 frente a las 6.073 de octubre de 2020-, mientras que en el caso de Opel la caída alcanzó el 9,7% -1.831 frente a 2.028-. DS Automobiles, la marca de coches de lujo de PSA, perdió un 10,1% -393 frente a 437-. 

Hay que recordar que a principios de este año, el Grupo PSA, de origen francés, se fusionó en igualdad de condiciones con el ítalo-estadounidense Fiat Chrysler, dando lugar al denominado grupo Stellantis. Las marcas que Fiat aporta al grupo cayeron de manera aún más importante: Jeep sufrió un descenso del 31,8% mientras que Alfa Romeo lo hizo en un 30,8%. 

La escasez de microchips está provocando serias limitaciones a la producción de vehículos, un factor que, sumado a la crisis económica causada por la pandemia, está lastrando a la industria patria del automóvil, un sector con un peso muy destacado en la economía nacional.

Según informaron las tres organizaciones principales del sector en España -la patronal de fabricantes, Anfac; la representante de los concesionarios, Faconauto, y la agrupación de los vendedores, Ganvam- en lo que va de año solo se han matriculado 706.998 nuevos turismos, un 33% menos que los 1.059.344 registrados hasta octubre de 2019. El mes pasado las altas de nuevos coches apenas alcanzaron las 59.000, una cifra que lo sitúa como el segundo peor octubre en lo que llevamos de siglo, solo superado por el dato de 2012.

Las compras de empresas se han reducido un 27,3%

La bajada en las ventas que ha provocado la pandemia se ve claramente en el consumo procedente de particulares y empresas, que tradicionalmente aportan el grueso de las matriculaciones. Entre los primeros, las compras se han reducido un 18,2% respecto al mismo mes de 2020, mientras que las matriculaciones procedentes de empresas se han reducido un 27,3%.

Las modestas cifras de ventas registradas hasta la fecha hacen temer que 2021 sea "otro año negro para la automoción", tal y como lo ha definido Tania Puche, directora de Comunicación de la patronal Ganvam. Desde el sector de los vendedores prevén que 2021 cerrará con una cifra de matriculaciones cercana a las 900.000, por debajo de la barrera psicológica del millón.

Las malas cifras de ventas en el sector de la automoción no son una cuestión baladí para la economía nacional. No en vano España es el segundo mayor fabricante de automóviles de la Unión Europea -solo por detrás de Alemania- y el octavo del mundo. Además se estima que la industria automovilística tiene un peso específico de entre el 2,5 y el 10% del PIB nacional.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento