La industria del automóvil afronta un nuevo "año negro" tras vender un tercio menos de coches que en 2019

Crisis global de abastecimiento: ¿Cuáles son los sectores más afectados?
Crisis global de abastecimiento: ¿Cuáles son los sectores más afectados?
20minutos | Nicolás Gómez Sañudo
La industria del automóvil afronta un nuevo "año negro" tras vender un tercio menos de coches que en 2019
Wochit

Comprar un coche tras la llegada de la pandemia se ha convertido en una misión complicada. La escasez de microchips está provocando serias limitaciones a la producción de vehículos, un factor que, sumado a la crisis económica causada por la pandemia, está lastrando a la industria patria del automóvil, un sector con un peso muy destacado en la economía nacional.

Según informaron el martes las tres organizaciones principales del sector en España -la patronal de fabricantes, Anfac; la representante de los concesionarios, Faconauto, y la agrupación de los vendedores, Ganvam- en lo que va de año solo se han matriculado 706.998 nuevos turismos, un 33% menos que los 1.059.344 registrados hasta octubre de 2019. El mes pasado las altas de nuevos coches apenas alcanzaron las 59.000, una cifra que lo sitúa como el segundo peor octubre en lo que llevamos de siglo, solo superado por el dato de 2012.

La bajada en las ventas que ha provocado la pandemia se ve claramente en el consumo procedente de particulares y empresas, que tradicionalmente aportan el grueso de las matriculaciones. Entre los primeros, las compras se han reducido un 18,2% respecto al mismo mes de 2020, mientras que las matriculaciones procedentes de empresas se han reducido un 27,3%.

Las modestas cifras de ventas registradas hasta la fecha hacen temer que 2021 sea "otro año negro para la automoción", tal y como lo ha definido Tania Puche, directora de Comunicación de la patronal Ganvam. Desde el sector de los vendedores prevén que 2021 cerrará con una cifra de matriculaciones cercana a las 900.000, por debajo de la barrera psicológica del millón.

Las malas cifras de ventas en el sector de la automoción no son una cuestión baladí para la economía nacional. No en vano España es el segundo mayor fabricante de automóviles de la Unión Europea -solo por detrás de Alemania- y el octavo del mundo. Además se estima que la industria automovilística tiene un peso específico de entre el 2,5 y el 10% del PIB nacional. 

Los microchips, el gran culpable de la crisis

El gran culpable de las malas cifras de ventas, más que la falta de compradores, está en el lado de la oferta. La recuperación económica ha provocado un pico de demanda que los productores están teniendo serios problemas para satisfacer ante la escasez de componentes clave en el proceso de producción.

"Es una crisis muy especial porque realmente es un problema básicamente de cadena de suministros. Hay una demanda muy importante, pero los fabricantes no reciben suministros suficientes para satisfacer esa demanda. Eso provoca retrasos de la entrega y una reducción de la entrega a corto plazo", explica a este diario Raymond Torres, director de Coyuntura y Análisis Internacional de Funcas.

La escasez mundial de microchips, un componente cuya importancia a la hora de fabricar vehículos es cada vez mayor, es uno de los grandes culpables. "Los microchips están en todo, y hay una demanda muy importante en general que se ha generado por el carácter abrupto de la recuperación", añade Torres. 

Con la pandemia, explica este economista, los consumidores se han lanzado a comprar más bienes que servicios, y la demanda de productos que incluyen microchips en su proceso de fabricación -como es el caso de ordenadores o teléfonos móviles- se ha disparado. A ello hay que sumarle que los productores de este bien son escasos y están muy concentrados en países de Asia como Taiwán, Corea del Sur y China. "Sencillamente, no dan abasto. Llevan meses en una situación de fuerte tensión", añade Torres.

Si hay escasez de microchips la fabricación de vehículos se complica, y si el stock disminuye es lógico que también lo hagan las nuevas matriculaciones y, por tanto, las ventas. "La cuestión es que se junta una crisis de demanda y una caída en los pedidos de vehículos muy grande. Se ve en canal de particulares. También se suma la falta de producto por la falta de microchips", cuenta a 20minutos Noemí Navas, directora de Comunicación de la patronal de fabricantes de vehículos Anfac. Navas cifra la bajada en la producción de vehículos en un 30% en el mes de septiembre y de un 25,1% en el conjunto del año.

La escasez de microchips afecta por igual a coches de propulsión diésel, gasolina o eléctricos y desde Anfac ya valoran que los problemas de suministro pueden durar "por lo menos todo el año que viene". En cualquier caso, apuntan, la falta de producto "tendría que ser muy dramática" para que 2021 cerrara con peores cifras que el año anterior.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento