CLAVES | La tensión bélica entre Argelia y Marruecos se dispara tras la muerte de tres civiles

Estado de los camiones que Argelia acusa a Marruecos de bombardear.
Estado de los camiones que Argelia acusa a Marruecos de bombardear.
EFE
Estado de los camiones que Argelia acusa a Marruecos de bombardear.
EFE

Que la relación entre Marruecos y Argelia pasa por uno de sus peores momentos es algo que ha quedado demostrado en los últimos meses, con la ruptura de relaciones diplomáticas y el cierre del gasoducto Magreb-Europa, que conectaba Argelia con la Península Ibérica a través de Marruecos. Sin embargo, la tensión bélica se ha disparado esta semana, donde las amenazas y acusaciones han aumentado considerablemente.

El Gobierno argelino ha denunciado este miércoles que un dron marroquí ha matado a tres civiles argelinos que se desplazaban en dos camiones a lo largo de una carretera del desierto del Sáhara, algo que Marruecos ha negado rotundamente. 

¿Qué se sabe del supuesto bombardeo?

En un comunicado, las autoridades argelinas hicieron público el pasado miércoles un suceso que corría por medios de comunicación locales desde el lunes uno de noviembre, la muerte de tres civiles que transportaban mercancías en sus camiones a lo largo del desierto saharaui. En el escrito, el Gobierno argelino aseguró que los camioneros fueron "cobardemente asesinados" en un "bárbaro bombardeo" y advirtió de que este acto hostil "no quedaría sin castigo".

"El 1 de noviembre de 2021, mientras el pueblo argelino celebra con alegría y serenidad el 67 aniversario del estallido de la gloriosa Revolución de Liberación Nacional, tres ciudadanos argelinos fueron asesinados cobardemente por un bárbaro bombardeo contra sus camiones en el enlace Nuakchott-Uargla, una ruta natural de comercio entre los pueblos de la región", decía el comunicado.

"Varios factores apuntan a que las fuerzas de ocupación marroquíes en el Sahara Occidental cometieron con armamento sofisticado tan cobarde asesinato a través de esta nueva manifestación de brutal agresividad característica de una conocida política de expansión territorial y de terror", afirmaba el escrito antes de finalizar advirtiendo de posibles represalias.

¿Qué dice Marruecos?

Fuentes marroquíes aseguraron este miércoles a 20minutos que "no se dejarán arrastrar a una guerra con Argelia, en una espiral de violencia y desestabilización de la región", añadiendo que estas acusaciones son "gratuitas" y "completamente infundadas por el régimen argelino, que ha perdido el sentido de la razón".

Además, el portavoz del Gobierno de Marruecos, Mustafa Baytas, se limitó a añadir hoy durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que "Marruecos tiene un respeto muy escrupuloso a los principios de buena vecindad con todos".

El ministro marroquí insistió en que cualquier comentario o reacción sobre las cuestiones relacionadas con la diplomacia marroquí y las relaciones internacionales compete al ministro de Exteriores hacerlos cuando se produzcan.

¿De dónde proviene este enfrentamiento?

Pese a que la relación entre los dos países magrebíes pasa por uno de sus peores momentos, los vínculos entre ambos Estados han sido tensos desde hace más de medio siglo. El territorio heredado por Argelia tras su independencia de Francia fue el primero motivo de disputa, al que le siguieron muchos otros episodios. Algunos de ellos son la efímera guerra de las Arenas (1963); la elección de bandos contrarios durante la Guerra fría (Marruecos se alineó con Estados Unidos y Argelia con la Unión Soviética); el apoyo argelino a la causa del Sáhara Occidental, entre otros.

El nuevo episodio se inició el pasado 24 de agosto, cuando Argelia anunció la ruptura de relaciones diplomáticas con Marruecos, una decisión adoptada por varios factores: el reconocimiento de Marruecos al Estado de Israel a cambio de que Estados Unidos reconociera el Sáhara Occidental como territorio marroquí, la polémica por 'el programa Pegasus', donde supuestamente Marruecos espió con un software israelí a funcionarios y ciudadanos argelinos, y el apoyo marroquí a dos grupos opositores que Argel tilda de entidades terroristas.

Además de la ruptura de las relaciones, Argelia ha tratado de aumentar la presión sobre Marruecos cerrando el gasoducto Magreb-Europa, que transportaba parte del gas argelino a la Península Ibérica a través de Marruecos. El Estado marroquí no solo utilizaba gas argelino para generar parte de su electricidad, sino que se quedaba también con un 7% del valor del gas que pasaba por el gasoducto, una medida que puede tener especial relevancia en medio de una escalada mundial del precio del gas.

La cuestión del Sáhara Occidental

La cuestión del independentismo saharaui ha traído fuertes enfrentamientos diplomáticos entre ambos países, al ser Argelia el mayor valedor del derecho de autodeterminación del Sahara Occidental. Desde los años 70 el Gobierno argelino ha dado cobijo a los refugiados saharauis y apoyo diplomático y mediático al Frente Polisario. 

Recientemente las tensiones en el Sáhara Occidental son especialmente altas desde que hace un año el Ejército marroquí penetrara en el área desmilitarizada de Guerguerat para desmantelar una sentada de civiles saharauis que protestaban contra el uso comercial que hacen de este paso fronterizo Marruecos y Mauritania, pese a que en realidad se trata de una zona en disputa sujeta como el resto del Sahara Occidental al proceso de descolonización de la ONU.

Tras este incidente, el Frente Polisario anunció que consideraba roto el alto el fuego firmado en 1991 con la mediación de la ONU y el inicio de acciones de hostigamiento a lo largo del muro construido por Marruecos, considerado el más largo del mundo. Desde hace un año se han producido más de 1.000 acciones bélicas entre el Polisario y Marruecos.

La semana pasada, el Consejo de Seguridad de la ONU acordó ampliar el mandato de la Misión de Naciones Unidas para el Sahara Occidental (MINURSO), en una resolución que rechazaron tanto Argelia como el Frente Polisario al considerar que socavaba el proceso para el referéndum de autodeterminación y reforzaba las tesis de Marruecos, que ya ha anunciado que no está dispuesto a negociar la posible independencia. 

La lucha ente Marruecos y Argelia entra así en una nueva fase de su ya largo conflicto. Ambos países están sumidos también en una carrera armamentística, teniendo dos de los ejércitos más importantes del continente. Por el momento esta enemistad no ha pasado de acusaciones y amenazas, aunque la escalada de tensión podría terminar en un enfrentamiento directo, en una región ya de por sí maltratada por los conflictos bélicos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento