Las claves del auto sobre "la Galicia profunda" que da la custodia al padre: amenazas, trabajo y aborto

La madre a la que retiraron custodia por vivir en "Galicia profunda" eleva queja a CGPJ y recusará a jueza
La madre a la que retiraron custodia por vivir en "Galicia profunda" eleva queja a CGPJ y recusará a jueza.
20M EP

El caso en el que una jueza ha concedido la custodia al padre de un niño de 13 meses y no a la madre tras alegar, entre otras cosas, que ella vive en "la Galicia profunda" y él en la "cosmopolita" Marbella ha trascendido por estos argumentos "peyorativos" ante los cuales el Parlamento gallego ha mostrado su rechazo.

Sin embargo, el auto que avanzó este lunes el diario La Voz de Galicia contiene otras claves que van más allá de considerar que Marbella "ofrece múltiples posibilidades para el adecuado desarrollo del niño, lo que no sucede con la pequeñísima población en la Galicia profunda a la que se ha trasladado la madre".

En el texto, la titular del Juzgado de Primera Instancia número 7 de Marbella recoge mensajes que la madre mandó al padre con "amenazas", tales como "voy a hacer lo posible para alejarlo lo máximo de ti" o "nos vamos a matar en los juzgados", además de varios insultos, como "eres un auténtico hijo de puta". 

Respecto a estos mensajes, la abogada de la madre, Claudia Traba, ha solicitado la nulidad de las actuaciones y ha presentado una queja formal ante el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) porque, denuncia, hay otras conversaciones de WhatsApp que benefician a su defendida y que, pese a haber sido admitidas como prueba, no se han practicado. 

La queja presentada por Traba también hace alusión a las "descalificaciones" de la jueza hacia la madre, que define la actitud de su defendida como "caprichosa, egoísta, inmadura, agresiva e irrespetuosa" y también como "intransigente, posesiva y fuera de la realidad". Además, señala como argumento que la madre reconoció que "estuvo planeando abortar".

El fragmento del texto en el que la jueza señala que la madre reconoció "que estuvo planeando abortar".
El fragmento del texto en el que la jueza señala que la madre reconoció "que estuvo planeando abortar".
20minutos

Traslado del menor sin acuerdo entre los progenitores

Ambos progenitores vivían en Marbella, ciudad a la que se trasladaron desde Madrid después de que al padre le surgiera una oportunidad laboral. Allí, explica la abogada de la madre a 20MINUTOS, nació su hijo y, tras decidirlo conjuntamente, la madre "dejó su carrera profesional por estar al cuidado del menor". Tras separarse, ella ha decidido volver con su hijo a Galicia, de donde es oriunda, porque en la ciudad malagueña no tiene familia ni ingresos. 

El auto señala que la madre se llevó al hijo de ambos a Galicia sin el consentimiento del padre y entre amenazas. "En el verano de 2021 empezaron las desavenencias, así como las amenazas de la Sra. C. de marcharse con el hijo pequeño de ambos a Galicia, lo que se desprende claramente de los mensajes de WhatsApp aportados", reza el texto. 

"El día 3 de septiembre de 2021, -la madre- cumplió finalmente sus amenazas y se marchó con el niño a Galicia, aún a pesar de la oposición reiterada y expresa del padre", añade, y señala que la decisión tomada por ella es "totalmente unilateral y no consentida por el padre ejecutada por la vía del hecho y sin previa autorización judicial".

Es por este motivo, explica la abogada del padre, Lola Casares, en un comunicado, que el hombre solicitó "el auxilio judicial para que se ordene el retorno del menor a Marbella, por ser esta ciudad su residencia habitual; y por otro lado la guarda provisional". La abogada de la padre, por su parte, explica que "el padre fue al aeropuerto a despedirse, han estado haciendo dos videollamadas diarias y ella le ofreció casa y coche para que fuera a verlo cuando quisiera mientras se resolvía el tema judicial".

Descalificaciones a la madre y halagos al padre

En el auto, la jueza realiza varios juicios de valor sobre la madre, a la vez que alaba al padre. De ella, destaca "la actitud cerrada", que define como "caprichosa, egoísta, inmadura, agresiva e irrespetuosa", además de "intransigente, posesiva, fuera de la realidad y 'machacona'". Llega a señalar como argumento que la madre reconoció en algún mensaje que "estuvo planeando abortar".

En cambio, de él subraya que es un "padre entregado, una persona madura y estable emocionalmente" que tiene "un proyecto coherente de vida" y que ha demostrado "tener habilidades parentales".

Él con trabajo como médico y ella en el paro

Sobre la situación laboral de ambos progenitores, la jueza señala en el auto que la madre dejó de trabajar cuando nació el niño y que tiene intención de vivir de la pensión que ha solicitado al padre: "Ella misma ha demostrado la nula intención de buscar trabajo, pues pretende estar dos años criando a su hijo porque cuenta con la prestación económica de 1.200 euros que le ha solicitado al padre, aún a pesar de que tiene 30 años y debería intentar buscar una estabilidad profesional para poder atender las necesidades del futuro del menor". 

Sobre él, destaca que es "médico, con un trabajo fijo, bien remunerado y con flexibilidad horaria". Sobre este punto, la abogada de la madre lamenta que "ella dio parón a su carrera profesional para proteger la del padre y ahora le dan la custodia a él" y además asegura que, pese a lo que argumenta el padre, "él no tiene tiempo" y tiene que dejar al niño "en una guardería por la mañana y con terceras personas por la tarde".

Mudanza a Marbella para la custodia compartida

Al tratarse de medidas provisionales y no de una sentencia definitiva, la jueza señala en el auto que ofreció a la madre la "posibilidad de una guarda y custodia compartida del menor, siempre y cuando regresara a Marbella", un acuerdo entre las partes que no ha sido posible por, asegura, "la actitud cerrada" de la madre, que pedía poder establecerse en su lugar de origen. La jueza opta, finalmente, por entregarle la custodia al padre y ofrecer a la madre un régimen de visitas en fines de semana alternos.

Perspectiva de género: la madre no está más capacitada

La jueza termina aludiendo a la "tendencia actual de enjuiciamiento de un caso con perspectiva de género, que parte del derecho a la igualdad efectiva de mujeres y hombres". En este sentido, apunta que "si proyectamos esta idea en el caso que nos ocupa, resulta que no hay que dar por supuesto que una madre, por el hecho de ser mujer y haber parido a un hijo, está más capacitada o tiene cualidades o habilidades especiales para cuidar mejor a un niño, especialmente si es de corta edad. De admitir esto estaríamos perpetuando el papel de la mujer en el modelo de la sociedad patriarcal". 

Así, la abogada del padre concluye en su comunicado que el auto de Medidas Provisionales fue dictado "con base al interés superior del menor y aplicando la perspectiva de género".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento