El Banco de España anticipa "una revisión significativa a la baja" del crecimiento económico para este año

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, comparece en el Congreso.
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, comparece en el Congreso.
ÓSCAR CAÑAS / EP
Fachada del edificio del Banco de España.
EFE / EP

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha advertido este lunes de que el organismo que dirige anticipa "una revisión significativa a la baja" del crecimiento económico previsto para este año. Hernández de Cos ha avanzado que, aunque el organismo no publicará nuevas previsiones macroeconómicas hasta diciembre, ya hay otros paneles que están corrigiendo a la baja sus pronósticos. Entre ellos ha citado el de Consensus Forecast que recortó cinco décimas de el crecimiento previsto para España en 2021 en su estimación publicada a mediados de octubre. 

Las últimas proyecciones macroeconómicas elaboradas por el Banco de España, publicadas a finales de septiembre, estimaban un crecimiento del PIB del 6,3% para el presente ejercicio y del 5,9% para 2022. Sin embargo, tal y como ha recordado el gobernador -que comparecía esta mañana en la comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados- el INE anunció poco después una importante corrección de su estimación de crecimiento en el segundo trimestre, que pasó del 2,8% al 1,1%. 

A propósito de esta rectificación, Hernández de Cos ha afirmado que "una rebaja de una magnitud tan elevada comporta, de forma mecánica, una reducción sustancial de la tasa media de crecimiento del PIB para 2021 y, en menor medida, también de la de 2022". "Nuestra sensación, he sido muy explícito, es que las previsiones han quedado obsoletas", ha zanjado en su turno de réplica.

Pese a lo anunciado por el instituto estadístico, el Gobierno optó por no cambiar el cuadro macroeconómico en su proyecto de Ley de Presupuestos, que preveía que el PIB español repuntaría un 6,5% en 2021 y un 7% en 2022 antes de que se anunciara el recorte. La estimación del Gobierno recibió el visto bueno de la Airef, un organismo independiente de vigilancia fiscal.

La ministra de Economía y Transformación Digital, Nadia Calviño, basó entonces la decisión de no alterar sus cálculos en el contexto de "volatilidad" por la pandemia y afirmó que "igual que no revisamos al alza nuestras cifras cuando hay noticias positivas, tampoco procede revisar cuando hay otro tipo de ajustes". Conviene recordar que la previsión de crecimiento recogida en el proyecto de Presupuestos condiciona el límite de gasto que el Ejecutivo puede realizar en las cuentas públicas.

Empeora el contexto económico global

La rebaja en las previsiones macroeconómicas del Banco de España viene influida por "algunos cambios en el entorno económico global" que han cobrado mayor relevancia en las últimas semanas, ha explicado Hernández de Cos. Entre ellos, el gobernador ha citado las alteraciones en las cadenas de suministros o el encarecimiento de ciertas materias primas -especialmente de la energía- factores que "tienden a apuntar a un empeoramiento del contexto económico global". Hernández de Cos ha detallado que hogares y empresas ya están notándolo en sus rentas reales lo que "afecta negativamente al ritmo de la recuperación".

Respecto a la elevada inflación, el supervisor bancario ha insistido de nuevo en que será transitoria, aunque "va a durar más de lo que habíamos previsto anteriormente". En este sentido, Hernández de Cos ha advertido de que un repunte de la inflación por encima de lo previsto en los meses finales de este año podría elevar el gasto en pensiones en 3.500 millones de euros adicionales.

Así, y también en referencia a las pensiones, el gobernador del Banco de España ha hecho un llamamiento a encontrar una alternativa al derogado factor de sostenibilidad en el sistema y ha recomendado una reforma que tenga en cuenta "la distribución de costes y beneficios entre las distintas generaciones". "Lo que no es una opción es no hacer nada", ha zanjado.

Reforma laboral

Hernández de Cos ha valorado también "en términos positivos" la reforma laboral de 2012 -cuya derogación genera importantes fricciones en el gobierno de coalición- por su "capacidad para crear empleo en un momento muy complejo como era el de entonces". Sin embargo, el gobernador ha apuntado que el cambio legislativo no resolvió problemas endémicos como la alta temporalidad o el paro de larga duración. "No podemos tener un problema de temporalidad como el que tenemos desde hace varias décadas y que no apliquemos reformas, incluso algunas de ellas un poco atrevidas", ha dicho. 

Profundo deterioro de las cuentas públicas

En sus conclusiones, el gobernador ha destacado que la crisis provocada por la pandemia ha traído "un profundo deterioro" en las cuentas públicas "que se ha traducido en un déficit estructural y un nivel de endeudamiento público muy elevados". Y aunque advierte del riesgo de retirar estímulos demasiado pronto, considera "indispensable" implementar "un plan de ajuste fiscal en el medio plazo".  Si no se hace ningún esfuerzo de consolidación fiscal, ha dicho Hernández de Cos, el Banco de España prevé que la deuda pública se mantenga en torno al 115% del PIB durante los próximos 15 años.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento