Varios menores se fugan de los centros de tutela de Ceuta en las primeras horas sin devoluciones a Marruecos

Un menor intenta acceder a la zona de embarque de vehículos del puerto de Ceuta.
Un menor intenta acceder a la zona de embarque de vehículos del puerto de Ceuta.
Reduan / EFE

Una decena de menores extranjeros no acompañados se ha fugado en las últimas horas de los centros de tutela de Ceuta en los que estaban, después de que la titular del Juzgado de Instrucción número 2 decidiera este lunes suspender de forma cautelar las repatriaciones a Marruecos de chicos que entraron en la ciudad autónoma en mayo. Algunos han tenido éxito en esa huida, llevada a cabo para intentar evitar ser devueltos a su país en caso de reiniciarse el proceso.

La tensión vivida durante los últimos cuatro días debido al inicio de esas devoluciones, en grupos de 15, se ha tornado en una cierta calma. El polideportivo Santa Amelia, donde se alojan temporalmente algo más de un centenar de menores tras la repatriación de los primeros 60, amanecía este martes sin vehículos policiales en la puerta y con una tranquilidad absoluta. Los chicos han realizado algunas tareas de limpieza de la nave junto a los operarios de la empresa SAMU, encargada de atenderlos.

Lo mismo pasaba en la frontera del Tarajal, así como en las dependencias judiciales, donde se respiraba un ambiente de calma, después de días de idas y venidas de chavales, bien para su repatriación o para prestar declaración ante la autoridad judicial, con el propósito de evitar el regreso a Marruecos.

Los menores ya habían protagonizado fugas durante el fin de semana, cuando comenzaron las repatriaciones. Muchos de ellos se han trasladado hasta la zona portuaria de la ciudad autónoma, donde se esconden entre las escolleras para intentar entrar en los camiones que embarcan a diario hasta la península.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento