Paris Hilton asegura que ya no quiere salir más de fiesta (y que prefiere el 'Mortal Kombat')

La empresaria y 'socialité' Paris Hilton, en enero de 2020.
La empresaria y 'socialité' Paris Hilton, en enero de 2020.
Willy Sanjuan / Gtres

Hay quien cuelga las botas cuando termina su actividad profesional y hay quienes, como Paris Hilton, que deciden colgar los tacones. Ya está, se ha cansado de salir de fiesta: la empresaria y millonaria ha decidido que no la van a ver más en la pistas de las discotecas a las que tanto asistió en sus años de juventud.

A sus 40 años, la socialité tiene claro que prefiere la vida tranquila de su casa, ese hogar que está formando junto a su prometido, Carter Reum, cuya boda retransmitirá por televisión, y que a partir de ahora está preparada para que los viernes por la noche sean fines de semana junto a sus perros y su pareja y, si llega, también su prole.

"Ya me he cansado de ir a fiestas. Jamás pensé que diría esto. Antes vivía por y para la vida nocturna. Hoy en día todo eso me da igual. Me encanta estar en casa viendo Netflix, cocinando con mi novio y estando con nuestros cachorros", ha comentado en una entrevista con la revista Stella.

Hilton, que se ha deshecho del célebre club nocturno que tenía en su propia casa, el Club Paris, y que ha reconvertido para uso cultural ("Ya soy mayor, así que ahora esa estancia es una sala de cine"), ha abogado por bajar todas las marchas de su tren de vida: "Es bonito estar con alguien con quien ni siquiera te apetece salir porque es más divertido estar los dos juntos en casa. He vivido 10 millones de vidas. Estoy lista para la verdadera vida sencilla".

Además, la rica heredera ha explicado que tiene multitud de aficiones de las que sus seguidores no tienen ni idea. "Por supuestísimo que soy una nerd encubierta. Siempre he sido así. Me gustan mucho los videojuegos, la criptografía, la tecnología y los gadgets. Me encanta ir a los salones recreativos a divertirme con juegos de carreras o juegos de lucha tipo Mortal Kombat. Mucha gente no se lo cree, pero soy bastante tímida", ha añadido.

Precisamente, la protagonista del The Simple Life ha confesado que crear ese papel que todo el mundo piensa que ella es le benefició en la medida en la que las críticas no le afectaban tanto: "Cuando a los 18 años salí de la escuela no quería pensar en los abusos que había sufrido, así que me inventé este nuevo personaje: una muñeca Barbie con una vida perfecta".

"Debido a The Simple Life el mundo me vio de esa forma, así que me dije: 'Perfecto. Porque cuando los medios de comunicación hablaban negativamente de mí, yo me decía: 'Yo no soy esa. Soy la más lista porque me he inventado este personaje y me estoy descojonando de ellos'. Nada podía hacerme daño. Era como llevar un escudo", ha finalizado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento