Una planta eólica del Bierzo plantea un recorte de plantilla que afecta a casi 400 personas, un tercio de los trabajadores

  • La empresa LM Wind Power ofrece recolocar a 265 trabajadores entre sus plantas de Castellón y Francia.
  • Alega motivos "productivos y organizativos" y dice que no tiene pedidos suficientes para ofrecer trabajo a toda la plantilla.
  • Trabajadores y sindicatos han mostrado su rechazo y pretenden mantener los puestos.
Generadores eólicos en una imagen de archivo.
Generadores eólicos en una imagen de archivo.
PIXABAY

Casi 400 puestos de trabajo de la planta de LM Wind Power en Ponferrada (León) peligran desde que este miércoles la dirección de la compañía decidiera anunciar, tras varios rumores de ajustes en su plantilla, su pretensión de prescindir de 393 trabajadores de los 1.050 que tiene en su planta leonesa

La empresa dedicada a la fabricación de palas eólicas, que pese a los rumores se había mantenido en silencio hasta el momento, comunicó al comité de empresa su plan de ajuste alegando motivos "productivos y organizativos", según recoge EFE. Además, la compañía respaldó su decisión basándose en que no cuenta con pedidos suficientes para ofrecer trabajo a toda la plantilla.

En esta línea, la empresa, filial de General Electrics (GE), manifestó durante una reunión mantenida con el comité de empresa su disposición de reubicar a 265 trabajadores de los 393 que pretendía prescindir en otras plantas de Francia y Castellón. En concreto, el planteamiento de la multinacional es que un total de 204 empleados vayan a Francia y el resto (25) a la planta de Castellón, siempre que aceptasen el traslado. 

Rechazo de empleados y sindicatos

Frente a esta decisión, el presidente del comité de empresa, Gabriel Garnelo, mostró su completo rechazo a la medida anunciada por la dirección. "Lo que pretende la empresa, a partir de ahora, es realizar el trabajo pendiente con una reducción de salario del 25% y con una disminución de la plantilla de casi el 40%", denunció, en declaraciones recogidas por EFE.

Además, subrayó que el descenso en la cartera de pedidos se debe "al enorme número de horas extraordinarias realizadas y el asfixiante ritmo de trabajo impuesto que ha provocado que la producción prevista para este año esté, a estas alturas, casi completa", alegó el presidente del comité de empresa. 

La decisión también se ha encontrado con el rechazo frontal de CCOO Castilla y León. Según recogen medios locales, el secretario general de la organización, Vicente Andrés, emplazó a la compañía a que implemente medidas de flexibilidad laboral para evitar los despidos y, de este modo, tratar de recuperar su cuota de mercado.

Por su parte, el alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, se comprometió a buscar una solución "para intentar que el ajuste sea lo menor posible", y el Comité Central de Empresa Europeo de General Electric (CEE) -que representa a 56.000 trabajadores y trabajadoras de todos los países europeos de la empresa matriz- rechazó, por unanimidad, la medida, mostrando su apoyo y solidaridad con los trabajadores de LM Ponferrada. 

Más de 20 años de trayectoria

La planta de Ponferrada tiene más de 20 años de trayectoria y realiza envíos a todo el mundo, según el CEE, creando en los últimos años más de 1.000 empleos directos, además de otros proveedores locales. 

Los trabajadores se reunirán de nuevo el día 20 para poner sobre la mesa las medidas a tomar y la negociación de este Expediente concluirá a mediados del mes de agosto. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento