Sanidad autorizará el próximo martes que las farmacias puedan vender test de Covid sin receta

La ministra de Sanidad, Carolina Darias.
La ministra de Sanidad, Carolina Darias.
EFE
La ministra de Sanidad, Carolina Darias.
EFE

Las farmacias recibirán la semana que viene luz verde para vender test de autodiagnóstico de la Covid-19 sin necesidad de receta. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, anunció este martes que el Gobierno aprobará dentro de una semana en Consejo de Ministros un decreto para permitir a los ciudadanos que compren estas pruebas sin prescripción médica, así como para que las compañías farmacéuticas puedan publicitar estos productos.

El anuncio de Darias se produjo en su comparecencia en la comisión de Sanidad del Congreso, y ocurrió tras varias semanas de presión por parte del sector farmacéutico, que ya cuenta con test listos para vender a la espera de la autorización del Ejecutivo. La ministra afirmó que, ante el avance de la quinta ola entre los grupos de edades más bajas, "resulta muy importante establecer medidas de autodiagnóstico", y sostuvo que la exención de la necesidad de receta supone sortear la "barrera" que suponía hasta ahora que se exigiera la prescripción médica.

"Se hace necesario aumentar la capacidad diagnóstica del Sistema Nacional de Salud" para los casos leves "e incluso los asintomáticos", como son "la mayoría" de los detectados en el grupo de edad de entre 12 y 29 años, explicó Darias. El objetivo de la medida es "controlar la progresión de la pandemia", sostuvo la ministra. 

El decreto que se aprobará el próximo martes llega después de que, el pasado mayo, Darias justificase que el Gobierno no hubiera tomado hasta ese momento la decisión de autorizar la venta de test en farmacias afirmando que "hasta hace bien poco no teníamos test más que para uso profesional". No obstante, varias comunidades llevaban tiempo pidiendo que las pruebas de autodiagnóstico estuvieran disponibles en las farmacias, una medida que Sanidad descartó en repetidas ocasiones.

Esta medida ya se ha tomado en otros países de nuestro entorno, como Alemania, Francia, Portugal, Italia o Austria. En alguno de esos países, de hecho, la adquisición por parte de los ciudadanos de un número limitado de test de autodiagnóstico es gratuita, si bien Darias no hizo ninguna mención en su intervención de este martes a que el decreto que se aprobará la semana que viene vaya a fijar o limitar los precios.

La quinta ola

Además de anunciar la inminente aprobación de ese decreto, Darias hizo un profundo repaso de la situación epidemiológica de España en un momento de crecimiento de los contagios, especialmente entre las franjas de edad más jóvenes. La ministra hizo una "llamada a la prudencia" porque "la pandemia no ha acabado" y "el virus sigue ahí", y explicó que, con los datos en la mano, podría hablarse de "dos curvas" de contagios con un comportamiento muy distinto: una, la de los mayores de 40 años, y otra, la de quienes tienen menos de esa edad.

La franja de edad de los nacidos hace 40 o más años, "mayoritariamente vacunada", tiene datos sensiblemente mejores que la media: su tasa de contagios es "entre 2,5 y 8,5 veces menor" que la del conjunto de ciudadanos, especialmente en el grupo de edad de entre 70 y 79 años, el que tiene mejores cifras. Por el contrario, entre los más jóvenes se detectan muchos más contagios, y la franja de edad de entre 12 y 19 años registra una incidencia "hasta 23 veces mayor" que la de quienes tienen entre 70 y 79 años.

Pese a ello, Darias señaló que la campaña de vacunación está funcionando porque las cifras "muy elevadas" de incidencia en ciertos grupos de edad no se han traducido en un incremento de la "presión asistencial" de la misma dimensión que los vividos en las anteriores olas. "Ni en ocupación de camas hospitalarias ni en ocupación de camas UCI" los datos son tan malos como anteriormente, y la "letalidad" continúa en "niveles bajos", planteó la ministra, que sin embargo pidió mantener "toda la prudencia" porque "cuantos más contagios haya más irá subiendo las ocupación" hospitalaria.

"Una mayor circulación del virus" implica, además, "un mayor riesgo para las personas vulnerables vacunadas pero no inmunizadas", recordó Darias, que señaló que, ahora mismo, en España algo más de un 46% de la población está vacunada con la pauta completa y el 59% tiene al menos una dosis. "Lo más importante es controlar la propagación, que deje de crecer al ritmo actual", resumió la ministra, que mostró su apoyo a la "adopción de medidas por parte de las comunidades autónomas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento