Escrivá anuncia que los nacidos en la era del 'babyboom' tendrá que elegir entre cobrar menos o "trabajar algo más"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (detrás) y el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, durante la firma del acuerdo para la reforma de las pensiones.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (detrás) y el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, durante la firma del acuerdo para la reforma de las pensiones.
EFE
El Gobierno y los interlocutores sociales han firmado este jueves el acuerdo para reformar el sistema de pensiones en un acto que se ha celebrado en el Palacio de la Moncloa.

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá , ha avanzado este jueves que la puesta en marcha del nuevo mecanismo de equidad intergeneracional supondrá para la generación del "baby boom" (nacidos desde finales de 1950 a mediados de 1970) "un pequeño ajuste en su pensión".

En una entrevista en TVE, el ministro ha explicado que esta generación, "baby boomers", es "más ancha" y deberá asumir "algo del esfuerzo que hay que hacer de moderación del gasto en pensiones durante un periodo concreto de tiempo".

Para ello, plantea que podrán "elegir entre varias opciones: una puede ser un pequeño ajuste en su pensión, que sería muy moderado, o alternativamente podrían trabajar un poco más".

Para Escrivá, España "no tiene un problema agudo de pensiones", sino "un problema coyuntural" para afrontar el incremento del gasto que supondrá la jubilación de esta generación, ya que después se corregirá solo.

Acuerdo del primer paquete 

El acuerdo que sellan este jueves el Gobierno y agentes sociales con el primer paquete de medidas de la reforma de las pensiones contempla la sustitución del factor de sostenibilidad por un nuevo mecanismo de equidad intergeneracional que estará definido en cinco meses y que comenzará a aplicarse en 2027. 

El mecanismo de equidad intergeneracional sustituirá al factor de sostenibilidad de la reforma de 2013, un elemento "mal definido" porque vinculaba las pensiones "a la esperanza de vida a todos y de forma indefinida", ha explicado.

El texto también incluye la obligación de elevar las pensiones con el IPC cada año. El acuerdo llegaba muy encarrilado a la mesa que lo cerró este lunes, después de varios meses de negociaciones en la mesa del diálogo social, que sin embargo aún tiene trabajo por delante para abordar la segunda parte de la reforma de las pensiones, en la que se prevén más choques. La revalorización de las pensiones con la inflación por ley supone dar cumplimiento a uno de los principales compromisos del Gobierno en esta materia.

Bonus de hasta 12.000 euros para retrasar el retiro

Fuentes del Ministerio de Seguridad Social calculan que, para 2048 -fecha en la que se estima que el número de pensionistas alcanzará su pico-, la revalorización de las pensiones con el IPC y, sobre todo, el aumento del número de pensionistas incrementará el gasto en esta partida en el equivalente a 2,5 puntos del PIB. El Gobierno pretende financiar ese aumento del gasto a través de este mecanismo de equidad y acercando la edad real de jubilación a la legal.

El acuerdo recoge medidas para penalizar las prejubilaciones y fomentar el retraso de la edad real de retiro. Por ejemplo, para incentivar el retraso de la jubilación más allá de los 67 años, se ofrecerá a los trabajadores bonus económicos de hasta 12.000 euros en función de lo que haya cotizado el empleado y de los años que decida seguir trabajando más allá de la edad de jubilación legal.

Asimismo, se incluye la puesta en marcha de una fórmula permanente de financiación de las pensiones a través de los Presupuestos Generales del Estado, otra de las recomendaciones planteadas por los partidos en el Pacto de Toledo. En concreto, se incluirá en la Ley General de Seguridad Social una cláusula mediante la cual se realizará cada año una transferencia de cerca del 2% del PIB (unos 20.000 millones de euros) a la Seguridad Social. Eso supone garantizar cerca de la mitad del incremento de financiación adicional que se prevé que necesitará nuestro sistema de pensiones para el año 2050.

El pacto también contempla ciertos retoques en el reconocimiento del derecho a la pensión, entre los que destaca la equiparación de la pensión de viudedad para las parejas de hecho, la extensión del derecho a cotización por las becas -remuneradas o no- siempre y cuando estén vinculadas a estudios universitarios o de formación profesional, o la mejora de los convenios especiales de cuidadores familiares de personas dependientes.

Entrará en vigor en 2022

La reforma de pensiones entrará en vigor "a fin de año", ha dicho el ministro, quien ha calculado que entrará en el Congreso a principios de septiembre y "podrá estar vigente en algunos elementos centrales ya para el año que viene".

De esta forma, las pensiones ya comenzarán 2022 revalorizándose con el IPC de 2021, ha dejado claro el ministro, de forma que "los pensionistas no tendrán que estar pendientes de ver qué decide en presupuestos el Gobierno de turno".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento