Piden rebajar la pena de prisión a 21 años para un entrenador de baloncesto acusado de abusos sexuales a menores

Un grupo de niños juega al baloncesto en el campamento para refugiados del puerto del Pireo, en Grecia.
Un grupo de niños juega al baloncesto en una imagen de archivo.
Orestis Panagiotou / EFE

La Fiscalía ha rebajado de 27 a 21 años la petición de pena para un entrenador de baloncesto que ha sido juzgado en la Audiencia de León por varios delitos de abusos sexuales a seis niños entre septiembre de 2016 y mayo de 2017.

La rebaja de la condena está motivada en que lo que la Fiscalía antes consideraba cinco delitos contra la libertad sexual y por lo que pedía 20 meses por cada uno de ellos, ahora lo califica como un delito continuado y reclama un total de 2 años.

Por los otros tres delitos de los que está acusado por los abusos cometidos sobre otros tantos menores, la Fiscalía, este martes durante la última sesión del juicio, ha mantenido su petición de penas 4, 6 y 9 años de prisión por cada uno de ellos, además de una indemnización de 1.000 euros para cada niño por los daños morales. Por su parte, la defensa ha reclamado la libre absolución del acusado sobre la base de que se han enjuiciado pruebas que llegaron al sumario de forma irregular.

El acusado niega los hechos

Durante su declaración ayer, el acusado negó los hechos y culpó a dos niños que tenía acogidos, a los que se ha refirió en todo momento como sus hijos, de haber utilizado su teléfono para hacerse pasar por él. Según respondió a las preguntas de las partes en la primera sesión del juicio, estos niños que tenía en régimen de acogida, que eran conflictivos, se hicieron pasar por él para pedir fotografías y hacer comentarios de contenido sexual a menores a los que entrenaba.

Uno de esos menores a los que ha acusado de haberse hecho pasar por él también es una supuesta víctima de los actos del acusado, y este martes ha negado ante en tribunal lo declarado por el éste y ha afirmado que le masturbó en varias ocasiones y que eso era algo que le hacia sentirse mal.

Por su parte, su hermana ha relatado que sufrió agresiones y vejaciones por parte del acusado. También han prestado declaración dos agentes de la Policía Nacional, que ha precisado que en el teléfono del acusado se encontraron fotografías de menores en ropa interior, del torso desnudo sin camiseta y varias de un pene agarrado por una mano con un anillo en un dedo que fue identificado como de su propiedad.

Contactaba con ellos a través de diversas redes sociales

El procesado era entrenador de baloncesto en varios colegios de la capital por su condición de monitor de las Escuelas Deportivas del Ayuntamiento de León, en las que trabajó entre 2006 y 2017.

De acuerdo a las calificaciones finales, el acusado entró en contacto con diversos menores a los que pedía el número de teléfono o con los que había contactado a través de diversas redes sociales. La finalidad de estos contactos era satisfacer sus deseos sexuales y tener conversaciones con los menores sobre si se masturbaban y solicitarles también fotos donde debían aparecer desnudos, según los escritos de acusación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento