Liberadas seis mujeres víctimas de explotación sexual en una operación policial internacional

Policía Nacional.
Archivo Policía Nacional.
Policía.

La Policía Nacional ha liberado a seis víctimas de Trata de Seres Humanos con fines de explotación sexual en una operación contra la trata de seres humanos en la provincia de Cuenca. Además, ocho personas han sido detenidas por presunta pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales entre otros delitos.

La organización captaba a sus víctimas en Paraguay para, posteriormente, ser trasladadas en coche hasta Brasil donde cogían vuelo, con escala en Francia o Reino Unido, hasta las provincias de Valencia o de Madrid. Una vez en España, eran trasladadas en automóvil hasta Cuenca donde se les obligaba a prostituirse en las condiciones precarias que ellos imponían. Con ello pretendían que las víctimas cubrieran los gastos que, según los explotadores, había conllevado con su viaje hasta España, y que ascendía a 1.500 euros por persona aproximadamente. Pero, los agentes calculan que, con esta explotación,  la organización obtuvo unos 147.860 euros de beneficios durante el último año.

Para ello, el entramado criminal poseía una fuerte infraestructura y estaba conformado por personas provenientes de Paraguay, Rumanía y España que mantenían un perfecto reparto de papeles. Durante la investigación, los agentes detectaron que cada miembro del entramado se encargaba de un aspecto concreto de la actividad delictiva - captación, recepción y acogimiento- siendo su destino final de explotación sexual en la localidad de Graja de Iniesta, en Cuenca.

La investigación

Esta investigación se enmarca dentro del vigente Plan Policial Contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, una lacra que tiene como víctimas principales a personas que son traídas a España mediante engaño, aprovechándose de su especial situación de vulnerabilidad y prometiéndoles trabajos dignos, pero finalmente son obligadas bajo amenazas al ejercicio de la prostitución.

Por esto, la Policía recuerda que cuenta con la línea telefónica 900 10 50 90 y el correo trata@policia.es para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia de este tipo de crímenes. La llamada es anónima, confidencial y no queda reflejada la llamada en la factura telefónica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento