La violencia contra las mujeres no cesa: ocho asesinatos en 21 días y 15 en 2021

Varias personas lamentan el asesinato de Nicoleta Clara, de 41 años, a manos de su pareja, de 54, en Alovera.
Varias personas lamentan el asesinato de Nicoleta Clara, de 41 años, a manos de su pareja, de 54, en Alovera.
EFE
Varias personas lamentan el asesinato de Nicoleta Clara, de 41 años, a manos de su pareja, de 54, en Alovera.
Atlas

La violencia machista no se detiene y ya le ha quitado la vida a 15 mujeres y dos niños en los cinco primeros meses de 2021, lo que eleva las cifras hasta un total de 1.093 asesinadas desde el año 2003 y hasta 39 menores desde 2013. La última víctima de esta lacra ha sido Nicoleta Clara, una mujer de 41 años que ha muerto tras ser apuñalada por su pareja en una vivienda de Alovera, en Guadalajara.

Clara ha sido la octava asesinada en 21 días, un tiempo en el que se han registrado más de la mitad de las muertes por violencia de género de este año. Ha sido su pareja, identificado como A.M.C., de 54 años, quien la ha matado este sábado por la noche agrediéndola con un arma blanca. La Guardia Civil le ha detenido este domingo después de que haya confesado el crimen.

A pesar de que ella se había planteado en alguna ocasión denunciarle por violencia de género, nunca llegó a hacerlo porque el miedo la sobrepasaba, según han explicado fuentes de su entorno. En este sentido, sus vecinos aseguran que las peleas entre ambos se sucedían regularmente en el domicilio en el que convivían desde hacía dos meses y en el que dormían en camas separadas tras varias rupturas.

Cerca de un centenar de personas se han acercado hasta la Plaza Mayor de Alovera para despedirse de ella, entre ellos varios representantes del Ayuntamiento, amigos cercanos a la víctima y habitantes de la localidad. Entre lágrimas han denunciado su asesinato y, tras guardar un minuto de silencio en su memoria, la alcaldesa del municipio, María Purificación Tortuero, ha anunciado que se cumplirán tres días de luto oficial por su muerte.

La regidora ha manifestado su "enérgica repulsa de condena a estos asesinatos que en la sociedad de hoy ocurren", deseando que "ojalá hoy sea la última noticia de estas características que tenga Alovera". "Ni una más. Esto tiene que parar", ha señalado.

Durante este mes de mayo otras siete personas ya habían sido privadas de su vida. El pasado domingo, Katia, de 35 años, fue brutalmente asesinada por su exnovio, Rubén C.R., de 31 años, que la asestó varias puñaladas en todo el cuerpo, según refleja su autopsia. Luchó por su vida tal y como reflejan los cortes en sus manos y en sus brazos, pero finalmente murió desangrada. 

Su agresor, que ya había sido denunciado por malos tratos y sobre el que pesaba una orden de alejamiento, se lanzó al vacío desde el piso en el que cometió el crimen para intentar suicidarse, pero aterrizó sobre una furgoneta que atenuó su caída. Fue trasladado al hospital con pronóstico muy grave y actualmente se encuentra ingresado en estado estable, según han informado fuentes sanitarias a Heraldo de Aragón.

Tres días antes, María Teresa, de 48 años, murió después de que su exmarido, Senén Fernández, de 50, la disparase por la espalda en dos ocasiones con una escopeta durante la madrugada del jueves en el municipio asturiano de Laviana. Un vecino avisó a la Guardia Civil, que se personó junto a asistencia sanitaria para tratar de salvarle la vida, pero solo pudieron confirmar su muerte, recoge El Comercio.

Tenían un hijo en común de 20 años que vivía con ella, puesto que se estaban divorciando y ya no vivían juntos. Fue detenido por los agentes de la Benemérita en la vivienda de su hermano, muy cercana al lugar del suceso, donde confesó ser el autor del asesinato. No pesaban sobre él denuncias previas sobre violencia de género.

El pasado lunes fueron cuatro las víctimas de la violencia machista. Warda, de 28 años y embarazada de cuatro meses, y su hijo Mohammed, de siete años, fueron asesinados por su pareja, con antecedentes por malos tratos en la relación, en Sa Pobla (Mallorca). Les estranguló hasta que dejaron de respirar y después le envió un mensaje a su cuñado en el que afirmaba que les había matado.

Se registró ese mismo día la muerte de una mujer de 42 años en su vivienda en Corbera de Llobregat (Barcelona) a manos de su pareja, un hombre de 50 años, que la apuñaló y después se quitó la vida ahorcándose en una habituación contigua. Su hijo de 13 años les encontró a ambos cuando llegó a casa.

Unos días antes, Manuel Ruiz, de 56 años, disparó dos veces a su mujer, Betty Arteaga, de 52, y ocultó su cadáver durante al menos cuatro días en Creixell (Tarragona). La Policía Local de la localidad y los Bomberos entraron en el domicilio después de que la familia de la víctima y sus compañeros de trabajo llevaran sin noticias suyas varias jornadas.

Allí encontraron el cuerpo sin vida de la mujer cubierto con una sábana dentro de una habitación, en la que su asesino había taponado la puerta para evitar que se extendiera el olor del cadáver. Ruiz se había pegado un tiro en otro de los cuartos de la vivienda, informó El Caso.

El primer crimen machista de estos 21 días trágicos se produjo el pasado 9 de mayo, cuando un hombre de 60 años apuñaló en el cuello y en el cuerpo a su exmujer, de la misma edad, en su vivienda en Puerto de Sagunto (Valencia). Los gritos de la víctima, que tenía una hija en común con el agresor, alertaron a los vecinos, que rápidamente se pusieron en contacto con las autoridades.

Al llegar al lugar de los hechos, los agentes de la Policía Nacional encontraron muerta a la mujer en el suelo de su casa, en un cuarto piso. Su verdugo, que incumplió la orden de alejamiento que había contra él, se suicidó tirándose desde la ventana. Dos días antes, la víctima había acudido al servicios de Igualdad del Ayuntamiento para pedir ayuda.

Siete víctimas hasta el mes de abril

Hasta este mes de mayo, se habían cometido siete crímenes de este tipo en toda España. La primera víctima fue Flora, de 82 años, que murió apuñalada en enero por su marido, dos años mayor, que después se auto infligió varias heridas con arma blanca en el abdomen en Madrid. Un mes después, otra mujer de 56 años murió a manos de su marido, de 57, que la atacó con un hacha en Sestao (Vizcaya) y después se suicidó.

Tras ellas, otra mujer de 51 años fue asesinada en Majadahonda por su marido, que la disparó delante de la hija que ambos tenían en común y después se autolesionó, teniendo que ser trasladado a un hospital. Ya en el mes de marzo, se produjo en Torrejón de Ardoz el asesinato de otra mujer, de 46 años, que fue apuñalada por su exmarido mientras trabajaba.

Días después, los cuerpos sin vida de tres personas fueron hallados en el incendio de una vivienda en El Molar (Madrid). Al parecer, el hombre le quitó la vida a su mujer, de 47 años, y a su hija, de 11, prendió fuego a la casa y después se suicidó. La muerte de la pequeña fue, además, la primera de una menor en un crimen machista en 2021.

Igualdad confirmó el pasado 14 de abril la muerte de la sexta mujer víctima de violencia de género. El cuerpo sin vida de una mujer de 34 años fue hallado en su vivienda de Manresa (Barcelona) con signos de violencia y su pareja fue detenido como presunto autor. Otra mujer de 36 años fue asesinada a golpes por su compañero sentimental, de 28 años, en León, fue detenido ese mismo día. Un vecino de la asesinada aseguró que el joven les dijo a él y a su mujer que la había matado.

Pocos días antes de que acabara el mes de abril, el día 26, un hombre de 37 años fue detenido en Tarragona por prenderle fuego a su mujer, de la misma edad, lo que le causó la muerte. Su asesino llamó a Emergencias para preparar su coartada asegurando que ella había tratado de suicidarse, pero la mujer vivió lo suficiente para esclarecer los hechos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento