Transformación digital, la clave para un mundo aún más conectado

El distanciamiento social, las restricciones de movilidad y episodios como el confinamiento domiciliario han sido algunas de las formas de frenar la expansión de la COVID-19. Su aplicación ha hecho que muchos empleados probaran el año pasado por primera vez el teletrabajo, los estudiantes se han acostumbrado a las clases 'online' y el consumo se ha redirigido hacia la red.
El distanciamiento social, las restricciones de movilidad y episodios como el confinamiento domiciliario han sido algunas de las formas de frenar la expansión de la COVID-19.

Hace poco más de un año, las vidas de los ciudadanos de todo el mundo -y en especial las de los españoles- estaban a punto de cambiar de forma radical. El virus SARS-CoV-2 era hasta el mes de marzo casi un completo desconocido para todos, excepto para China, donde la enfermedad se expandía sin freno, confinando la ciudad de Wuhan y creando imágenes dignas de una película de ciencia ficción.

Desde su llegada, el coronavirus ha cambiado la forma de relacionarnos y ha instaurado nuevas reglas que propician un mayor uso de la red para seguir en contacto con la realidad.

Como resultado, la transformación digital ha acelerado su penetración en España. Multitud de sectores han tenido que cambiar sus modelos de negocio para adaptarse a una realidad distinta, donde internet es la mejor herramienta para sobrevivir en una economía dañada y cuya velocidad de recuperación aún es una incógnita.

Todo en la red

El distanciamiento social, las restricciones de movilidad y episodios como el confinamiento domiciliario han sido algunas de las formas de frenar la expansión de la COVID-19. Su aplicación ha hecho que muchos empleados probaran el año pasado por primera vez el teletrabajo, los estudiantes se han acostumbrado a las clases online y el consumo se ha redirigido hacia la red.

32,8 millones de españoles se conectaron al mundo digital el año pasado, un millón más que en 2019

La prueba de que el coronavirus ha incrementado el uso de internet está en los números: 32,8 millones de españoles se conectaron al mundo digital el año pasado, es decir, un millón más que en 2019. En concreto, el 93,2% de las personas de 16 a 74 años entre agosto y octubre (2,5 puntos más que hace dos años), según el Instituto Nacional de Estadística (INE). De ellos, el 91,3% lo usó al menos una vez a la semana (3,6 puntos más que en 2019); el 83,1%, diariamente (5,5 puntos más); y el 81,0%, varias veces al día (6,1 puntos más).

También el tiempo de permanencia en internet se ha incrementado: en España un 7%, llegando a las 79 horas de media a la semana; es decir, el 47% de nuestro tiempo, tal y como demuestra un estudio de Nielsen y Dynata.

"En España, la digitalización ha avanzado más en unos meses que en los últimos años". De esta manera se expresaba Nadia Calviño, vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, dejando claro que la digitalización ha llegado para quedarse y tiene largo recorrido.

Tras la llegada de la COVID-19, hemos pasado un 47% del tiempo en la red

Otros modelos

Ante esta situación, han sido muchas las compañías que han tenido que adaptar sus modelos de negocio, abriendo paso a una transformación digital que les ha permitido mantenerse a flote durante 2020. De hecho, el reciente informe CEO Outlook 2020: COVID-19 destaca que un 80% de los CEO asegura que la transformación de su modelo operativo se ha acelerado a raíz de la pandemia; mientras que un 50% afirma que se sitúa meses por delante de lo esperado y otro 30% considera que, actualmente, se encuentran años por delante de lo que esperaban antes de la pandemia.

Si algo ha quedado claro durante 2020 es que la red ha sido el mejor canal para que las empresas estuvieran en contacto con los consumidores. El envío de comida a domicilio, la adquisición de mobiliario y material de bricolaje, el auge del e-commerce, las suscripciones a las plataformas de streaming, el consumo de material audiovisual para practicar ejercicio en casa... El coronavirus ha hecho que estemos más alejados físicamente que nunca, pero a la vez más conectados; y eso es algo que los negocios han entendido a la perfección.

Un 80% de los CEO asegura que la transformación de su modelo operativo se ha acelerado a raíz de la pandemia

E-commerce

Si hay un sector donde el efecto del coronavirus ha acelerado su transformación digital, ese es el de las compras online o e-commerce. En todo 2020, se realizaron 93,6 millones de compras en España, con un gasto medio estimado por comprador de 273,8 euros (9 más que en 2019), según recoge el Instituto Nacional de estadística. Además, IAB Spain señala en su Estudio e-commerce 2020 que una de cada dos personas aumentó la frecuencia de sus compras online en el confinamiento.

El miedo al contagio y las restricciones han impulsado el comercio electrónico en una tendencia que no parece tener reversión, sobre todo para los más jóvenes: un 25% declara a IAB que, una vez llegada la normalidad, mantendrá una frecuencia de compra online mayor.  

Mostrar comentarios

Códigos Descuento