¿Existe un vínculo entre la relación con tu perro y su estrés a largo plazo? Un reciente estudio revela la respuesta

Un perro saltando sobre su dueño.
Un perro saltando sobre su dueño.
PIXABAY

El vínculo afectivo que les une a los humanos ha hecho que históricamente el perro sea considerado como 'mejor amigo del hombre'. Pero es precisamente la naturaleza de esta unión y las relaciones entre ambos un elemento que puede influir en la personalidad del animal de cuatro patas y, más concretamente, en su estrés a largo plazo. 

Así lo revela un reciente estudio publicado en Scientific Reports, que sostiene que "el estrés a largo plazo en los perros está relacionado con la relación humano-perro y los rasgos de personalidad", aunque reconoce que hay algunas razas que son más susceptibles a este tipo de estrés que otras.

El experimento consistió en medir los niveles de cortisol (la 'hormona del estrés') en los pelos de 42 razas de perros diferentes y en sus dueños. De estas, 24 eran "razas antiguas", de las cuales se cree que tienen una genética más cercana a los lobos, mientras que 18 eran razas de perros de caza (es decir, animales capaces de cazar solos). A esto se sumó un cuestionario a los propietarios sobre su personalidad y relación con sus mascotas, así como el apego emocional que sienten hacia ellas. 

Los resultados del estudio fueron reveladores y contundentes: la personalidad del dueño afecta al nivel de estrés en los perros de caza, pero curiosamente, esto no ocurre en las razas de perros antiguas. No obstante, en las conclusiones intervienen muchos factores, según apunta el estudio, como el propósito para el que se compró, adoptó o crió el perro o el entorno del hogar, variables sobre las que aún caben estudios y sobre las que queda mucho por averiguar. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento