Cinco alimentos de humano que los perros no deberían de comer nunca

Un perro comiendo dulce
Un perro comiendo una galleta dulce de humano.
GTRESONLINE

Los perros se convierten en un miembro más de la familia en todos los aspectos, ya que pasan a formar parte activa del día a día de todas las personas de la casa, amoldándose a las normas y costumbres de cada hogar y familia. Sin embargo, no hay que olvidar que siguen siendo perros y que, por ejemplo, no se les debe dar cierta comida de humanos para no dañar su salud.

Lo más habitual es alimentar a los perros con pienso y productos específicamente elaborados para ellos, atendiendo al tipo de perro, la raza o el tamaño. Sin embargo, también es muy común que, de vez en cuando, se le den a los perros algunas comidas que son para humanos, práctica con la que hay que tener cuidado porque no todas son aptas para los canes.

Las cinco comidas de humanos que el perro no debe comer

Hay muchas comidas que los perros no pueden digerir bien o que, si se convierten en una parte habitual de la dieta del perro, pueden causar problemas de la salud. Lo mejor es que, ante la duda, el perro se limite a comer su propia comida. 

En primer lugar, un producto tan simple y habitual como el chocolate, no es bueno para los perros. Hay que evitar que ingieran este tipo de productos, al igual que otros que contienen teobromina, metilxantinas o edulcorantes artificiales. Estos productos, como el café o el té, pueden producir diarrea, vómitos, inquietud y sed excesiva, según la American Veterinary Medical Association. 

Por otro lado, hay frutas como las cerezas que no deben ser ingeridas por los perros, ya que los huesos de estas frutas contienen cianuro, un elemento que puede causar pupilas dilatadas, dificultad para respirar y encías rojas en el perro, según la American Kennel Club.

Por otro lado, el la misma asociación asegura que el aguacate tampoco es apto para los perros, ya que contiene persina, una toxina que a menudo causa vómitos y diarrea en los perros. 

En cuanto a las verduras y vegetales, aunque pueden parecer beneficiosas tanto para perros como para humanos, hay algunas que se desaconsejan para los perros, tales como los espárragos. Aunque no representan un peligro para su salud, no tiene sentido dárselos, ya que no son apetitosos para ellos y, cuando están suficientemente suaves como para que puedan comerlos, ya no tienen nutrientes.

Por último, las setas y hongos son productos que no son bien tolerados por los perros y no deben comerlos. Esta recomendación va encaminada a los perros que pasean por zonas de campo donde puede haber hongos silvestres. Aunque algunos de ellos son comestibles, otros no lo son. Si se acostumbra al perro a comer hongos en casa, puede que opte por comerlos también al aire libre y, al ingerir una especie venenosa, puede intoxicarse e, incluso, morirse.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento