Cinco señales de que un perro tiene pulgas: pasos para deshacerse de ellas

El riesgo que tienen estos animales es que pueden tener pulgas o gérmenes, por lo que no es buena idea compartir cama con ellos. Eso sí, si están vacunados y son sometidos a controles frecuentes pueden ser buenos compañeros de habitación vigilando eso sí que no te despierten por la noche e interrumpan el sueño.
Los perros pueden ser propensos a tener pulgas.
Pixabay/kim_hester

Las pulgas son uno de los parásitos más comunes en los perros, las cuales se alimentan de la sangre de nuestra mascota y pueden provocar diferentes síntomas y molestias en el animal, por lo que conviene estar pendientes de estas señales y saber cómo actuar en caso de detectar pulgas.

Algunos de los síntomas más comunes o las señales que el dueño puede observar en su mascota para saber si realmente tiene pulgas o no, son los siguientes:

  1. El animal se rasca enérgicamente y de forma más frecuente de lo habitual: es normal que los perros se rasquen, pero si lo hacen de forma intensa y muy seguidamente, puede ser por las garrapatas, que producen fuerte picor en el perro.
  2. El perro muerte constantemente su piel: este es otra de las señales típicas. Aparte de rascarse con intensidad, el perro también puede morder su piel para tratar de calamar el picor que producen las pulgas.
  3. Observar las pulgas directamente entre el pelo del perro: esto es complicado porque las pulgas son muy pequeñas y de color marrón, pero con una inspección en profundidad entre el pelaje del perro, se pueden llegar a ver los parásitos. Para poder identificarlas, hay que saber que las pulgas saltan entre el pelaje.
  4. Observar picaduras en la piel del perro: también es común que la presencia de pulgas en el can produzca picaduras que se pueden observar si se hace una inspección de la piel, apartando bien el pelo del perro y comprobando si existen estas protuberancias. 
  5. Heridas o rojeces en la piel: como consecuencia de la presencia de pulgas, además de picaduras, también se pueden dar rojeces o heridas en la piel, sobre todo, debido a que el perro se rasca y muerde constantemente.

¿Cómo eliminar las pulgas de mi perro?

Actualmente, se pueden encontrar diferentes tratamientos que se pueden adquirir en el mercado y que acaban rápidamente con el problema de pulgas. Después, se pueden utilizar otros elementos contra parásitos, como collares, que evitan que el perro atraiga a las pulgas.

De igual modo, se pueden utilizar remedios caseros para acabar con el problema de las pulgas, aunque tanto si se usan remedios caseros como si se adquieren productos químicos para erradicar el problema, lo mejor es contar con la ayuda de un especialista que aconseje la mejor opción para cada perro. 

Existen así collares antipulgas que matan y repelen este parásito, spray antipulgas que se echa sobre el pelaje del animal o pastillas que el perro debe ingerir para matar a las pulgas. Las dosis de estos productos variarán en función del tamaño del animal, por lo que se recomienda consultar a un veterinario. 

Por otro lado, en cuanto a productos naturales y caseros para eliminar las pulgas, se pueden encontrar, por ejemplo, el aceite de eucalipto, que elimina y repele este parásito. Para ello, solamente hay que mezclarlo con agua y darle un baño al perro con el preparado, según Mascota y Salud.

El mismo efecto tiene el aceite de lavanda que, mezclado con agua, sirve también para darle un baño al perro cada quince días y poder así eliminar y prevenir la aparición de pulgas.

Del igual manera, tanto el vinagre como el limón son dos remedios naturales y caseros para tratar de eliminar las pulgas y también prevenir su aparición futura. 

El último consejo, cuando se haya desparasitado al perro, en caso de que viva en el hogar, es recomendable limpiar la casa en profundidad, también debajo de los muebles, lavando la ropa de cama, aspirando el suelo y comprobando la vegetación y las plantas que pueda haber en las estancias interiores y en el jardín o terraza.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento